Ya son producto de exportación

En el año 2012, como nunca había ocurrido antes, 62 técnicos uruguayos dirigieron en el exterior y en todos los continentes

El puesto de director técnico suele ser bien pagado, pero también es muy complicado por el estrés que implica. “Hay que ver con la cara con la que llegan y con la que se van”, dicen a coro varios dirigentes uruguayos. Y es una verdad irrefutable.

Claro que también los DT obtienen grandes alegrías cuando se logra el objetivo de ser campeón y ni que hablar cuando son contratatados desde el exterior.

A esta altura, se puede decir que los entrenadores uruguayos son un producto de exportación porque, como nunca, en 2012 se batió el récord de técnicos de este país en otros tantos países del mundo.

En esta ocasión la cifra alcanzó a 62, dos más que el año pasado cuando también se había alcanzado un récord. Además, como suele ocurrir, en el año que terminó, esos compatriotas han dirigido en los cinco continentes.

Los más laureados
En su primera temporada en Catar –más allá de que comenzó en setiembre de 2011– Diego Aguirre consiguió dos copas con su equipo, Al Rayyan, ambas en 2012.

La primera de ellas y la más importante, fue la Copa del Príncipe, un certamen que su club no lograba desde hacía 11 años.

La otra que consiguió fue la Copa Jasim, un torneo menor en importancia, en agosto pasado.

En mayo del año pasado, en una fastuosa fiesta llevada a cabo en Doha, Aguirre fue elegido como el mejor entrenador de Catar con el 35% de los votos. El premio se lo entregó el serbio Bora Milutinovic, quien dirigió a cinco selecciones diferentes en otros tantos Mundiales.

Ese buen desempeño hizo que el club le ofreciera un nuevo contrato hasta mediados del año en curso, por lo que Aguirre, por ahora, continuará en Catar.

Más allá de este buen rendimiento, se puede decir que lo mejor de 2012 lo consiguió Gustavo Matosas con León de México.

No solo logró ascender a la Liga Mexicana luego de 10 años en que el equipo de Guanajuato no lo conseguía, sino que en el primer torneo que disputó en 2012 en Primera –el Apertura– consiguió llegar hasta las semifinales, por lo que estuvo muy cerca de conseguir un título que hubiese sido histórico.

Matosas está muy bien visto hoy en México como en su momento lo estuvo su padre, Roberto, tanto en su época de jugador, como también como entrenador hasta hace no mucho.

Fossati no falla nunca
Otro uruguayo laureado en 2012 fue Jorge Fossati. Ya es una sana costumbre del entrenador uruguayo, quien logró sacar campeón a Cerro Porteño del Torneo Apertura paraguayo, algo que no conseguía el Ciclón desde hacía tres años.

Además, como un plus, lo consiguió en el año del centenario de la institución.

Otro plus más: el partido definitivo se lo ganó al eterno rival, Olimpia, por 2-1.

En 2012, la Federación Internacional de Historia y Estadística en el Fútbol (IFFHS), lo había distinguido en los primeros días de enero como el décimo mejor técnico del mundo de la temporada anterior.

Muy pocos en Europa
En el Viejo Continente han sido cinco los representantes uruguayos en 2012, uno menos que en 2011.

Gustavo Poyet continúa en Brighton & Hove Albion, luego de haberlo ascendido a lo que sería la B de Inglaterra.

En tanto, Pablo Correa en 2012 dirigió a Evian de Francia, pero no le fue tan bien como en temporadas anteriores con Nancy.

Por su parte, en Italia, Diego López, quien dirige hace años, logró ascender posiciones y además de dirigir a los juveniles, ahora es ayudante técnico de Cagliari.

Como ocurrió en 2011, Jorge Añón dirigió a Banik Most de la B de República Checa, en tanto que en España, Henry Ariel López Báez está de coordinador de técnicos en Atlético Chenet Tenerife.

Guatemala otra vez
Tal como sucedió en 2011, Guatemala fue el país que recibió a más técnicos uruguayos. Esta vez fueron nueve, uno menos que en la tempordaa pasada.

Entre ellos, estuvo hasta hace poco Ever Almeida como entrenador de la selección de ese país.

Otros uruguayos que entrenaron combinados nacionales en 2012 fueron Sergio Markarian en Perú, Ruben Israel en El Salvador, Gerardo Pelusso en Paraguay, Juan Carlos Buzzetti en Islas Fidji, Gustavo Ferrín en Angola y Tab Ramos en la sub 20 de Estados Unidos.

Fue otro año de novela para los técnicos uruguayos, quienes emigran cada vez más.


Populares de la sección

Comentarios