¿Y si Lodeiro no se recupera?

El volante sufrió un traumatismo en la rodilla, pero la sanidad celeste es optimista
Uruguay entrenó el jueves en doble horario en el Complejo Celeste y una noticia desentonó en la tranquilidad del ambiente: Nicolás Lodeiro abandonó ayer el entrenamiento de Boca Juniors con una dolencia en la rodilla que luego se confirmó por la sanidad del equipo argentino como un esguince del ligamento lateral interno de la rodilla derecha.


Este tipo de lesiones ligamentarias en las articulaciones tienen tres grados según la magnitud de la lesión y cada grado demanda un tiempo de recuperación distinto.

El grado I demanda una recuperación de 15 días, el grado II de 30 días y el grado III puede llevar un tiempo de entre ocho y 12 semanas.

A 18 días del debut por la Copa América ante Jamaica en Antofagasta, la lesión de Lodeiro hizo sonar las alarmas y la sanidad de Uruguay tomará recaudos para no afectar la planificación previa al certamen continental.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) emitió ayer un comunicado donde afirma: "La lesión fue valorada clínica e imagenológicamente por la sanidad de Boca Juniors y que no inhabilita al jugador para integrarse en forma progresiva al trabajo del grupo seleccionado".

Según pudo saber El Observador, el jefe de la sanidad celeste, Alberto Pan espera el arribo del futbolista para profundizar la información y decidir si el entrenador Óscar Washignton Tabárez debe hacer o no, una modificación en la lista definitiva. Tabárez

Sin embargo, el comunicado de la AUF no habló de "esguince de ligamento de la rodilla" sino simplemente de "traumatismo".

No hay alternativas de juego

En el peor de los escenarios, Uruguay deberá modificar mucho más que un nombre en la lista, ya que no hay dentro del radar de Tabárez un jugador con las mismas características que Lodeiro.

Dentro de los 23 seleccionados el único que puede jugar de enganche si la situación –y el dibujo táctico– lo permiten es Giorgian De Arrascaeta y ante la ausencia por lesión de Gastón Ramírez el abanico de opciones se achica.

De los cuatro futbolistas que Tabárez desafectó de la lista primaria de 27, los defensores no tienen opciones de ocupar su lugar, por lo tanto Emiliano Velázquez y Mathías Aguirregaray seguirían al margen.

El sustituto deberá salir de uno de los dos volantes y en ese sentido entran en juego Walter Gargano y Camilo Mayada.

Gargano se mueve en el centro del campo mientras que Mayada –si bien fue probado como doble cinco por Tabárez en algunos amistosos– es más bien volante externo.

Necesario por su doble función

Lodeiro ganó en su estadía en Boca un plus desde lo físico y le sumó a su técnica y visión de juego el sacrificio de un equipo que no negocia el esfuerzo.

Lodeiro jugó habitualmente como volante por izquierda en el esquema 4-3-3 de Rodolfo Arruabarrena.

Tabárez tiene en Lodeiro un jugador al que puede hacer jugar en distintas funciones del mediocampo: como doble cinco, como enganche o como volante externo.

Su rodilla tiene la última palabra.


Populares de la sección