Las 10 razones por las cuales Uruguay puede ser campeón

La celeste afrontará la Copa América sin su principal figura ofensiva, Luis Suárez, pero tiene armas para volver a conquistar el torneo
En la calle predomina un extraño sentimiento. La FIFA generó un ambiente de escepticismo. La baja de Luis Suárez por la desmedida sanción que le impuso el máximo organismo del fútbol mundial provocó desconfianza sobre la suerte del equipo uruguayo en la Copa América.

Es una sensación que se palpa en el día a día. Y al margen de que existe un ánimo de rebeldía, propio de los uruguayos por aquello de sobreponerse a las adversidades, el común denominador de las aficionados no le otorga mucho crédito a la celeste sin el delantero de Barcelona.

¿Será tan así el tema? ¿La baja de un solo jugador puede determinar que Uruguay no tenga chance de ganar la Copa América o hay razones para confiar en volver a sorprender al mundo?

Si hay algo que caracteriza a Óscar Tabárez como entrenador es que le saca el drama a las adversidades que ha tenido en su extenso trayecto. Antes del partido de cuartos de final de la pasada Copa América, cuando el equipo se veía en una especie de dilema nacional de tener que enfrentar a Argentina, el Maestro expresó: "Hay una frase que dice, si tienes un problema y tienes la solución para que te preocupas, y yo digo, si tienes un problema y no tienes la solución para que te preocupas".

El grupo asumió la baja de su principal figura ofensiva y viajó con la convicción de que hay argumentos sólidos para poder pelear por la Copa. Ahora deberá demostrar si puede suplir esa ausencia gigante, y puede ilusionarse con retener la corona.

Proceso de selecciones

Un proyecto
Con su proceso de selecciones Oscar Tabárez puso la casa en orden. Apuntó a un perfil de futbolista y conformó un grupo en el que todos entienden su rol. La maquinaria incluye a las selecciones juveniles, y que hace que todos conozcan la idea madre. Claro, ese ejemplo inspiró a varios rivales –Pekerman en Colombia admitió que se basó en Tabárez–, que siguieron procesos similares, por lo que es menos ventaja que en otras épocas.

El técnico

Con más tiempo de trabajo
Tabárez llegará a la Copa como el entrenador con más tiempo de trabajo. Eso asegura un plus, aunque también es cierto que Chile y Colombia tambien vienen de proceso largos. Permite tener conocimiento de los jugadores, la experiencia de los viajes y los momentos adecuados para la recreación. En la cancha tiene la ventaja de que la mayor parte del grupo interpreta sus ideas. Formó una base y eso le permitió tener continuidad.

La idea futbolística

Equipo sólido
Este es un punto que mucho se discute en Uruguay. Para muchos, la selección "no juega a nada", y el debate está planteado hace tiempo: ¿Uruguay puede jugar como Barcelona, o apuntar a un esquema de tenencia? Para muchos sí, para Tabárez no. En cambio, el DT ha fortalecido un esquema de espera. Se esté de acuerdo o no, el equipo ha abrazado esa idea y se siente cómodo con ella.

Líderes positivos

De Lugano a Godín
Un detalle de la selección es que nadie se come el cuento de la estrella. Existe un liderazgo bien interpretado. Los jugadores mayores transmiten su experiencia a los jóvenes. Diego Godín heredó la cinta de capitán de Diego Lugano y sigue por el mismo camino. No hay "vedetismo", lo cual también significa un plus adicional.

Edinson Cavani

El símbolo ofensivo
A la hora de hablar de individualidades, Uruguay se quedó sin Suárez pero tendrá en Cavani a su referente ofensivo. Sin la sombra del 9 de Barcelona, y de Forlán, sin tener que realizar el doble trabajo de colaborar defensivamente, ahora sí se vislumbra el momento para que Cavani explote con la camiseta de la selección. Está maduro, es explosivo. Va bien de arriba y tiene olfato de gol.

El arco

Golero maduro
La solidez celeste parte desde el arco. Cuando Tabárez se jugó por Fernando Muslera en procura de un golero que abarcara una época en el arco no se equivocó. Uruguay afrontará la Copa América con un golero maduro, con la experiencia que le brindó el hecho de haber jugado eliminatorias, dos Mundiales, Copa América y Confederaciones. Pasa por un buen momento.

Practicidad

La de los jugadores
Tabárez tiene un plantel donde los jugadores le dan la opción de utilizarlos en varios puestos. "Hay gente que dice que nuestros volantes son solo corredores. Pero si se ven los jugadores juveniles que se van convocando no es así. Se ha jugado con Arévalo y Lodeiro como volantes centrales. De acuerdo a circunstancia y momento puede ser un intento de que el equipo muestre otras cosas", dijo en su momento el DT.

Recambio

El impulso joven
Es un proceso que se viene realizando desde hace un buen tiempo pese a que en determinado momento eso se cuestionó. Ahora se afrontará la Copa con un grupo renovado y con el impulso de jóvenes como Rolan, Jonathan Rodríguez, Giménez. La contra es que, en posiciones como la mitad de la cancha, el equipo no presenta un nivel europeo, como sí ocurre en la defensa y la delantera.

La bandera

Adhesión
Lo primero que remarcó Tabárez a los jugadores en 2006 fue el viejo concepto de que venían "a robar la plata", y que en ellos estaba cambiarlo. Hoy, con el paso del tiempo, el DT expresó: "Estos muchachos tienen un sentimiento de adhesión a la selección que se ha ido acrecentando y se debe al feeling con la gente, quizás porque la historia es de niño que sueña, luego de hincha y posteriormente como jugador".

Tiempo de ensayo

Resultados a la vista
Cada vez que Tabárez dispuso de tiempo para trabajar y entrenar con el plantel se lograron resultados. Hay una base, hay una idea; ahora solo resta plasmar en la cancha el trabajo realizado para volver a sorprender. La desventaja es que fue el torneo en el que contó con menos tiempo para preparar al plantel, pero a todos los seleccionados le sucedió lo mismo.

Acerca del autor