Y ya lo ve, somos campeones otra vez

Williman-Rodríguez y Nieto-Galusso volvieron a ganar en Trinidad donde se definieron los ocho que jugarán el Gran Masters Final de Pocitos

Guillermo Williman y Pablo Rodríguez, quienes arrancaron como dupla recién en la cuarta etapa ganando en Atlántida, repitieron el plato el domingo al vencer en la final a los sanduceros Fabio Dalmás y Andrés Stoll adjudicándose la Copa Conaprole Plus que se disputó en la quinta etapa del Circuito Nacional disputada en Trinidad, capital de Flores.

Dalmás, quien jugó con Nicolás Zanotta los Juegos Panamericanos de Rio 2007, disputó este año algunos torneos en Argentina pero recién debutó en el Circuito demostrando su vigencia junto a Stoll. En la semifinal despojaron de su invicto a Renzo Cairus y Maximiliano Santiago, ganadores de las tres primeras etapas y ausentes en la cuarta cuando se fueron a jugar el Circuito Sudamericano a Viña del Mar.

Williman-Rodríguez, que en la semifinal superaron a Germán Varela y Martín Molina, vencieron 2-1 en una apretada final.

El tercer puesto se lo quedaron Cairus-Santiago al ganar en partido a un solo set con lo cual terminaron primeros en el ranking masculino.

En damas se jugó la final más intensa y peleada del circuito donde Eugenia Nieto y Paola Galusso alcanzaron su tercera victoria consecutiva.

Al igual que en Carmelo enfrentaron en la final a Moira Gastambide y Carla Hernández a las que le ganaron 2-1. En el tie break (que se disputa a 15 puntos) perdían 7-1 pero lo dieron vuelta de forma increíble para vencer 15-12. Fue la quinta vez que enfrentaron en lo que va del Circuito a Gastambide-Hernández y en las cinco oportunidades resultaron vencedoras aunque en Trinidad el trabajo de la victoria fue sin dudas el más duro.

Terceras fueron Gabriela Germán y Yanina Vignolo quienes derrotaron a las jovencitas Eugenia Eyzaguer y Cristina Viera.

Trinidad, última etapa puntuable del Circuito Nacional, convocó a 53 duplas terminando de confirmar el éxito en la convocatoria que tuvo el certamen.

Desde hace unos años Flores se ha convertido en un centro deportivo para el país. Con Armando Castaingdebat como intendente, el departamento hizo del deporte una herramienta de integración y de difusión de valores para su población. Invirtió en infraestructuras y demostró –en varios deportes– una asombrosa capacidad organizativa.

Allí desembarcó el beach volley el fin de semana. Por primera vez en la historia. Y fue un exitazo. Al mismo tiempo, el departamento vivió la llegada de Rutas de América, el desfile de Carnaval y un desfile de escuelas de samba. Pero la organización del torneo no tuvo fisura alguna.

Se jugó en la cancha artificial del Parque Centenario ya que Flores no tiene costas. Y ahí se presentaron 53 duplas a la quinta y última etapa puntuable del Circuito donde las ocho mejores ranqueadas disputarán entre el 2 y 3 de marzo el Gran Masters Final de Pocitos.

La próxima cita está agendada para el 2 y 3 de marzo en playa Pocitos. Ahí se verán las caras los ocho mejores de cada rama con la Copa Antel en juego. 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios