La nueva era del rugby: se vienen grandes cambios para Los Teros

La URU ultima el plan para afianzarse
Una reestructuración del sistema de selecciones, un nuevo entrenador para Los Teros, un cargo con mayor proyección para el DT actual Pablo Lemoine, la contratación de entre ocho y diez jugadores para la selección mayor y la concreción de alrededor de 24 partidos, entre Los Teros y el segundo seleccionado Uruguay XV, con el fin de fortalecer ese lugar entre los mejores 20 países del mundo del rugby. El rugby uruguayo prepara una batería de revolucionarios cambios para los próximos cuatro años. El balance del Mundial y de la actuación de Uruguay fue muy buena, pero desde la URU –y desde World Rugby– se entiende que hay cambios necesarios y urgentes para lograr estar en la élite.

El presidente de la URU, Sebastián Piñeyrúa, dio detalles de esas novedades en diálogo con Referí.

Nueva estructura

El objetivo es que el Centro de Alto Rendimiento del Estadio Charrúa se afiance como un centro de formación de jugadores, de manera de prepararlos para que lleguen a las selecciones mayores en las mejores condiciones posibles, y que la transición sea lo más rápida y fácil posible. Un espejo es Argentina, donde la instauración de ese sistema llevó a que la base del plantel actual sea de varios jugadores menores de 25 años, que saltan casi directo desde las juveniles a la mayor.

Para eso, habrá cambios grandes de nombres. Pablo Lemoine, hasta ahora Head Coach, pasará a ser el nuevo director del Centro de Desarrollo. De esa manera, Lemoine tendrá a su cargo la supervisión de las selecciones, la detección de nuevos talentos en el interior, y el desarrollo de los jugadores desde que entran en el Centro Charrúa, a los 16 años. Hasta ahora Lemoine supervisaba esa tarea, aunque dividía la tarea con la de seleccionador.

Nuevo DT: alianza con UAR

Lemoine dejará de ser entrenador de Los Teros, y la idea es contratar a un entrenador argentino con experiencia en el Plan de Alto Rendimiento (Plar) de la Unión Argentina de Rugby (UAR), que comenzó a desarrollarse en 2008 y que fue la clave para las semifinales que alcanzaron Los Pumas en el último Mundial.

Por el momento hay varios nombres en carpeta. La intención es definirlo cerca del 15 de diciembre, y que el nuevo DT ya se ponga a trabajar para el debut en el Seis Naciones el 6 de febrero ante Canadá.

La decisión de la URU también ratifica la fuerte relación con la UAR, y la estrecha confianza entre Piñeyrúa y Agustín Pichot, el hombre clave del desarrollo del rugby argentino y nuevo miembro del Comité Ejecutivo de World Rugby.

"Tenemos que presentar a World Rugby un plan en el que demostremos intenciones fuertes de clasificar al próximo mundial, y planifiquemos una actividad en la que tengamos una estructura de seleccionado que sea similar a la que puede tener países del Tier 1", aseguró Piñeyrúa a Referí. En ese sentido, la semana pasada Lemoine y Piñeyrúa viajaron a Los Ángeles, para una reunión de los países Tier 2 de World Rugby (segundo escalón del ránking, entre el puesto 10 y el 20), en los que se hizo un balance del Mundial y se presentaron los planes de cada país para los próximos cuatro años.

"Eso va a implicar ciertos cambios y reestructurar recursos humanos, identificar donde necesitamos a cada persona y cuál es el rol a cumplir en los próximos años. Uno de los cambios que estamos pensando es que Pablo (Lemoine) pueda ser el director del centro, que se dedique a la formación de esos jugadores, a trabajar en la academia, con los seleccionados amateurs: seven, Uruguay XV y M20", agregó el presidente, que sobre el nuevo cargo de DT agregó: "La idea es que tengamos un asesor técnico. Estamos trabajando con la UAR para que sea argentino, que se enfoque en esa elite profesional que para nosotros son Los Teros".

Profesionalismo

No será el único cambio. En línea con lo anterior, la idea de la URU es, desde 2016, contar también con una base de entre 7 y 10 jugadores contratados por la URU, que sean la columna vertebral del seleccionado, entre los que no se hayan ido al exterior a jugar profesionalmente. Estarán disponibles para cada encuentro de la selección, que así pasaría a tener -contando los profesionales de Europa- entre 12 y 15 jugadores profesionales o semi profesionales, con una preparación acorde para salir a jugar con seleccionados profesionales como Tonga, Samoa, Japón o EEUU, que formarán el paisaje habitual de competencias para Uruguay en los próximos cuatro años.

Este año la URU estableció un sistema de viáticos para el plantel que se preparaba para el Mundial, de manera de poder dedicar el tiempo necesario a la preparación. La idea es acortarlo en número de jugadores pero darle las mismas o mejores condiciones de entrenamiento.

Competencia ante los mejores

Precisamente, otro de los cambios grandes están en la competencia: Los Teros pasarán a tener 12 test matches anuales de nivel tier 2. Cinco serán en el Seis Naciones Americano, que ya tiene fechas definidas (ver destaque), otros tres por la Nations Cup (que Uruguay ya jugaba) y otros tres o cuatro en la ventana de noviembre, donde habrá competencia permanente en los próximos años ante rivales del Tier 2, algo novedoso.

Paralelamente, los próximos cuatro años también implicarán el desarrollo de Uruguay XV, segundo seleccionado uruguayo, que también tendrá 12 partidos anuales.

"Tenemos pensado que una pequeña porción de los jugadores del centro sean los que jueguen por Los Teros y tengan condiciones adicionales, lo más parecido a un jugador profesional dentro de las posibilidades de nuestro medio. Habría un mix entre jugadores locales y del exterior, pero la clave es que sean cada vez mas dedicados cuando llegan a ese nivel. No por capricho nuestro, sino porque juegan contra equipos de esa condición. Los otros países tienen la elite en el exterior. Nosotros tenemos una pequeña porción, tal vez cada vez tengamos más, pero mientras tanto debemos ver cómo podemos desarrollar un grupo pequeño que complemente a los que podemos tener afuera, para tener una base de Los Teros, y además, que siempre existan cuatro o cinco jugadores de Uruguay XV entrenándose con la "zanahoria" de tratar de acceder a ese grupo de Teros", explicó Piñeyrúa.

Los detalles del plan de Los Teros

La competencia para Los Teros y Uruguay XV

La idea es que Los Teros tengan 12 partidos anuales: cinco en el Seis Naciones Americano, tres en la ventana internacional de junio -serían por la Nations Cup como hasta ahora- y otros tres o cuatro por la ventana internacional de noviembre, que serán ante otros países del Tier 2. Los rivales concretos se definirán en febrero, pero todos los Tier2 estarán de gira por Europa en esa fecha. Uruguay XV también tendría varios partidos: cuatro por el Sudamericano, cinco por el Provincial Argentino y otros contra equipos A de países Tier 2. En ese sentido, la idea es que en 2016 vuelva a Uruguay Fiji A, segundo seleccionado fijiano, para enfrentar a Uruguay XV.

Seis naciones: fechas y rivales

Piñeyrúa confirmó una incógnita que estaba flotando en el aire: las fechas y rivales del Seis Naciones Americano. Uruguay debutará el 6 de febrero contra Canadá en victoria, después contra Brasil en Brasil el 13, el 20 de febrero contra Argentina de local, el 27 con Chile de visita y el 5 de marzo con Estados Unidos en Uruguay. "Son partidos con ranking. Se juega con regla 9 de World Rugby, por lo que todos los países están habilitados a pedir a sus jugadores a los clubes", explicó el presidente, en una de las mayores dudas que había sobre el torneo: que todos puedan contar con el máximo potencial.
"Todavía no se lanzó oficialmente porque se está en etapas administrativas, reglamentaciones internas que permitan el funcionamiento correcto. Es un torneo muy bueno, la expectativa es alta, hoy por hoy tiene cuatro equipos mundialistas. En la medida que se consolide la idea es que otorgue los cupos del continente al Mundial, como hace el Seis Naciones Europeo", agregó el dirigente, que cerró: "Nosotros vamos a intentar que el torneo se autofinancie desde el primer año. Tenemos muchas expectativas, somos optimistas que lo vamos a poder conseguir".
Para ayudar en ese desarrollo, el toreo será televisado por ESPN.

Profesionalismo de la selección

"La idea es que la URU tenga una charla con los jugadores elegidos, que se van a seleccionar entre la columna vertebral equipo. Estamos muy lejos de Argentina pero obviamente vamos a copiar algunas cosas. La idea es ir perfeccionando el sistema, no creo que lo que hagamos ahora es lo que quede definitivamente, habrá una perfección permanente", adelantó Piñeyrúa, que trazó algunos números de como sería el esquema de alta competencia.
"Sería un grupo de 25 jugadores de Uruguay XV, mas 8 o 10 de Los Teros, mas 4 o 5 que juegan afuera. Eso da una base de 40-45 jugadores que no juegan menos de 12 partidos internacionales en un año", expresó el presidente.

¿Nations Cup en Uruguay?

El torneo, que se juega anualmente en Rumania entre países del Tier 2 y segundos equipos del Tier 1, podría llegar a Uruguay en 2017, anunció Piñeyrúa. "Estamos haciendo algunas gestiones para que la Nations Cup de 2017 se juegue en Uruguay, para tratar de partir el año y que viajemos en la última mitad del año, y en junio tengamos actividad con Los Teros en Montevideo. Estamos bastante decididos, con algunas gestiones ante World rugby que recién se están iniciando", dijo Piñeyrúa.

El plan a presentar a World Rugby

El el 14 15 y 16 de enero la URU presentará ante World Rugby su plan de presupuesto para los próximos cuatro años. En los últimos años, los Tier 2 tuvieron un techo de 300 mil libras anuales, aunque esas cifras son muy generales, dependen de los planes concretos, de qué contraparte de ayuda estatal o de sponsors haya, e incluyen desde la participación en torneos como Nations Cup hasta programas de formación. De todos modos,significa un crecimiento sustancial comparado con los 90 mil anuales que se recibián como "Tier 3". El salto es el que permite una preparación casi inédita.
"Tenemos que presentar nuestro plan y vamos a ser evaluados. Allí debemos demostrar que tenemos intenciones fuertes de clasificar al próximo mundial, y planificar una actividad en la que tengamos una estructura de seleccionado que sea similar a la que puede tener países del Tier 1. Eso es a lo que la World Rugby aspira, achicar la brecha entre estos países del Tier 1 y Tier 2. Tener un seleccionado principal, con jugadores lo más profesionales posible, y un segundo seleccionado A de desarrollo, que sea con jugadores locales, que jueguen 10-12 partidos anuales para desarrollarse y empujar al seleccionado principal a tener competencia interna permanente".
"El centro de formación tendría una academia para chicos de 16-18 años que aspiren a llegar al seleccionado M20. Después algunos se enfocarían con perfil de seleccionado de seven, algunos subirían a Uruguay XV y después otros irán a sus clubes, mas formados y con mas experiencia. Eso sería el primer ciclo, el centro de formación terminaría en esa etapa".

La importancia de los clubes

"Este proyecto es inviable si no es alimentado por la estructura de clubes de la URU. La base de esta pirámide que termina en Los Teros sin duda son los clubes. Parte del éxito pasa porque los clubes produzcan cada vez mejores jugadores, y estén mejor preparados en todas las áreas. Estamos seguros que eso es clave. Tanto que para la URU una de las grandes preocupaciones es la conformación de un calendario de clubes muy importante, que ya fue anunciado a las instituciones, y que implica competencias en conjunto con Argentina, lo cual va a servir como una gran motivación a los clubes", dijo Piñeyrúa.

Acerca del autor