"¿Qué nos pasa? ¿Nos comimos un Barcelona?"

Lasarte recordó que antes en la Copa los puntos de visitante valían y ahora parece que no

El empate de Nacional ante Zulia en Maracaibo le permitió a los tricolores quedar primeros en el grupo 7 de la Copa Libertadores y el técnico Martín Lasarte destacó el empate logrado.

"Ha cambiado tanto el fútbol. Antes ibas a afuera en la Copa Libertadores, sacabas un punto y estaba bien. Ahora ya no. ¿Qué nos pasa a los uruguayos? ¿Nos comimos un Barcelona? Veo una sensación de que minimizamos a los demás. Tal vez me estoy poniendo viejo", reflexionó el técnico de Nacional en un rápido pero profundo análisis de la forma en que el hincha observa la actuación de los tricolores en el exterior.

"Vas a Brasil y empataste... ¡empataste en Brasil! No va a quedar en la historia, pero estamos jugando para clasificar. Vamos a Buenos Aires y le ganamos a Lanús. Se ve que tenemos un estilo que no gusta mucho", agregó en la conferencia de prensa que se realizó tras el partido y que transmitió Pasión Tricolor de AM 1010.

Nacional terminó invicto de visitante en su grupo; empató en Brasil y ganó en Argentina y Venezuela, y la próxima semana definirá de local en el Parque Central ante Lanús su clasificación entre los 16 mejores equipos de la Copa.

Sobre el partido, dijo: "Tuvimos buenos primeros 20', caímos, recuperamos el control cuando tomamos aire. Fucile y Felipe (Carballo) levantaron". Y agregó: "El empate es justo. No es que hubiéramos querido algo más, nos hubiera encantado, pero dada las circunstancias del partido está bien".

También comentó que nunca se sabe el sacrificio y esfuerzo que hacen los jugadores. En cuatro días perdieron muchos kilos, dijo el técnico, porque jugaron "un partido infernal el fin de semana para pelear por el Apertura, se sumó el viaje larguísimo y jugar aquí. Hay cosas que no se ven". Además destacó que Nacional afrontó el partido de este martes en Venezuela sin dos de sus figuras, el capitán Diego Polenta, quien padeció una lesión muscular en el izquiotibial y no viajó, y Tata González, desgarrado.

Reconoció que se pudo haber demorado en los cambios, pero también se planteó un interrogante: "¿Si algo está bien ajustado y está funcionando bien, hay que tocarlo?", en alusión al buen rendimiento que había tenido el equipo durante todo el partido.