De la mano de O`Neill

Oriundo de Paso de Los Toros, Fernando Arismendi desembarcó en la capital con la recomendación del gran crack de sus pagos
Magia. Esa es la palabra con la que Fernando Arismendi rememora a Fabián O'Neill. Sus recuerdos viajan a su natal Paso de los Toros. Más exactamente a la estancia del crack que paseó su talento por Nacional, Cagliari y la Juventus.

"O'Neill es muy amigo de mi familia y un día fuimos a jugar a su cancha con arquitos chicos. Con mi hermano le jugamos en serio. Yo tendría 11 años. Pero él chiveaba con nosotros", cuenta Arismendi a Referí.

Hoy, a los 24 años, el volante de Sud América atraviesa su mejor momento futbolístico. Y todo empezó por una recomendación de O'Neill.

El sábado, Arismendi fue figura en el triunfo ante Nacional con una asistencia de lujo y un gol.

"Recibí muchas llamadas de amigos y familiares", dice con una sonrisa .

"Fuimos mentalizados a ganar el partido. La idea era cortarles la circulación del balón, presionarlos arriba. Después se dio que los atacamos por su sector derecho", explica.

Y ahí Arismendi hizo estragos con su fútbol de ida y vuelta y su manejo de pelota a alta velocidad.

"Siempre di buenos resultados en los test físicos", revela.

Su historia futbolera se remonta a Paso de los Toros donde jugó al baby fútbol en El Tanque y en Sportivo Yi de Durazno.

Después hizo sub 15 en Huracán de Paso de los Toros, el clásico de Defensor que es el equipo de O'Neill.

"Fabián es un tipazo, como siempre se dijo es mucho más bueno con los demás que consigo mismo. Fue él quien se comunicó con Richard Marchelli, gerente de Defensor Sporting, para que viniera a la capital", cuenta.

Con 15 años llegó a Montevideo. Vivía en una casita del club, a la vuelta de 8 de Octubre y Garibaldi. El hecho de venir con su hermano Matías, que también desembarcó en los violetas, lo ayudó en la adaptación.

Empezó en la sub 16 de Defensor. Pasó bajo las órdenes de Fernando Curutchet, Heber Silva Cantera y Gustavo "Chavo" Díaz hasta que debutó en Primera el 27 de agosto de 2011, en el Apertura, de la mano de Pablo Repetto.

Arismendi fue titular en el empate 1-1 con Cerrito, por la tercera fecha del certamen, y a los 59' fue sustituido por Diego Rolan.

No volvió a ponerse la camiseta violeta.

¿La razón? Con Repetto no volvió a jugar y cuando el Chavo Díaz pasó a dirigir la Primera, para el Clausura 2012, una lesión crónica de tobillo lo marginó del plantel.

"El Chavo me iba a tener en cuenta, había jugado la pretemporada como titular", explica.

La ansiedad le jugó en contra. Por acelerar la recuperación de la lesión recayó una y otra vez. Se pasó todo el semestre sin jugar.

Y cuando llegó Tabaré Silva todo cambió. Como el DT dijo que no lo iba a tener en cuenta pasó a jugar a Rampla Juniors.

"Cuando volví Tabaré Silve me dijo que ahí sí me iba a tener en cuenta, algo que no fue así. Y me tuve que ir de nuevo a préstamo. Preferí ir a Rocha para ir a jugar junto con mi hermano que también se iba de Defensor", explica.

"Si en Rampla había carencias, en Rocha mucho más. Entrenábamos en un campito en frente al Sobrero porque la cancha nos la daban una sola vez por semana", dice.

Teminado el préstamo de un año quedó libre. "Estuve un mes sin saber qué iba a pasar. La cabeza me daba mil vueltas. Por suerte mi novia, me bancó en todas", dice. Y Paola asiente con una sonrisa cómplice.

Así firmó con Sud América. Se fue ganando un lugar en el equipo de Jorge Vivaldo y ahora es figura. Ya suma cuatro goles superando los que hizo la pasada temporada.

Pero lo suyo no es solo el gol. Es el ida y vuelta constante. Fútbol a alta velocidad. De lo que no abunda en Uruguay. Es Fernando Arismendi. El botija que llegó con la recomendación de O'Neill.

La dura experiencia en Segunda División

"Cuando me tocó ir a Rampla (segunda rueda de 2013) empecé a valorar lo que tenía en Defensor. Había muchas carencias. Al equipo lo dirigía el Ronco López y estaba en Segunda. En el primer semestre había hecho solo ocho puntos. Pero en la segunda parte levantamos y nos terminamos metiendo en playoffs. Al final nos eliminó Tacuarembó", recuerda. Después, en 2013-2014, jugó en Rocha junto a su hermano Matías . Su verdugo en los playoffs fue Rampla. Ahí emergió su faceta goleadora anotando nueve goles en la temporada. "Por suerte del salario se encargaba Defensor porque estaba a préstamo y siempre cobré en fecha. Pero en Segunda se ve mucha carencia", expresa.

La frase

"Fernando es una bestia, por lo rápido que es, por el despliegue físico y por lo encarador, ya que juega muy bien con la pelota en los pies; está imparable".
Maximiliano Pereiro, defensor y compañero en Sud América

La ficha

Nació el 31 de marzo de 1991 en Paso de los Toros. Debutó en Primera en 2011 en Defensor Sporting para luego pasar por Rampla Juniors (2013), Rocha (2013-2014). Desde 2014 milita en Sud América.

Las cifras

4 goles. Son los que lleva marcados en el presente Apertura. En la temporada 2014-2015 había anotado tres.
10 goles. Anotó en su pasaje por el fútbol de la B. El primero, y único que marcó con Rampla, se lo hizo al Depor Maldonado.
2º puesto. En 2012 integró el equipo de Defensor que fue vicecampeón de la Libertadores sub 20 en 2012.


Populares de la sección

Acerca del autor