Y queremos organizar el Mundial...

El Observador recorrió canchas y comprobó las condiciones en las que debe trabajar el personal de recaudación en puertas de ingreso y boleterías de los escenarios de los clubes profesionales

Cuando el sueño de organizar el Mundial de 2030 quiere empezar a tomar forma, el fútbol uruguayo se da de frente con una realidad ineludible: las canchas en las que se juega el torneo local parecen haber quedado congeladas en el tiempo, como si a las arcas de los clubes no llegaran esos millones de dólares por concepto de venta de futbolistas.

Con el objetivo de conocer las dificultades con las que a diario se encuentran los integrantes del personal de recaudación de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), que incluye porteros y boleteros, El Observador realizó una recorrida por distintas canchas, que le permitió encontrarse con un panorama que no es ajeno a periodistas, dirigentes, jugadores, entrenadores e hinchas que todos los fines de semana recorren los barrios de Montevideo atrás de una pelota, pero sí para el público general que está alejado del mundo del fútbol.

En muchos casos, los estadios de los clubes que compiten en Primera división no permiten las comodidades mínimas para porteros y boleteros, por esa razón, la AUF se comprometió con el gremio que reúne a los funcionarios a que si el último día de este mes los clubes no realizaron las obras que el gremio y la AUF acordaron, será la propia Asociación la que se encargará de hacer las mejoras y les descontará los gastos a las instituciones.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios