¿Y el amor a la patria?

La renuncia de Del Potro a defender a su país en la Davis generó bronca

Sabe qué fue lo primero que le dijo Tabárez a los jugadores de la selección cuando inició su ciclo en 2006? “De ustedes se va a decir que vienen a robar la plata y que no les interesa la selección. Está en ustedes revertir ese pensamiento”.

¿Por qué fueron estas las primeras palabras del conductor de Uruguay a sus jugadores? Porque por tierras sudamericanas siempre late la sensación de que el que emigró se agrandó.

Entonces pasa de ser el pobre que peleaba contra todo, al rico al que ya no le importa la bandera de la patria. Es común.

Lo vivieron los jugadores de Argentina en la Copa América del año pasado. Los acusaban de venir en vehículos último modelo. De no brindar notas, de salir de noche y de ser arrogantes.

Hace unos días el nuevo ídolo del tenis argentino, Martín Del Potro, decidió no defender a su país en la Copa Davis ante Alemania. Y la nación se puso en llamas.

El diario Olé explicó: “Juan Martín Del Potro siempre se hace desear cuando de la Copa Davis se trata. Siempre tarda en confirmar por sí o por no su presencia. Y la previa de la primera ronda, del 1º al 3 de febrero ante Alemania en estadio Mary Terán de Weiss del Parque Roca no es la excepción”.

Y la gente reaccionó. Empezaron las acusaciones. De mercenario a no vengas más es el repertorio contra Delpo.

Para colmo, el número uno de la vecina orilla carga con la cruz de que David Nalbandian, fuera de forma física, con algunos kilos de más y hasta lesionado, siempre dice presente con la albiceleste.

La Nación brinda otra explicación a la renuncia de Delpo: “La historia, no por repetida, deja de sumar nuevos capítulos. Los desencuentros en el seno del equipo argentino de la Copa Davis continúan. Hasta no hace mucho, el problema era la relación entre David Nalbandian y Juan Martín Del Potro. Ahora, con el cordobés en un papel secundario, el distanciamiento marcado es entre Del Potro y el capitán Martín Jaite. La novedad, que en los hechos fue la ratificación de una ausencia anunciada, es la baja del tandilense para la serie que la Argentina sostendrá frente a Alemania. Una baja que se decantó por la falta de respuestas de Delpo a la convocatoria del capitán”.

Y agregó: “Las relaciones habían quedado en un punto muy bajo después de la semifinal que la Argentina perdió con la República Checa, cuando Del Potro se entrenó dos días por su cuenta y demoró en sumarse al equipo; el tandilense logró el primer punto para el equipo nacional, pero por una lesión en la muñeca derecha desistió de jugar contra Tomas Berdych un punto decisivo; con la derrota consumada, el domingo fue silbado por un sector del público en Parque Roca. En la intimidad, Delpo se quejó de que el capitán no cumplió con algunas funciones operativas que le había solicitado, y que las reprobaciones fueron fogoneadas a través de la red social Twitter por gente cercana a Jaite.

El hecho es que por estas horas Del Potro es mirado como un villano.


Populares de la sección

Comentarios