Historias de Amores

El golero de Liverpool, que quedó libre de Danubio en 2008 y es el resultado del sacrificio y el esfuerzo, viaja a diario desde San Jacinto a Montevideo

En el entronque de las rutas 7 y 11 se encuentra la localidad de San Jacinto, en el departamento de Canelones, en la que viven aproximadamente 5.000 habitantes.  En el hogar de Wilson De Amores, oriundo de San Jacinto, y de María Ravelo, de la vecina San Bautista, nació Guillermo De Amores, el mejor golero del Mundial sub 20 de 2013 en Turquía.

Wilson, el padre de Guillermo, marchó a Estambul. En San Jacinto quedaron, Andrés su hermano mayor y María, su madre, quien tras la distinción que recibió su hijo manifestó: “Es una tremenda emoción para la familia, nos sentimos muy felices por él y por la voluntad que le ha puesto en su carrera”.

Es que para Guillermo el fútbol y el arco fueron sinónimos, según narró su mamá: “A los cinco años empezó a jugar en San Jacinto y a los 10 se fue a Montevideo, al baby de Danubio. Siempre fue golero, ¡atabajaba hasta en los cumpleaños!”.

Su llegada a Liverpool

Tras un 2008 en que no jugó en la Séptima de Danubio, quedó libre. De esta situación se percató el dirigente de Liverpool Máximo Greisas en una charla con Wilson de Amores. Fue así que junto a Gonzalo Mattos, otro activo dirigente negriazul, lo acercaron a la entidad de Belvedere.

En 2009, De Amores llegó a Liverpool, a la Sexta división dirigida por Julio Losteau. Allí el entrenador de goleros de Liverpool, Pablo Fernández, lo vio entrenar. “Le noté buenas condiciones y sugerí ficharlo”, dijo Fernández a El Observador. Ese año 2009, recuerda, comenzó como tercer golero en Sexta y al quinto partido ya entró como titular y no salió más”.

En 2010, en Sub 16 fue el golero menos vencido del torneo, en el equipo que dirigía Aldo Correa: “Ahí ya se notaba que tenía más trabajo y más continuidad”, rememora Fernández. A finales de ese año fue convocado para la selección sub 17 que dirigía Fabián Coito y participó, en 2011, del Sudamericano y del Mundial, en amboso como suplente de Jonathan Cubero.

Debut en Primera división

En 2011 le llegó a De Amores el debut en Primera división de Liverpool. Fue el 4 de diciembre de 2011, con 17 años, cuando sustituyó a Matías Castro quien se desgarró durante el partido ante Nacional por la última fecha del Apertura 2011/12. Nacional ganó  1-0 con gol de Álvaro Recoba, a Liverpool lo dirigía Julio César Antúnez.

A comienzos del año 2013, De Amores fue convocado por Juan Verzeri, para el Sudamericano Sub 20, que albergó Argentina.  De Amores comenzó como suplente de Cubero, pero al tercer partido, ante Ecuador, Verzeri le dio la titularidad al de San Jacinto, para no dejar la titularidad y mantenerla en el Mundial de Turquía, en la que logró su mayor distinción individual en su carrera. La actuación en el torneo juvenil motivó el reconocimiento internacional como el mejor en su puesto en sub 20.

El chico de San Jacinto, el que quedó libre en Danubio, el que viaja en ómnibus a Montevideo, fue el mejor entre sus colegas en el Mundial sub 20. Un ejemplo como para seguir. 

Ida y vuelta a San Jacinto

Para Guillermo De Amores los 50 kilómetros que unen San Jacinto con Montevideo forman parte de su día a día. El meta viaja todos los días, a las 6.30 de la mañana, desde su ciudad natal hasta Montevideo, para entrenar con Liverpool. Luego recorre el camino inverso.

DATOS

Fecha y lugar de nacimiento:

19/10/1994, San Jacinto (Canelones)

Trayectoria:

2008:  Danubio (7ª División)
2009-11: Liverpool (formativas)  
2011-13: Liverpool (1ª División)

Debut en 1ª División:

4/12/2011 ante Nacional (Apertura 11/12)

Selecciones juveniles:

Sub 17 (2011): vicecampeón Sudamericano (Ecuador) y vicecampeón Mundial (México).

Sub 20 (2013): tercero en el Sudamericano sub 20 (Argentina) y vicecampeón Mundial (Turquía).


Fuente: Gustavo Martín Twitter.com/@martingustav

Populares de la sección

Comentarios