Diez semejanzas y diferencias entre Nacional y Peñarol

Los grandes empezaron bien diferente al año pasado

1- Así llegan

Martín Lasarte
Martín Lasarte
Martín Lasarte

El año pasado los grandes tuvieron desempeños que podrán calificarse como inversamente proporcionales. A esta misma altura de 2017, Nacional parecía flotar en el mar de la tranquilidad como consecuencia del título que había logrado con Martín Lasarte en el Uruguayo Especial 2016, tenía un equipo armado, que necesitaba escasos retoques y afrontaba el año con el impulso de los éxitos; Peñarol, atravesaba otra tormenta, cambiaba de técnico, cargaba culpas por las derrotas y sufría las embates lógicos de comenzar a recorrer un camino. En la cancha, el aurinegro comenzó mal en el Apertura y terminó el año al alza de rendimiento y siendo campeón del Uruguayo; Nacional tuvo un buen primer semestre, aunque perdió el Apertura ante Defensor Sporting, ganó el Clasificatorio, quedó afuera de la Libertadores en octavos de final y cerró la temporada en bajada, sin poder entrar en la definición del título. Tras pasar raya al 2017, Ramos siguió en los carboneros, mientras que Lasarte no renovó el contrato de común acuerdo.

2- Las contrataciones

Luis Aguiar
Luis Aguiar
Luis Aguiar

Peñarol realizó hasta el momento cinco incorporaciones: el zaguero Luis Maldonado, al volante Giovanni González y a los atacantes Rodrigo Piñeiro, Agustín Canobbio y Fidel Martínez. Nacional fichó a Luis Aguiar, Carlos De Pena y Santiago Romero. Con estas incorporaciones, los carboneros prácticamente tienen cerrado el plantel, mientras que los tricolores aún están en busca de un delantero y un zaguero para integrar la formación titular, dos puestos claves a pedido de Medina y con el tiempo contrarreloj, porque se viene la Libertadores. ¿Quién se reforzó mejor? El tiempo lo dirá y los rendimientos tendrán la palabra, pero hay algo que está bien claro y que marca la tendencia de uno y otro equipo: mientras Peñarol le pone frescura a su plantel con tres sub 21 –González, Piñeiro y Canobbio–, Nacional apela a jugadores con mayor recorrido en el fútbol, y también más edad.

3- Distintas obligaciones

Leonardo Ramos

Peñarol comienza 2018 con la calma y el respaldo de haber sido el campeón del último Uruguayo con una remontada de esas que refuerza el espíritu de cualquier grupo. Eso le da gran crédito al entrenador Leonardo Ramos. Además, por ganar el título, el aurinegro clasificó como Uruguay 1 a la Copa Libertadores, directo a fase de grupos, lo que le asegura un importante ingreso económico: US$ 1,8 millones por los tres primeros partidos.

En Nacional, arrancaron el año con el listón muy alto y las chances reducidas, teniendo en cuenta los antecedentes de los equipos uruguayos en la Libertadores: ingresa en segunda ronda en la Copa y tiene que sortear dos instancias de eliminación directa para llegar a la fase de grupo. Esto, en pocas palabras, es: sin rodaje, con un técnico que debuta, con un equipo en formación tiene que rendir como si estuviera afianzado. El primer rival será un equipo brasileño, Chapecoense, que siempre plantea dificultades a los uruguayos. En octavos de final de 2017, Nacional fue eliminado por Botafogo. Y entre la Copa se cuela el Apertura, que se iniciará el primer fin de semana de febrero, en el que el azar determinará si le ofrece un calendario tortuoso o uno amigable. ¿Se imagina a Defensor Sporting, Danubio y Peñarol en las primeras fechas del torneo local de 2018, más los desafíos de la Copa?

4- Las bajas

Diego Rossi y Andrés Lamas, Peñarol Defensor Sporting
Diego Rossi
Diego Rossi

Peñarol no padeció la pérdida de jugadores medulares en la base del equipo. La ausencia más importante será la de Diego Rossi, quien fue titular y cerró un gran año corriendo por la banda y alimentando de fútbol a su equipo, y la de Cristian Palacios, a quien se le vence el contrato en seis meses y puede emigrar en este período de pases. Las pérdidas de Yeferson Quintana y Alex Silva, no alteran la calidad del plantel.

Nacional no tendrá a una de sus figuras, Rodrigo Aguirre, el 9 de la pasada temporada, quien se irá a Estados Unidos y es una baja de peso a la que aún no le encuentran un sustituto. Kevin Ramírez, Gonzalo Porras o el retirado Martín Ligüera, que también dejaron el club, no disminuyen la capacidad del equipo albo.

5- Política

José Luis Rodríguez
José Luis Rodríguez
José Luis Rodríguez

Entre las semejanzas de los grandes surge una que genera incertidumbre –por un lado– e inquietud –por otro– en la arena política: los clubes están en manos de presidentes novatos. Nacional sufrió a José Luis Rodríguez en sus dos primeros años de mandato y en noviembre la Asamblea no aprobó la gestión del titular tricolor. Peñarol comienza a transitar un camino inédito con Jorge Barrera, que tiene su recorrido en la Asociación Uruguaya de Fútbol, pero que nunca fue integrante del consejo directivo.

6- Los técnicos

Alexander Medina
Alexander Medina
Alexander Medina

Peñarol tiene un DT con experiencia y con la tranquilidad de haber ganado el último Uruguayo (el segundo de su carrera, el otro con Danubio en 2013-2014), Leonardo Ramos.

Para Nacional todo es nuevo con la llegada de Alexander Medina, quien debuta en Primera división como entrenador, debió completar su cuerpo técnico y del que aún no se conoce en profundidad sobre su estilo de juego, más allá de la experiencia ganadora y del modelo que cautivó a los dirigentes durante 18 meses en los que en Tercera división ganó todo lo que jugó. Nacional está acostumbrado a probar con nuevos entrenadores, pero no después de perder el título a manos de Peñarol. No es un detalle menor cuando Ramos conoce a sus jugadores y tiene clara la idea a desarrollar en la cancha; el Cacique debe encontrar el equipo.

7- El calendario

Nacional y Chapecoense en el Parque Central

Nacional comenzó a entrenar el 2 de enero debido a que el 31 de enero comienza su serie con el equipo de Chapecó por la segunda fase de la Copa Libertadores. Peñarol, que comenzará a jugar luego que su tradicional rival, el 3 de febrero con el inicio del Apertura, tuvo cuatro días más de descanso. Comenzó el 6 de enero. El 22 de enero será el clásico de verano, mientras que el 26 definirán la Supercopa, el primer título del año, al que todos le restan importancia... ¡hasta que pierda uno!

8- Los planteles

Kevin Dawson
Kevin Dawson
Kevin Dawson

Peñarol mantiene la columna vertebral a partir de la refundación futbolística que Ramos logró en el segundo semestre de 2017 con Kevin Dawson en el arco, Ramón Arias en la zaga y Gargano y Cebolla Rodríguez en el mediocampo. Nacional mantiene a sus piezas claves: Esteban Conde, Diego Polenta y Diego Arismendi representan lo mejor de los albos, pero al mismo tiempo le dan fragilidad al equipo por la indisciplina del zaguero y las lesiones del volante central, que los sacaron de varios partidos decisivos en 2017.

9- La econonomía y la Copa

José Sand

Los dos clubes están muy apretados económicamente y no están en condiciones de hacer grandes erogaciones. Peñarol puso un techo salarial muy bajo, de US$ 20.000, para fichar a Diego Forlán, mientras que Nacional brindó su mejor oferta para contratar a José Sand, pero el argentino se fue a Colombia. La Libertadores será un ingreso clave. Los mirasoles, por su participación en fase de grupos, ya tienen asegurados US$ 1,8 millones, correspondientes al pago de US$ 600.000 por cada partido disputado como local. En tanto, los del Parque Central, por su presencia en la segunda fase previa, se aseguraron US$ 400.000, pero deberán pasar dos rondas eliminatorias para llegar a la fase de grupos y lograr los mejores ingresos del torneo internacional.

10- Indisciplina

Diego Polenta
Diego Polenta
Diego Polenta

Las irresponsabilidades que los futbolistas intentan maquillar como parte de la defensa de la institución, se transforma en una gran complicación de cara al estreno de la actividad internacional de los dos grandes. Las expulsiones de los tricolores Diego Polenta y Sebastián Rodríguez en el último partido ante Botafogo, por la Copa 2017, por la que fueron sancionados tres partidos, les impide jugar ante Chapecoense y se perderán el primer partido de la tercera fase de la Libertadores –si siguen– o el primer encuentro de la edición 2019. El aurinegro Lucas Hernández también faltará a los tres primeros partidos de la fase de grupos por su sanción ante Palmeiras.


Comentarios

Populares de la sección