El duelo aparte de los talentosos

Luciano Parodi y Gustavo Barrera fueron las figuras en los triunfos de sus equipos en las dos primeras finales

Luciano Parodi de Hebraica Macabi y Gustavo Barrera de Aguada fueron determinantes en los dos primeros partidos de la serie final de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

En el primer partido, ganado por Hebraica Macabi 89-76, el base de 23 años anotó 26 puntos y fue el goleador de la noche. Además repartió ocho asistencias y colaboró con cinco rebotes.

Parodi juega y hace jugar. Anota y asiste. También defiende duro.


Mientras se hacía la nota, luego de una práctica del macabeo, Parodi no paraba de perfeccionar su tiro de tres puntos.

Una clara prueba de que el talento se pule con el trabajo.

De su mano afloró lo mejor del juego del equipo de Leonardo Zylberstein en esa primera final.

García Morales aportó 21 puntos y Michael Hicks 20. Con ese 1-2-3 tan fuerte, Aguada poco pudo hacer.

Macabi pisó fuerte en la primera final y marcó la cancha. Dominó en defensa a uno de los equipos con mejor juego ofensivo de toda la temporada y lo lastimó en defensa con sus principales armas sin contar con un Jaime Lloreda determinante en la pintura (seis puntos y solo cuatro rebotes).

En cambio, Jimmy Boston tuvo un buen partido con nueve rebotes y nueve puntos. Fue una de las armas con las que Zylberstein intentó sorprender ya que Sebastián Izaguirre, habitual titular que se perdió cuatro partidos entre Trouville y Malvín por lesión en los playoffs, fue al banco y tuvo buenos minutos (31') en cancha.

Todo cambió para la segunda final. Aguada –que desbordado en la primera final tuvo algunos excesos físicos– se volvió a parecer al que fue durante toda la Liga: un equipo de defensa dura y de ataque fluido.

En ambos rubros tuvo una destacadísima actuación para convertirse en la gran figura del partido Gustavo "Panchi" Barrera.

El ex Welcome, de 32 años, anotó 20 puntos, dio seis asistencias, bajó siete rebotes y fue el líder de la noche en pelotas recuperadas con cuatro robos.

En la primera final había aportado solo siete unidades.

Además de su aporte ofensivo marcó mucho mejor a Parodi que bajó su aporte goleador de 26 puntos a 12 reduciendo también su aporte en asistencias donde pasó de ocho a seis.

"Panchi es el base más talentoso de la Liga Uruguaya", le había dicho a VTV el capitán aguatero Demian Álvarez al cabo de la primera final.

Con Barrera enchufado desde el primer minuto, Aguada reencontró sus vías de ataque lastimando en la pintura con Dwayne Curtis (17 puntos y 10 rebotes) y también con los lanzamientos abiertos de Demian Álvarez (16) y Federico Pereiras, autor del doble que definió el partido y que finalizó la noche con 11 puntos viniendo desde el banco.

En el rubro tablas, Aguada tuvo un triunfo demoledor con 42 rebotes contra 34 de Macabi.

Los chispazos de Parodi, la jerarquía de García Morales (goleador con 30) y el levante experimentado por Lloreda (18 puntos y 14 rebotes) tuvieron a Macabi en partido hasta el final.

Pero al final fue para Aguada por lo que mañana (21.15 en el Palacio Peñarol) se reanuda la serie al mejor de siete con igualdad 1-1.

Las cifras comparativas

38 puntos anotó Luciano Parodi en las dos primeras finales contra 27 de Gustavo Barrera.
14 asistencias dieron ambos jugadores en ambos partidos.
9 rebotes sumaron nueve cada uno, un rubro donde los bases no tienen mayor incidencia.
11 libres tiró Parodi acertando ocho. Barrera metió seis de siete.
6 triples lleva Parodi en 11 intentos contra uno en 14 de Panchi.