Zlatan se paró para aplaudir al Matador

El golazo de Cavani, que le dio el transitorio 3-0 ante Bastia, cuando dejó al arquero y a dos zagueros tirados en el piso, hizo levantar del banco de suplentes al sueco que festejó de pie; el salteño hizo otro de penal

A los  62 minutos, Paris Saint-Germain ya vencía 2-0 a Bastia por la décima fecha de la Ligue 1 de Francia con dos goles de Zlatan Ibrahimovic en la primera parte.

Entonces apareció por izquierda Edinson Cavani y eludió a un zaguero. Luego dejó por el camino y sentado al experiente arquero Mickaël Landreau y casi sin ángulo y con dos zagueros más sobre la línea, definió suave al segundo palo.

El estadio se vino abajo, el relator de la televisión francesa decía a los gritos “¡cest magnifique, cest magnifique!” (“¡es magnífico!”).

Y al mejor estilo italiano, también un locutor del estadio, mientras todos aplaudían de pie, dijo: “¡But de Cavani!” (“¡Gol de Cavani!”).

Entonces sí el grito ensordecedor de todo el estadio empezó a hacerse escuchar con acento francés: “¡Cavaní! ¡Cavaní!”, como si tuviera tilde.

Otro que se paró del banco de suplentes fue el propio Zlatan quien con una sonrisa, aplaudió a Cavani por su primera obra maestra en Francia.

Jugando como local en el Parque de los Príncipes, el técnico Laurent Blanc le había dado descanso al delantero sueco e ingresó Edinson Cavani, para jugar el complemento.

Es que el entrenador no lo quiso poner de entrada porque había realizado un viaje agotador luego de jugar por las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014.

Si se toma en cuenta la última vez que Cavani salió de París, viajó primero a Montevideo, luego a Guayaquil, posteriomente a Quito en donde jugó todo el partido en la altura, de allí otra vez a Guayaquil, el avión hizo escala en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y cuando llegaron a Montevideo de regreso estaba demasiado cansado como todo el grupo. Tras jugar 90 minutos más ante Argentina, viajó nuevamente a París, y llegó el miércoles de noche.

Blanc consideró que era demasiado y no lo tuvo en cuenta para el inicio del partido.
Pero el salteño fue demoledor y en el complemento se encargó de que su equipo lograra una goleada contra Bastia, ya que en la hora estampó de penal el 4-0.

En solo 45 minutos, El Matador tuvo su tarde soñada, sobre todo, por el primer gol que convirtió que fue realmente espectacular.

Esto le sirve al equipo para mantener la punta de la Ligue 1 en Francia y también para preparar el compromiso de visita por la tercera fecha de la Liga de Campeones el próximo miércoles ante Anderlecht de Bélgica.

En dicho grupo, Paris Saint-Germain también marcha primero ya que ganó sus dos primeros partidos, 4-1 de visitante en Grecia ante Olympiacos y 3-0 contra Benfica.


Populares de la sección

Comentarios