Y ahora le toca a Medina

El Cacique regresa a Montevideo por motivos personales; había viajado el domingo a Pilar

Alexander Medina vuelve a Montevideo, dos días después de entrar por la ventana a la pretemporada que el plantel realiza en Pilar y un día antes de que termine la preparación. Alejandro Lembo, integrante del cuerpo técnico de Nacional, confirmó el martes que el regreso de Medina se debe a un asunto personal. Todo lo que pasó en el plantel durante las últimas semanas alimenta las suspicacias. Es claro que no fue normal el desarrollo que tuvo la pretemporada tricolor, con jugadores importantes que se quedaron en Montevideo buscando cancha personalmente para entrenar y que luego se integraron al grupo; que otro futbolista regresó un día y medio para despedir a sus hijos, que se reintegró y que al otro día, uno de los jugadores que se agregó después al grupo ahora se vuelve.

El presidente Eduardo Ache dijo que la prensa inventa los temas porque no hay fútbol oficial, pero repasemos.

Al cabo de la temporada anterior el técnico Rodolfo Arruabarrena le comunicó en persona a los futbolistas que no los iba a tener en cuenta. Entre ellos estaban Sebastián Abreu y Medina, dos jugadores que además de tener contratos vigentes con el club, son ídolos de los hinchas. En consonancia con su opinión, no los incluyó en la lista de 25 jugadores que después de una semana de entrenamientos en Los Céspedes, continuaron la pretemporada en Pilar, Argentina.

Abreu y Medina se quedaron en Montevideo, junto a Christian Núñez, Vicente Sánchez, Darwin Torres, Lucas Cavallini y Santiago Saúl. Según dijo el Vasco, se quedaron con una rutina de entrenamiento “espejo” a la que se iba a realizar en Pilar. Sin embargo, los jugadores tuvieron que hacer gestiones personales para conseguir canchas y hacer prácticas de fútbol. Uno de ellos le dijo a El Observador, el sábado pasado: “¿Entrenamiento espejo? El espejo sano se lo llevaron a Argentina y acá dejaron el espejo roto?”.

A los dos días de comenzar las prácticas en Pilar, el delantero juvenil Juan Cruz Mascia se rompió los meniscos. Se especuló con que lo iba a sustituir Abreu, pero Arruabarrena entendió que si iba el Loco, también tenía que ir Medina, y no tenía lugar para un cupo más. El club solo había contratado 25 lugares. Entonces viajó el canadiense Cavallini, que en principio dudó de ir porque estaba esperando un pase a préstamo.

Unos días después El Observador cubrió una práctica de los jugadores que se quedaron en Montevideo. Por cuenta propia consiguieron la cancha de Nacional Universitario para hacer fútbol. Al día siguiente, Ache y el dirigente Claudio Puig se trasladaron a Los Céspedes para ponerse a las órdenes de los jugadores.

El sábado pasado por la mañana Abreu y Medina participaron, junto a la Tercera división, de un partido frente al equipo volante de la Mutual, en el complejo del exfutbolista Gonzalo De Los Santos. Abreu marcó un gol y después mantuvo una charla con El Observador. El Loco ni soñaba que por la tarde Arruabarrena lo iba a llamar para que viajara a Pilar.

Un día antes había llegado Ache al hotel donde se hospeda el plantel. Se reunió con el técnico, pero según dijo después, no hizo ninguna gestión para la incorporación de Abreu. La decisión fue del Vasco porque Iván Alonso le había pedido permiso para viajar a Montevideo a despedir a sus dos hijos que viajaban a España, donde residen. Pero no solo viajó Abreu a Pilar; también lo hizo Medina. De modo que el inalterable cupo de 25 se extendió a 26 jugadores.

Nacional jugó el lunes frente a Lanús y ambos delanteros participaron en el equipo suplente. Ayer de mañana se reincorporó Alonso. El plantel se extendió a 27 futbolistas. Pero al mismo tiempo se conoció que Medina vuelve este miércoles por un asunto particular, cuando el jueves el equipo enfrenta a San Lorenzo y termina su estadía en Argentina. 


Populares de la sección

Comentarios