Los cortocircuitos entre el plantel y los dirigentes de Uruguay

Los jugadores reclamaron a los dirigentes más peso político; han tenido varios cruces en los últimos años
Fueron apenas algunos segundos de furia, pero que trascendieron públicamente: en el túnel, mientras abandonaban la cancha, varios jugadores reclamaron a dirigentes de la AUF el poco peso en los "escritorios" del fútbol sudamericano. Y reabrieron la herida de una relación que ha tenido vaivenes en los últimos tiempos.

"Hagan algo, no tenemos peso de nada", dijeron Fernando Muslera, Luis Suárez y Martin Silva mientras se iban de la cancha, informó Sport 890. Los celestes protestaban una mano en el gol de Rafael Márquez para el 2-1 parcial de México. Además, luego de esa jugada, Muslera denuncia que el juez de línea, Milicíades Saldívar, se tomó los genitales tras la protesta del arquero.

Así volvió a quedar a la luz una relación con cortocircuitos. La falta de conexión entre varios dirigentes –apenas Alejandro Balbi es uno de los más cercanos- y el plantel viene de lejos.

Hay una sensación de los jugadores que está en sintonía con gran parte de la hinchada: sienten que la AUF no ha tenido peso en momentos clave de la selección, en particular las sanciones de Luis Suárez en el Mundial 2014 y Edinson Cavani en la Copa América 2015. El propio Muslera mencionó al pasar esas sensaciones al hacer referencia al gesto del línea: "Se juzgará con las 300 cámaras que hay en el estadio como fue suspendido algún jugador nuestro por este sistema".

El presidente de la AUF Wilmar Valdez habló ayer. "No he hablado con los muchachos, vamos a bajar la pelota. En caliente se dicen muchas cosas", dijo, e hizo referencia a la supuesta falta de peso. "Nosotros no hacemos lobby. Esa época ya pasó. Cuando tuvimos que denunciar a Ecuador lo hicimos, a Jara en la Copa también. Vamos a hablar con tranquilidad porque como siempre digo el mundo es como es y no como uno quiere".

Los antecedentes

No es el primer cruce entre jugadores y dirigentes. Y que tampoco es propiedad de este proceso: alcanza con recordar el inicio del proceso Tabárez, en 2007, cuando los referentes del plantel contrataron un charter para evitar el largo viaje de vuelta que le había propuesto la AUF. O los choques entre Tabárez y el Ejecutivo de Bauzá, cuando la AUF se negó a seguir recomendaciones del DT para elegir a los cuerpos técnicos de juveniles.

El enojo de Lugano

Con respecto a esta dirigencia, uno de los primeros hechos se dio en el Mundial 2014, cuando Diego Lugano reaccionó molesto por filtraciones de información. "En la concentración solo estamos los jugadores y los dirigentes. Pero parece que no cambiamos más. Me calienta porque en el futbol hay códigos que se tienen que mantener pero no se mantienen".

En ese momento, la molestia apuntaba a Freddy Varela, presidente de El Tanque, y a quien señalaban como el responsable de esas filtraciones. Por aquel entonces los dirigentes de la AUF intentaron bajar las aguas con una reunión con los periodistas enviados a Brasil en el que argumentaron que todo se había arreglado en ola interna. Pero la tensión siguió. La presencia del dirigente nuevamente en la Copa América, y como presidente de la delegación, no ayudó a acercar las partes.

A fin del año pasado, Mario Rebollo catalogó como una "falta de respeto" la deuda de la AUF con el cuerpo técnico. Luego el Maestro, en entrevista con Referí, prefirió centrarse en las cosas en los puntos de acuerdo, como la cancha techada del Complejo Uruguay Celeste. "Tengo claras las cosas. Cuando pasan determinadas situaciones se generan deslices mediáticos que no ayudan y pueden llevar a ideas equivocadas. Hubo un inconveniente de pago de sueldos que espero que sea solucionado pronto. Pero hay muy buena relación y tenemos obligación de defender y pelearnos con los dirigentes. Son más las cosas positivas que algún desencuentro puntual".

La inauguración de esa cancha hace dos semanas fue una de las últimas oportunidades para ver a jugadores, cuerpo técnico y dirigentes juntos y sonrientes.

También Luis Suárez tuvo desencuentros. En una entrevista con Santo y Seña el salteño dijo: "Hubo muchísimas cosas que me indignaron. Mucha gente vendía humo para decir que defendió a Suárez cuando no lo hizo. Se dijo que la AUF había tenido que gastar no sé cuánto con Suárez. Si yo digo lo que yo gasté, acá no habla más nadie de la AUF ". Luego Valdez habló con Suárez y "Luis me aclaró no tenía nada que ver con esta conducción de la AUF", le dijo a Referí,

La Copa América acaba de empezar, y aún hay varios días de convivencia. Seguramente las aguas vayan bajando. Pero los exabruptos del domingo demostraron que la convivencia no es perfecta.