Los Teros ahoran van por Argentina

Pasada la serie con derrotas ante Fiyi, Uruguay apunta a llevarse el título del Sudamericano

La derrota 44-22 ante Fiyi Warriors cerró una nueva etapa del año de Los Teros. Tras una Americas Rugby Championship con notoria evolución –en el plan de juego y en la victoria ante Estados Unidos en la última fecha– y tras una primera fase del Sudamericano con balance positivo –victorias claras ante Brasil, Paraguay y Chile– llegó una serie de dos partidos ante los isleños que desde los resultados fue negativa, porque no se logró el objetivo de ganar alguno de los dos duelos, y desde el juego dejó altos y bajos.

En ataque se ratificó una idea: Los Teros tienen una intención clara de buscar el ingoal contrario, y tienen herramientas para hacerlo. Si la Américas dejó el balance de un equipo al que aún le costaba encontrar esos caminos al ingoal, esta serie ante Fiyi era un desafío en ese sentido. Y aunque es cierto que los isleños suelen dar algunas franquicias en los últimos metros por su afán ofensivo, también es cierto que esta vez mostraron orden defensivo y que Uruguay mostró paciencia y alternativas para vencerlos. No fue con la receta de los partidos anteriores, del vértigo y la velocidad, y en cambio fue ajustando el plan al juego corto. Faltó quizás más participación de los tres cuartos, pero es esperable que ante rivales más tradicionales, como lo que se viene ante Argentina o la Nations Cup, el juego integral vuelva a aparecer.

Lo que sí sigue estando en el debe es la defensa. Da la sensación de que el equipo hace bien el 80%, pero restan los detalles de concentración y atención en puntos críticos. Ahí es donde apuntan los equipos de nivel internacional para lastimar, como lo hizo Fiyi estas dos semanas.

Objetivo incumplido
Gonzalo Campomar fue una de las figuras de Los Teros. Luego del partido dio sus sensaciones en diálogo con DirecTV. "Queda un sabor amargo porque adentro de la cancha se veía que nos podíamos llevar el partido, el objetivo era ganarlo y sabíamos que los detalles eran la clave. Fallaron los detalles y se lo llevó Fiyi", expresó el tercera línea de Carrasco Polo.

"La clave es que si teníamos la posesión a ellos se les iba a hacer difícil marcar. Tuvimos duelos perdidos, o pelotas perdidas en contrarruck, en pescas o robos de pelota. Cada uno lo pagamos con tries", agregó el Lechuga.

Otro de los que habló al final fue Andrés Vilaseca, que tuvo un buen rendimiento ante los isleños. "Hablamos mucho en la semana del juego de ellos pero también el nuestro. Ellos nos metieron dos tries de arranque, tuvimos la pelota pero volvimos a caer en fallas de desconcentración en el final del primer tiempo. El try penal fue un baldazo de agua fría", aseguró el centro de Old Boys.

El desafío de Argentina

Tras la serie ante Fiyi, la atención de Los Teros pasa ahora a centrarse en el próximo sábado, cuando definan el Sudamericano ante Argentina en la Sudamérica Rugby Cup. Se trata de la segunda fase del Sudamericano, tras una primera en la que Uruguay venció con claridad a Brasil, Paraguay y Chile.

Para el cuerpo técnico, se trata de una cita de particular importancia. Es que tras quedar muy cerca de la victoria en febrero en la Américas, los celestes quedaron con la sangre en el ojo y saben que una victoria está al alcance. Además, significaría algo histórico porque daría el segundo título Sudamericano de la historia, y el primero en un torneo donde participa Argentina (Uruguay ya había ganado uno en 1983 aunque en ese entonces no participaron los albicelestes).

La victoria, además, significaría un terremoto numérico, ya que, al ser válido por el ranking Mundial, una victoria del 20º contra el 5º generaría inmediatas consecuencias en la clasificación de ambos.

Pero también desde el juego, una victoria sería el salto que están buscando los celestes, que en esta temporada, con el inicio de la era Meneses, han logrado resultados lógicos (victorias ante Brasil, Chile y Paraguay y derrotas ante Canadá, Argentina XV y Fiyi) y una sorpresa al ganarle a Estados Unidos.

Por todo eso es que, en las últimas semanas, Meneses ha buscado rotación. Por un lado buscando opciones y roce internacional para un plantel largo –más de 40 jugadores-, pero por otro buscando que el equipo principal llegue con descanso a la final del Sudamericano, que se jugará en el Estadio Supicci de Colonia a la hora 20.

Luego de eso la actividad seguirá de corrido, ya que Los Teros viajarán a Rumania para jugar la Nations Cup. Allí enfrentarán a Emerging Italy (segundo seleccionado italiano) el jueves 9 de junio, a Rumania el lunes 13 y a España el sábado 18.


Acerca del autor