Malvín liquidaciones

Un gran partido en lo colectivo e individual, le dio el segundo triunfo claro a los de Pablo López por 73 a 64

Malvín sigue creciendo en su juego y, lejos de conformarse con la gran producción que mostró el martes pasado cuando goleó a su rival, volvió a mostrar una gran producción de juego colectivo, de individualidades que supieron aparecer de entrada y también de un aporte táctico fundamental obra de su técnico Pablo López para ganar 73 a 64 y poner la serie 2-0 ante Aguada en estas finales apasionantes de la Liga Uruguaya de Básquebol.

El partido comenzó siendo mucho más parejo que el primero en el cual los de la playa se llevaron una holgada victoria.

A diferencia de ese compromiso, Malvín en el primer tiempo perdió ocho balonjes, contra los cinco que había perdido en todo el compromiso del martes pasado.

Marcos Cabot no solo fue quien más anotó en su equipo en el período inicial (9 puntos), sino que complicó bastante cuando atacó a Bavosi.

El partido fue rico desde lo táctico si bien hubo cambios en las referencias cambiando a McGuide marcando a Federico Pereiras, mientras que Nicolás Mazzarino fue sobre Demian Álvarez, hasta que luego ambos pasaron a defender en zona.

Aguada mostró problemas en la primera parte y fue que se perdió en la defensa del picanrol, sobre todo con la entrada de Cabot.

La llave para que Malvín se llevara el primer parcial fue la marca en zona, allí logró sacar una diferencia de 9-2 con un gran rendimiento de Hatila Passos y sacó la mayor renta del encuentro que fue justo como terminó esa mitad: 33-28.

La única preocupación para los de Pablo López fue que al finalizar los primeros 20', un jugador fundamental como Marcel Souberbielle, ya tenía tres faltas, por lo que jugó el complemento un poco más complicado.

El notable Nicolás Mazzarino volvió a mostrar momentos espectaculares con triples incluidos –como cuando sacaron nueve de diferencia en el tercer cuarto por 46-37–.

Malvín aprovechó que Jeremis Smith se mostrba desenfocado en la marca y le entró por allí al rival.

Fue muy superior el conjunto de la playa que sacó hasta nueve puntos de ventaja (53-44) y siguió complicando a su rival en la marca en zona.

El último cuarto fue casi todo de Malvín con un gran rendimiento de Dominic McGuire quien se mostró realmente inmarcable para la defensa aguatera.

La cortina del partido se fue bajando lentamente con un conjunto que fue superior de principio a fin y por eso el conjunto de Pablo López festeja este 2-0 que no es decisivo, pero sí relevante.



Comentarios