Se despidió con una sonrisa

Peñarol le ganó bien a Racing 3 a 1 con un jugador menos durante 49 minutos
Peñarol derrotó 3-1 a Racing en un partido jugado en el Parque Viera con el que cerró su actuación en el Torneo Apertura que ya ganó Defensor Sporting.

El aurinegro se mantuvo así ocho puntos detrás de los violetas y siete de Nacional pensando en la Tabla Anual.

Tuvo un buen arranque el equipo de Leonardo Ramos y rápidamente se puso en ventaja con una buena jugada de Nahitan Nandez y una gran habilitación de Junior Arias para Lucas Cavallini que picó y se fue mano a mano con Diego Melián definiendo notable para poner el 1 a 0. Iban seis minutos de juego.

Pero en la primera carga, Racing logró el empate. Fue a los 16' cuando Mauro Stoll colocó un buen centro en una pelota quieta y Nicolás Sosa le ganó por arriba a Hernán Petryk para decretar de cabeza la igualdad.

Peñarol tuvo tramos inconsistentes. Durante 30 minutos fue incapaz de dominar el partido en base a control de pelota y despliegue en ataque. Al mismo tiempo fue débil y vulnerable cada vez que fue atacado.

Para colmo, Cavallini se regaló al ir con demasiado ímpetu a un balón dividido con Matías Malvino y se fue expulsado a los 41'.

Sobre el final, Facundo Bonifazi hilvanó una gran jugada por la banda izquierda que terminó en gol pero que fue anulado porque Yoel Burgueño interrumpía la visión de Gastón Guruceaga. Fue una jugada fina, de interpretación del línea.

Peñarol terminó temblando atrás el primer tiempo y empezó peor el segundo: a los 49' Yefferson Quintana la fue a revolear del fondo y le dio en el pecho a un rival. La pelota se metió en diagonal al área y Burgueño casi mete el segundo. Tan solo cuatro minutos más tarde, Sosa se metió solo por izquierda pero definió demasiado alto.

Ramos apostó igual a potenciar el ataque arriesgando a debilitar la zona media sacando a los 52' a Marcel Novick y colocando a Diego Rossi para suplir el vacío que dejaba la expulsión de Cavallini.

Después de malograr esas chances, Racing, que jugaba con un hombre de más, se quedó. Peñarol creció con un par de remates de afuera del área que lo tonificaron. A los 54' Guzmán Pereira probó de zurda y a los 56' Nandez metió un derechazo. Diego Melián salvó con dos notables atajadas.

Y a los 60' llegó el segundo. Otra vez Junior Arias se tiró atrás para pivotear y generar juego. Le metió un pase de novela a Diego Rossi y el botija definió notable: limpió a Melián y con poco ángulo a la carrera aseguró el cierre del defensa con un remate potente y alto sobre el primer palo. Insalvable y golazo.

Racing sintió el golpe. Por no haber aprovechado la superioridad numérica. Ramos reforzó el medio mandando a Ángel Rodríguez por Junior Arias que salió lesionado.

Ramón Arias redondeó un gran partido en defensa y terminó blindando una zona débil de los aurinegros. Creció el Cebolla Rodríguez que terminó siendo clave para redondear el triunfo.

Así Peñarol se fue con una sonrisa en el Apertura. Ganó en inferioridad de condiciones y disimuló sus falencias en defensa con buenos pasajes ofensivos. No se alejó en la Tabla Anual y disfrutó de una gran tarde de un talento de su cantera.

Embed


Populares de la sección