"Ya quedan cuatro días menos para volver"

Antonio Pacheco se mostró emocionado, pero muy optimista con su futuro regreso a la camiseta número 8 de Peñarol; le agradeció a Nacional

Hay unas cuántas habitaciones en el cuarto piso del Hospital Británico, pero solo la 405 está llena de mensajes de aliento de amigos, que aparecen pegados a la puerta.

Valentina no se despega de su esposo. Es la primera vez que se la puede ver en una conferencia de prensa muy atenta a todo lo que allí ocurra.

Su esposo es Antonio Pacheco, quien decidió dar la conferencia. La TV pasó primero porque el lugar era pequeño. Luego dos diarios –entre ellos, El Observador– y dos radios.

Junto a él, el inseparable jefe de la sanidad carbonera, Alfredo Rienzi, quien dijo que el jugador “va a ser dado de alta en las próximas horas, no tuvo ninguna complicación en el posoperatorio. Debe seguir 15 días en reposo y esperemos que la prensa lo deje un poco tranquilo. Tiene que estar dos semanas con tranquilidad en su casa”. Antonio lo mira atentamente. Está tranquilo. Trasunta serenidad, y cuando llega su turno, agradece a los que lo ayudaron, atendieron y visitaron, y también se anima a la sonrisa pícara, esa que siempre lo caracterizó.

“Es un momento duro. Mentiría si dijera que no, pero bueno, me pasó a mí, es una situación dura. Uno está expuesto a este tipo de situaciones. No soy el primero, espero ser el último, difícilmente lo sea, pero espero que esto no le vuelva a pasar a ningún colega nunca. Otros chicos que les ha pasado vivir esta situación, han tenido su recuperación en un tiempo debido y han vuelto a jugar. Esperemos que este sea un caso igual a los anteriores”, dijo.

En busca de cómplices con su mirada y sus palabras de buen humor, agregó: “Obviamente que el domingo no creo que pueda apoyar la pierna para ir a la cancha, pero seguro lo voy a estar mirando como cada uno de los partidos que mis compañeros estén ahí adentro. Seré como la gente, un jugador más”.

Sus palabras hacia Nacional
Consultado por El Observador acerca de qué sintió por el saludo de Nacional en su página web –que luego fue retirado–, Pacheco fue muy claro: “El agradecimiento a Nacional también porque vinieron chicos del club, –no importa quiénes– en representación de todos los muchachos, me llamó el presidente de la institución, como de otros clubes que también han venido, sería injusto si no lo dijera. De la misma manera que vino Nacional, vinieron otros colegas y otras instituciones a verme”.

Y añadió: “Lo que puedo decir es que hay que entender de una vez por todas que hay cosas que superan lo futbolístico, que no tienen que ver con nada, que si bien es verdad que somos un país muy futbolero y la rivalidad tiene que existir –porque yo soy el primero en que quiero que exista esa rivalidad–, pero bien entendida, esa rivalidad sana, de ir a alentar a su equipo y las bromas que previo y posterior a los clásicos se suceden, seguirán sucediéndose, pero con esa tranquilidad de que no haya más violencia, que no exista más nada de este tipo que no ayuda en nada al fútbol ni al país. Hay que entender que el fútbol es un deporte y está buenísimo que me hayan llamado”.

Pacheco tiene claro que “me quebré yo y son jugadas fortuitas que se suceden. Ya han pasado cuatro días desde la operación y tengo cuatro días menos de recuperación para volver”. Al respecto sintetizó: “Seguramente voy a volver más pronto de lo que se imaginan, más rápido de lo que se espera habitualmente”. Los 10 minutos pactados de antemano volaron. Pacheco ya comienza una etapa distinta en su vida, en la que deberá ganarle a la ansiedad para volver a lucir la mítica 8 de Peñarol que lo espera.


Populares de la sección

Comentarios