Suárez y Godín se vuelven a cruzar: los anteriores líos dentro de la cancha

Tras varios choques recientes dentro de la cancha, Godín y Suárez se vuelven a ver las caras
Barcelona y Atlético Madrid se vuelven hoy a ver las caras, ahora por los cuartos de final de la Liga de Campeones. Y para los uruguayos lo destacado es que se vuelven a ver las caras Luis Suárez y Diego Godín, pilares de la selección, y que en los últimos tiempos han protagonizado varios duelos calientes.

El primero fue en enero de 2015, la primera vez que jugaban frente a frente. Fue el choque más intenso, sobre todo de Suárez con Josema Giménez. Primero fue un empujón de Suárez a Josema, y luego un pisotón del juvenil. Insultos y reproches siguieron a eso, todo amplificado por las cámaras que los seguían en cada instante.

Curioso fue que los dos, con Godín presente, se habían abrazado cariñosamente antes del partido, lo cual repitieron en sus declaraciones a los medios, anteponiendo la vieja máxima futbolera de que los problemas quedan en la cancha.

Embed


La historia se repitió unos meses después. El 11 de setiembre, en el Calderón, se volvieron a enfrentar y el duelo fue específicamente entre Godín y Suárez. Tras varios forcejeos, en una jugada el salteño se tiró y el de Rosario le recriminó al juez pidiéndole que le sacara amarilla, lo que no le gustó nada al salteño.

Embed

"Te complica el partido, porque se tira, hace así con los brazos todo el partido", le dijo Godín al juez, lo que enfureció a Suárez, que le gritó: ¿Si me estás empujando? Dejate de hablar", a lo que siguió otra andanada de insultos.

A tanto alcanzó la cosa que Godin salió a hablar. "En el Atlético defiendo lo mío y él defiende lo de él. Somos jugadores temperamentales; defendemos a muerte lo nuestro y queda ahí", señaló a Telemundo. "Queda fea la imagen para afuera, por los niños sobre todo. Dentro de la cancha estás a mil y querés ganar. Pero quedó todo bien", reconoció.

"En el Atlético defiendo lo mío y él defiende lo de él. Somos jugadores temperamentales; defendemos a muerte lo nuestro y queda ahí"

El último capítulo fue en febrero, cuando se enfrentaron en el Camp Nou por Liga. Los insultos bajaron a cero, pero sí estuvieron en el campo. Godín vio dos amarillas tras dos faltas a Suárez, la segunda en una aparatosa falta en la que el salteño también exageró la caída.

Embed

"La verdad es que hoy en día estoy muy amistoso. Excepto con Godín que me peleé, pero bueno...", dijo hace poco Suárez en radio Cadena Cope. Y al hablar sobre el defensa más irritante que le ha tocado enfrentar, no dudó. "No es que sea irritante, pero sí que no te deja tranquilo: Godín. Es muy pesado. Seas uruguayo, hermano o primo, no te deja. Él no mide. Pero es su forma de jugar y es lo que le ha llevado a estar donde está y tener ese carácter. Además, la motivación que él tiene de jugar contra mí. Nunca nos habíamos enfrentado y por eso creo que se vieron esos partidos así".

Consultado por Referí hace tres semanas acerca de la relación entre ambos, Suárez fue claro. "Bien, espectacular. Saben cómo somos los uruguayos dentro de la cancha, cómo es nuestra forma de ser, yo sé como es la de Diego, él sabe cómo es la mía, siempre vamos a ir a luchar así por la camiseta que uno tenga, pero afuera somos más que compañeros, somos amigos, nos conocemos y sabemos que queda todo ahí. Nos preocupamos por nosotros mismos, como va la familia y sabemos que tenemos una gran relación. Después de los partidos casi siempre nos hablamos".

Hoy la historia tendrá otro capítulo.

Populares de la sección