Mascherano pidió calma a los hinchas: "aquí no hay una guerra"

El clima en las tribunas, con cruces de cantos, la alusión a Las Malvinas, y las burlas por el tsunami que sufrieron los chilenos llevaron al volante argentino a parar la mano: "Somos países hermanos"

Chilenos y argentinos se pasan factura de viejas cuentas. En las tribunas, cada vez que coincidieron, se cantaron de un sector al otro. Pero por primera vez estarán juntos en una final. Y el clima no está para bollos. Los argentinos recriminan la ayuda de Chile a Inglaterra, bajo el gobierno de Pinochet, en el conflicto de Las Malvinas y se lo recuerdan en una canción donde mencionan el tsunami.

Asimismo, es común escuchar que le canten: "Tiene mieeeedo, Chile tiene mieeedo".

El clima que se generó determinó que algunos jugadores, como el referente argentino Javier Mascherano, salga a poner paños fríos a la situación pidiendo a los hinchas que calmen los ánimos.

"Aquí no hay guerra. Vamos a jugar una final, no una guerra. No hay que meter el deporte en el medio de la política", expresó Mascherano.

El volante argentino, que juega en Barcelona, añadió: "el deporte es sano, y debemos dar el ejemplo a los chicos. Somos países hermanos".

Argentinos y chilenos estuvieron al borde de la guerra cuando en 1978 la dictadura de Argentina pretendió ocupar unas islas ubicadas en el canal de Beagle, en el sur del continente, situación que se disipó con la intervención de Juan Pablo II. Un tratado internacional puso fin al litigio y concedió la mayor parte de las islas a Chile.