Los diez temas que enfrentaron a Damiani y Welker

Welker dice que no hay coherencia y el grupo de Damiani respondió: “El debate tendría que ser Welker vs Welker para ver cual es cual”. Así fueron sus choques

Se calentó el ambiente en las elecciones de Peñarol. Y acaso el hecho que más llama la atención es la pelea mediática entre el grupo del presidente Juan Pedro Damiani y el del vicepresidente Edgard Welker.

Quienes ayer se sentaban en la misma mesa hoy se miran de reojo y con desconfianza. La construcción del estadio está en el centro de la polémica. Es que si un dirigente se toma fotos en el futuro escenario el otro lo critica diciendo que hace política. Ahora Welker y Damiani se pelean por quien es el “propietario” de la idea.

En las últimas horas se incrementaron las diferencias por unas palabras de Welker en la presentación de su lista que determinaron la dura respuesta de un hombre del oficialismo como Jorge Barrera.

Pero no es la primera ni será la última batalla. El quiebre entre Damiani y Welker se conforma de un largo collar de peleas que te presenta El Observador.

 

La salida de Pacheco

En 2011 se produjo uno de los primeros choques entre Damiani y Welker con la salida de Antonio Pacheco del club. El club tomó la decisión de no renovar el contrato del actual capitán. Damiani argumentó: “Yo hablé con el Tony, me hubiera gustado que se quedara pero estaríamos jugando con jugadores de 80 años. Es discutible. Me dicen, que no fue la mejor manera, la manera fue que hablara el gerente deportivo y luego yo me reuní tres horas con él. Me dolió muchísimo pero es una decisión técnica. Me encantaría que me diera cual es la mejor forma. Yo quisiera hacer un partido. Vamos a tomarlo como protocolo que a todos los jugadores ídolos que se vayan vamos a cuidarlos. ¿Cómo se fue Raúl de Real Madrid? No jugar con la camiseta 8 es por lo menos darle una caricia al alma del jugador que es el último gran ídolo.

El vicepresidente Welker se molestó y declaró en el programa A Fondo. “Pacheco no era prioridad dentro de los planes del Polilla (Da Silva, el técnico). Me deja profundamente preocupado porque es evidente que hace un año tomamos una decisión equivocada. Como culpamos a los jugadores de errar un penal que cuesta un campeonato, también los dirigentes perdemos campeonatos y debemos asumir responsabilidades y me preocupa no recibir respuestas claras y contundentes. A mi me gusta la coherencia en la conducción y acá no encuentro coherencia en el actuar”.

 

 

Continuidad de Diego Alonso

En 2013 el equipo no levantaba cabeza y el presidente Damiani armó una reunión con dirigentes de su confianza como Fernández Methol, Jorge Barrera, el gerente deportivo Carlos Sánchez y el técnico Diego Alonso para analizar el momento deportivo. Welker  no fue participado y se molestó. “Yo respeto y me gusta que me respeten. Lamentablemente no me siento respetado por Juan Pedro”, dijo en el programa Rock & Gol, de 1010AM. “Yo soy diferente a Juan Pedro. Hablé con todos los consejeros. Estoy con más fuerza que nunca, pero también decepcionado”. Damiani dijo que el olvido fue involuntario y que el encuentro surgió de improviso entre los que estaban más cerca.

 

Modelo de conducción

A Damiani se le critica que gobierna desde una “mesa chica” donde se resuelven los temas importantes de Peñarol. El vicepresidente Welker manifestó no compartir el estilo de conducción de Damiani. “Es un modelo no participativo donde las decisiones las toma una persona”. El presidente contestó: “La mesa chica es un dicho y un mito. Trabajamos en equipo en las distintas áreas. Quiero que le pregunten a Catino a Ruglio a ver si hay mesa chica”.

 

Política de juveniles

La política de contrataciones y el poco espacio que tienen los jugadores formados en el club fueron otro de los puntos de desencuentro entre Damiani y Welker. “Se traen seis u ocho jugadores cada seis meses. ¿Por qué en 14 años el club ha logrado sólo tres títulos? Falla el proyecto deportivo”, comentó Welker. A lo que Damiani respondió: “Hoy Peñarol, es el club que más jugadores aporta a las distintos seleccionados juveniles”. Pero más duro fue Jorge Barrera, que respalda al oficialismo, al expresar en Sport 890: “El primer gran debate tendría que ser Welker vs Welker para ver cual es cual. Aprobó todas las contrataciones de técnicos y los jugadores que le solicitaban y ahora opina que los veteranos opacan a los jóvenes y quería traer a Trezeguet. Me sobra los dedos de una mano para marcar las diferencias que hemos tenido con Welker estos 6 años y ahora sale con esto”.

 

Denuncia a la Conmebol

Welker se desmarcó de Damiani cuando el club decidió portar la bandera del grupo de clubes que elevaron una denuncia contra la Conmebol por el dinero que ingresa por la venta de derechos de televisión. “La actitud de Peñarol en la denuncia contra la Conmebol terminó siendo muy mala. Firmamos la denuncia y luego nos retractamos, así no se debe actuar. Yo creo que hubo muchas amenazas de la Conmebol; la carta que tuvimos que firmar previo a jugar la Libertadores. Pero cuando uno toma una posición de la importancia y la trascendencia que se tomó debe mantener su postura; no podés tomar una posición de esas y a los 15 días darte vuelta. Si uno levanta la mano debe ser consciente de para qué la levanta. Cuando me pidieron levantar la firma me negué a eso. Firmaron el presidente y el secretario la retractación”, expresó Welker. Damiani respondió afirmando: “Desde el momento en que el Consejo Directivo resolvió en Punta del Este firmar la carta de la Conmebol y jugar la Copa Libertadores, era obvio que no íbamos a ratificar la denuncia, porque en los reglamentos de la Libertadores está claro que no se puede denunciar por la vía penal”, sostuvo el presidente en Sport 890. “Lo que hizo Peñarol lo van a disfrutar todos, porque va a venir cada vez más dinero”.

 

Ejecutivo de la AUF

La conformación del Ejecutivo de la AUF fue otro aspecto que los diferenció. Welker reveló que en directiva se votan cosas que después se terminan cambiando a los pocos días. Denunció que se había decidido no integrar el nuevo Ejecutivo de la AUF, pero que Damiani cambió lo votado por todos los consejeros. “La posición de los 11 directivos fue no integrar el Consejo Ejecutivo; cuando me dieron la palabra, dije que así lo integrara Nacional no deberíamos integrarlo. Pero no hubo tiempo, asistió el presidente (Damiani) a la asamblea y hubo un cambio de planes. No era lo que habíamos hablado. A mi no me consultó, mi posición era clara”.

 

Se separan

En setiembre de 2013 Welker declara que se ya no pertenecía más al oficialismo y afirmó que desde ese momento tomaba sus decisiones de forma “independiente”, debido al cortocircuito que hubo con Damiani referentes a algunas políticas de conducción que tomó la institución. La noticia que precipitó la separación fue la noticia que el directorio del Banco República (BROU) aceptaba otorgarle al club el préstamo de U$S 20 millones para la construcción del estadio, pero reforzando las exigencias en las garantías de pago. Welker dijo que el BROU decidió conceder el crédito con garantías de ingresos del propio proyecto, y además por los que genere por los derechos de televisación y la recaudación por ventas de entradas. Las exigencias son exageradas.

 

El Estadio

Es tema de diferencias hasta al día de hoy. Si uno se toma fotos el otro lo crítica. Si uno habla del estadio, el otro dice que fue el que respaldó la idea. El oficialismo le pasa la factura a Welker de que cuando salió el préstamo del Brou declaró: “no quiero que Peñarol sea un Independiente de Avellaneda con un estadio sin terminar y en la B”. Damiani respondió: “Jamás teniendo un cargo de dirección en Peñarol se me pasaría por la cabeza una cosa así. El día que tenga temor de eso creo que me dedico a otra cosa”, y agregó; “lo de Independiente se hizo con un montón de irregularidades que en Peñarol no hay eso. Las diferencias se tienen que dirimir en el consejo directivo. Con Edgar tengo una relación personal de muchos años y lo aprecio mucho”. En las últimas horas se sumó Jorge Barrera que le apuntó a Welker: “Una profunda sorpresa y dolor me causó la propuesta y el discurso de Welker. El quiebre con Welker fue lo que dijo sobre la construcción del estadio. A vos te parece que no puedo sentir dolor cuando dijo que íbamos a terminar como Independiente en la B, con el estadio a medio hacer y quebrados. A vos te parece que no puedo sentir dolor que diga que el estadio es una obra de él, que es su idea”.

 

La salida de Tito Goncálves

“Me parece una falta de respeto hacia Gonçalves y también una falta de coherencia y de responsabilidad”, dijo Edgar Welker cuando estaba a punto de concretarse la salida de Tito de la dirección técnica del club. Agregó que “echarlo a una semana de empezar el campeonato es mucho peor que hacerlo por teléfono. Me parece una falta de respeto hacia Gonçalves y hacia el apellido Gonçalves, y también una falta de coherencia y de responsabilidad. Le seguimos haciendo daño al club y esto demuestra que lo que le está pasando al club desde hace 15 años es causalidad y no casualidad”. Damiani dijo: “No quiero hablar de Tito que es un tipo excepcional, y les digo que es la decisión más difícil que me ha tocado tomar. Yo no tengo ningún problema con Welker, es él el que lo tiene conmigo. Siempre dije que era un buen amigo y un compañero”. Y agregó: “Peñarol siempre fue presidencialista, y yo consulto a todos. Hay que tomar decisiones. Esto no es un monocomando. Yo trabajo, en el acierto y en el error. Hay que tomar decisiones, y las decisiones las toma el presidente”.

 

Gerente deportivo

Cuando el club se aprestaba a nominar al gerente deportivo surgieron nuevas diferencias entre Damiani y Welker. Es que el vicepresidente pretendía que el cargo fuera otorgado a Miguel Ángel Bossio pero no encontró eco en el presidente que terminó designando a Carlos Sánchez.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios