Zamora le ganó a Rojas en la liga

La CAU invalidó la marca lograda por Rojas en la maratón de Montevideo y manda a Zamora en su lugar

Luis Lasa se acerca a Rafael Díaz. Le extiende la mano y le dice: "Lamento mucho la situación de Aguelmis, soy el padre de Emiliano y si le pasara algo igual sería un drama familiar. Espero que se recupere pronto de este golpe". Díaz, entrenador cubano de Rojas, responde con resignación: "No creo, esto es muy duro y estoy seguro que de acá en adelante Aguelmis va a tener menos apoyo del que ha tenido".

El clima de tensión ya estaba instalado desde la hora 18 en la sede de la Confederación Atlética del Uruguay (CAU) que decidió este miércoles anular los resultados de la maratón de Montevideo 2016 en la que Aguelmis Rojas realizó marca clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 superando la lograda por Andrés Zamora en febrero en Sevilla.

Como el cupo máximo de participantes por pruebas de atletismo olímpicas es tres y las marcas hechas en octubre de 2015 por los mellizos Martín y Nicolás Cuestas eran mejores, Rojas –cubano nacionalizado uruguayo– logró en la cancha su boleto olímpico.

Pero Zamora, hijo de Nelson, olímpico en Barcelona 1992, denunció el 26 de mayo que la maratón montevideana estuvo marcada por varias irregularidades, entre ellas, la modificación antirreglamentaria del recorrido.

Un día después, Zamora fue entrevistado por Referí y contó por qué había ido a entrenar a la altura y qué objetivos tenía por delante tras su eliminación olímpica.

La denuncia fue inicialmente desestimada por la CAU que presidía Pablo Sanmartino quien renunció a su cargo el 13 de junio.

Lionel De Mello, el nuevo presidente de la CAU contó a Referí que la decisión se adoptó siguiendo estrictamente los reglamentos: "Se llegó a esta lamentable situación porque en su momento no se tomaron los pasos procedimentales correspondientes".

"Ahora el consejo tomó la denuncia, la pasó al tribunal arbitral que hoy falló y el consejo tomó conocimiento del fallo a los efectos de ejecutarlo ya que el mismo es inapelable", informó.

La decisión del consejo de aceptar y ejecutar el fallo se dio por unanimidad.

"En su momento no había consejo ni tribunal arbitral. No había nada. Alguien se limitó a publicar algo y se tendrá que hacer cargo personalmente", agregó.

El tribunal está conformado por los abogados Francisco García Arnabal, Andrea Silva y el entrenador Anselmo Martins.

Rojas, quien se encuentra entrenando en la altura de Cuenca, fue representado anoche por su entrenador, la abogada Verónica Martinicorena, la escribana Virginia Dutra y el procurador Enrico Rossi.

Este último dijo a Referí: "La CAU no actuó con las formalidades necesarias para que se le den garantías a los dos deportistas".

"No hubo una notificación formal de la denuncia y no había un tribunal conformado con anterioridad y fue muy a último momento que se conformó y se adoptó la resolución; todo muy desprolijo", agregó Martinicorena.

Los letrados estudiarán ahora sobre quién van a accionar para reclamar el daño causado a Rojas, pero en primer lugar apuntaron a la Intendencia de Montevideo, la organizadora de la maratón.

La palabra clave
"Como la denuncia también había sido elevada a la Consudatle (ente rector del atletismo sudamericano), vino Rodolfo Eichler que fue quien certificó el circuito y que es el director de certificación para Sudamérica", dijo De Mello.

Llegó el lunes de noche y el martes se reunió con el Colegio Uruguayo de Jueces, el árbitro de la prueba (Silvia Grassi) y los dos medidores oficiales en Uruguay: Adalberto Cuevas y Patricio Melo.

Eichler, quien no volvió a medir el recorrido, constató modificaciones al trazado que hizo en enero de 2015: "Constató la existencia de una adulteración del diseño del área de salida en el giro rumbo al oeste, aproximadamente compensada en el giro al este".

Díaz dio su versión a Referí: "Las maratones nunca son exactas, es imposible. Tenemos datos de GPS de muchos corredores que dicen que corrieron la distancia correcta".

De Mello replicó: "Vino el certificador, el papá de la criatura, salvo que alguien en Uruguay sin ninguna acreditación, certificación ni cargo como juez entienda que el certificador no sabe de lo que está hablando, la CAU no tiene otra alternativa que manejarse con eso. Es como si alguien quiere operar en un hospital y no es médico. Esto es un deporte reglado y sé es muy estricto porque se está hablando de Juegos Olímpicos".

"Esto es una mancha, es un día muy triste para el atletismo, pero las personas que hicieron esto serán las que tendrán que responder por esto", agregó. .

"Las alteraciones que se hicieron en el recorrido, la denuncia, el hecho generador de esto que es la maratón es anterior a que asumamos, nos preceden, solo cumplimos con el estatuto porque no podemos ser omisos con nuestros deberes", concluyó.

Lo cierto es que Rojas se queda afuera. Por unos metros. Y porque Zamora le ganó en la liga.