¿Hay que preocuparse por la derrota de Uruguay XV? Un poco

El segundo seleccionado uruguayo perdió con Chile de local; pecó de inexperiente y cometió varios errores clave en el final

Dolió. A cada uno de los uruguayos que estaban en el Charrúa, a los que lo vieron por TV. Perder con Chile, por el torneo que sea de la categoría que sea es un golpe difícil de digerir, más aún si el anterior partido había marcado la diferencia más amplia de la historia entre los dos seleccionados principales: 67-15 en Chile, en febrero.

Quizás la mayor víctima sea el orgullo más que el resultado que no vale para el ranking, al haber puesto Uruguay en cancha un segundo seleccionado. Otra víctima colateral es la historia, con la chance de un histórico título sudamericano que ahora quedó muy lejos, luego del batacazo de Brasil, que le ganó de visita a Argentina XV 36-33.
Pero a pesar de que habrá revancha y que la derrota se dio en el contexto menos doloroso posible, sería un grave error que Uruguay dejara pasar este 22-20 sin hacer una autocrítica y se escudara en que fue el principal equipo trasandino contra el segundo celeste, lo que no es tan así desde el momento que a los chilenos le faltaron varios titulares y Uruguay puso en cancha a lo largo de los 80 a varios Teros, incluidos cuatro de los recientemente contratados como profesionales. Sí es cierto que había al menos seis jugadores con poca o nula experiencia a este nivel, y que eso también suele sentirse.

La autocrítica -no hay dudas que estará- seguramente incluya algunos aspectos que destacan a Uruguay y que no se suelen negociar: la actitud, el compromiso para el tackle, la agresividad en el contacto.
Se sabía, porque lo marca el ABC del rugby y porque Colombia ya había pasado el mensaje en el debut, que era imprescindible ganar el duelo en el contacto para pasar al score la diferencia que hay en los papeles entre ambos países. Pero en cambio, desde el minuto 1 Chile mostró actitud para ir a buscar al equipo celeste y forzarlo a liberaciones lentas y desordenadas, a errores de manejo y a penales.
Eso, sumado a que a este Uruguay XV aún le falta rodaje, hizo que el juego se fuera deshilachando. Solo aparecían bocetos del juego de Los Teros: faltaba ganar el primer metro, asegurar la pelota, que los apoyos llegaran, ser verticales cuando se requiere y veloz y lateral cuando aparecen las oportunidades. Uruguay se repetía en la lateralización, y si bien por momentos encontraba espacios, se diluían por errores de manejo.

Pero aún con errores, daba la sensación de que cada vez que Uruguay XV se ceñía al libreto y hacía lo que debía, encontraba espacios. Primero un quiebre de Juan Diego Ormaechea -de los pocos en cambiar el chip y apostar a la verticalidad-, luego otro de Diana, luego un penal y el try penal desde el maul para el 7-0 con el que se fueron al descanso. El partido era malo pero las sensaciones eran alentadoras: en defensa se bancaba mas o menos bien -Chile se había repetido con un juego inocuo y solo creaba peligro con el pie y con alguna penetración de Huete-, y a Uruguay le alcanzaba con ordenarse un poco.

El drama es que el equipo se lo creyó. Y arrancó el segundo tiempo sin reacción, sin cosistencia, sin brújula, más allá de un drop lejano de Blengio que puso el 10-0. Chile tuvo actitud par ir a buscarlo. Y en vez de mostrar un bajón físico como en partidos anteriores, subió en escalón. Se dio cuenta que en el juego corto sacaba más ventajas que en el primer tiempo, consiguió un penal y luego llegó a un try lanzando juego desde el scrum, y aprovechando una falta de tackle celeste que en el primer tiempo ya era un problema pero en el segundo se volvió una alarma. Con el segundo try, otra vez nacido desde el juego corto, pasó 15-10.

Tocado en su orgullo, Uruguay lo fue a buscar, y mostró que haciendo las cosas cinco minutos bien de corrido encontraba resultados. Ganó la ventaja en una de las pocas jugadas verticales y con pases en el contacto que apostó, y luego el scrum hizo su parte para llegar al try penal que volvía a poner a los celestes arriba, que una jugada después se transformó en 20-15 gracias un penal lejando de Favaro.
E incluso Uruguay pudo cerrarlo, pero volvió a competer errores infantiles. Con el partido arriba, a los 76 minutos tuvo una chance clara de try que terminó en penal por pantalla,otro a los 78 minutos por no soltar la pelota, y otro por offside a los 80, que le dieron la ultima chance Chile desde el line y maul , que no desperdició. Y se llevó una victoria justa, porque nunca dejó de creer. En cambio, a Uruguay le faltó la intensidad necesaria para un partido de este nivel.

La derrota no echa por tierra la experiencia de poner un segundo equipo: todo lo contrario, estos golpes son los que foguean a jugadores jóvenes. De todos modos, habrá que tomar lección y ajustar lo que sea necesario.

La ficha

URUGUAY XV 20
CHILE 22
URUGUAY..1. Benitez, 2. Pombo, 3. F. Iniciarte; 4. G. Soto Mera, 5. Magno; 6. Segredo, 7. Ormaechea (c), 8. Diana; 9. Iniciarte, 10. Albanell; 11. Favaro, 12. Della Corte, 13. Prada, 14. Freitas, 15. Blengio. DT G. Storace-J. Pastore

CHILE. 1. Thompson, 2. Moya, 3. José Munita; 4. Huete, 5. Mayol, 6. Richard, 7. Escobar, 8. Soto, 9. Perrotta, 10. Videla, 11. Avelli, 12. de la Fuente, 13. Ayarza, 14. Larenas, 15. Ianiszewski. DT Mark Cross

CAMBIOS URU. Arboleya x Pombo, Pujadas x F. Inciarte, Echeverría x Benítez, Ayala x Magno, Kigel x Diana, Risso x T. Inciarte, De León x Albanell
CAMBIOS CHI. Lues, Bordigioni, Otero, Saavedra, Sigren, Domingo Saavedra, Steinsapier, Zunino
CANCHA. Estadio Charrúa
JUEZ. Pablo Deluca (h) (Argentina)
PUNTOS. try penal (URU) 7-0, drop Blengio (URU) 10-0, penal Ianiszewski (C) 10-3, try Richard (C) 10-8, try de la Fuente (C) 10-15, try penal (URU) 17-15, penal Favaro (URU) 20-15, try Huete convertido por Ianiszewski (C) 20-22
AMARILLA. Moya

Comentarios

Acerca del autor