"Lamentablemente no ganamos las finales"

El astro Lionel Messi afirmó que la selección de Argentina llega de manera "espectacular" y "muy fuerte y unida" a la final ante Chile

El día de su cumpleaños 29, Messi dijo en una conferencia de prensa en Hoboken (Nueva Jersey, este) donde se aloja el plantel argentino, que ganar el ansiado trofeo sería "el mejor regalo que nos podríamos hacer no solo para mí sino para todo este grupo".

Argentina y el crack del Barcelona buscan romper una sequía de 23 años sin títulos internacionales para la albiceleste y vengarse de las finales perdidas en el Mundial Brasil-2014 y la Copa América Chile-2015, ésta última justamente ante el rival del domingo.

"Llegamos espectacular. Después, adentro de la cancha, hay que demostrarlo", señaló Messi en un hotel frente a Manhattan y no lejos del MetLife Stadium de East Rutherford, escenario de la definición del torneo.

"Durante todo este año crecimos muchísimo como equipo, como grupo. El grupo se consolidó, se hizo muy fuerte", explicó, al referirse al proceso vivido desde la dolorosa derrota por penales en el estadio nacional de Santiago.

Sobre su rival, la 'Pulga' sostuvo que se trata de "una selección que hace las cosas muy bien" y afirmó esperar una final "muy igualada", aunque aseguró que con sus compañeros están "confiados" en lograr la victoria.

"Lo conocemos a Chile", dijo, explicando que la final será "totalmente diferente" a los últimos dos choques, en el debut de esta Copa América con triunfo argentino 2-1 y en marzo pasado por las eliminatorias mundialistas para Rusia-2018, que terminó con el mismo resultado.

Messi indicó que la Roja "es una selección que te presiona, no te dejar jugar y cuando tiene la pelota juega bien", y elogió la calidad individual de Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas.

"Es muy completa y por eso está otra vez en una final de la Copa América", continuó.

Sobre la eventualidad de una nueva derrota en el duelo decisivo del domingo, la tercera en tres años, Messi prefirió no hablar de "fracaso", aunque admitió que sería una "gran decepción".

"Sentimos que tenemos una nueva oportunidad de consagrarnos y conseguir esa copa tan deseada. Estamos acostumbrados a jugar finales, lamentablemente no las ganamos, pero no tenemos presión", concluyó con una sonrisa.

Durante la conferencia de prensa, Messi criticó con dureza a la Asociación del Fútbol Argentina (AFA) por problemas de organización en la Copa América Centenario y dijo que "llegó la hora de cambiar".

"Esto no es de ahora, hace mucho tiempo que vienen pasando cosas y nosotros no decimos nada. Lo dije en ese momento porque lo sentí así", afirmó Messi al referirse a su reacción contra la AFA el jueves en la redes sociales.

En una rara muestra de enojo, el crack del Barcelona publicó una foto en Instagram y calificó de "desastres" a los dirigentes de su asociación nacional por el retraso de varias horas sufrido en el vuelo que llevó al plantel de Houston (sur) a Nueva York.