Un lujo de la historia de Rampla: Labruna y Míguez juntos

Un histórico de River argentino llenaba el Parque Nelson y un día los hinchas tiraron un muro abajo

Lele tenía 12 años. Aquella tarde del Campeonato Uruguayo de 1960, Rampla Juniors salió a la cancha de short blanco. No lo olvida. Se ubicó detrás del arco y en determinado momento se produce un tiro libre a favor del picapiedra. El tejido del talud estaba pegado al arco. "El remate fue tan fuerte que la pelota ni se vio. La gente se recostó contra el alambre y de la presión que ejerció terminó tirando el arco. No me lo cuenta nadie, yo lo viví", relata el expresidente del club Ruben "Lele" Cabrera.

¿Sabe quién fue el ejecutante del tiro libre? El argentino Ángel Amadeo Labruna.

Pocos saben que el Viejo, como se lo conocía, el mismo que fue considerado como uno de los mejores jugadores de América, máximo goleador y campeón de la historia con River Plate de Argentina, jugó en Rampla. Pero no jugó solo, sino que lo hizo acompañado por Óscar Omar Míguez, el 9 campeón del mundo con Uruguay en 1950.

La historia de Rampla, que está a punto de escribir un nuevo capítulo debutando en la Copa Sudamericana, registra este hecho desconocido para la inmensa mayoría de los uruguayos.

Tiraron el arco abajo

labruna.jpg
Míguez y Labruna juntos. Un detalle: Rampla jugaba de short blanco
Míguez y Labruna juntos. Un detalle: Rampla jugaba de short blanco

Lele Cabrera recordó en charla con Referí: "Era como un sueño ver a Labruna con la camiseta de Rampla. Era un tipo al que reconocíamos por su historia. Y además, verlo junto con Míguez era increíble".

La anécdota del día que tiraron el arco, en un movimiento involuntario de cientos de hinchas que se pegaron al alambrado para ver el tiro libre en el viejo Parque Nelson, forma parte de los mejores recuerdos: "Tuvimos que esperar una hora para que pusieran el arco", agrega Cabrera.

Otro histórico de Rampla que vivió el paso de Labruna por el club fue el expresidente José Luis Corbo.

"Recuerdo el uniforme de aquel entonces que era pantalón blanco con la tradicional camiseta. Jugaba Labruna de 10 y el Cotorra Míguez de 9. Un lujo. Recuerdo haberlos visto en un partido contra Sud América en el Parque Nelson. Lo recordaré toda la vida eso. El presidente era don Manuel Lingeri".

Corbo contó que la historia de los picapiedras está asociada desde siempre a los jugadores argentinos.

"En aquel entonces era bastante frecuente la venida de jugadores argentinos a Rampla. El club se caracterizó siempre por eso. Sus glorias siempre estuvieron asociadas a la presencia de algún argentino. Manuel Loza, que se recuerda por la famosa fractura de Ortuño, Gauna, Villar, muchos".

Llenaban la cancha

La presencia de Labruna y Míguez en Rampla generaba un enorme movimiento. "Se llenaba la cancha", recordó Corbo.

"Fue un periodo fugaz de la historia (en el año 1960) pero la presencia de esos dos jugadores convocaba a muchísima gente por el prestigio que tenían ambos, uno en la selección y otro en Argentina, aunque estaban en el ocaso de sus carreras eran tremendos jugadores", contó el expresidente Corbo.

Agregó que no olvida las paredes que tiraban que causaban la admiración de los hinchas.

Lele Cabrera agregó: "Se llenaba la cancha. Labruna era uno de los mejores jugadores de América. Recuerdo un partido Rampla 0-Sud América 0. Y la única vez que lo expulsaron en su carrera que fue contra Peñarol en el Estadio. Un orgullo fue para Rampla ver a ese monstruo con la camiseta del club. Hasta el día de hoy yo puedo decir que vi a Ángel Labruna con la de Rampla", subraya Lele con un dejo de nostalgia.

La cábala del Viejo

Labruna tenía una cábala que cumplía rigurosamente mientras jugó y que la heredó de uno de sus entrenadores: Renato Cesarini. Tal vez pocos percibieron en Rampla que el Viejo salía a la cancha y se dirigía a un arco desguarnecido y marcaba un gol.

"Me la enseñó Renato Cesarini, en pleno apogeo de La Máquina (River). Había estado tres domingos consecutivos sin marcar goles y Renato me dijo que me hiciera amigo del arco. Antes de empezar el partido metela aunque sea sin arquero, que te va a dar confianza... Al domingo siguiente lo hice y convertí dos goles. Desde entonces, esa cábala no la abandoné más. Y me dio resultado. Si alguna vez erré el gol, perdimos...".

Una vez perdieron. Resulta que en Boca, el eterno rival de River, se habían enterado de la cábala del Viejo.

Y no tuvieron mejor idea que hablar con un alcanzapelotas al que le dijeron: "Ahora, cuando entre River, vos vas a ver que Labruna le va a pegar a la pelota y va a meter un gol con el arco vacío". El chico prestaba atención.

"Cuando la pelota vaya a entrar, metete y sacala". River entró a la cancha, Labruna levantó los brazos para saludar a los hinchas y fue a cumplir con el ritual que le había dicho Cesarini. Mandó la pelota rumbo al arco cuando el chiquilín se metió a la cancha y lo impidió. Lo quería pelear y lo tuvieron que esconder al botija. Labruna no pudo anotar aquella tarde de domingo.

¿Quién fue Labruna?

No hace falta explicarle a los uruguayos quién fue Óscar Omar Míguez. Gloria eterna de la selección que ganó el Mundial de 1950 y de Peñarol. Pero Labruna fue una de las máximas glorias de River Plate de Argentina. Formó parte del equipo millonario que se conoció como La Máquina. La delantera estaba conformada por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau y con ellos el millonario ganó ocho títulos consecutivos. Labruna no solo se limitó a formar parte de aquel equipo, su palmarés dice que es el máximo goleador de la historia de River, el hombre con más títulos y uno de los mejores jugadores de la historia. Luego extendió su reinado como entrenador.

Sus dos clásicos

1- Parque Viera: Cerro 3 - Rampla 1
El primer clásico de Labruna fue el 4 de setiembre de 1960. El picapiedra jugó con P. Rodríguez, Bruzzese, W. Peña, Manicera, J. Castillo, Filomeno, D. Pérez, Kulys, O. Míguez, Labruna y W. Giménez. El equipo fue dirigido por Carlos Martínez y una comisión técnica integrada por Pedro Cabrera, Juan Magallanes, Luis Galeano y Benito Matas.

2- Parque Nelson: Rampla 0 - Cerro 4
El segundo clásico fue el 6 de noviembre con arbitraje de Esteban Marino. Rampla jugó con Larrea, W. Sosa, W. Peña, Villasantes, Bruzzese, Gelezoglo, R. Rivero, Roberto Gil, Denis, Labruna y D. Pérez. Rampla fuer dirigido por Carlos Martínez. El técnico de Cerro, en ambos partidos, fue Roberto Porta.


Comentarios

Populares de la sección

Acerca del autor