Welker se independiza, Damiani transmite paz

El vicepresidente se sintió excluido del oficialismo y dijo que de ahora en más votará solo

En medio de la crisis que vive Peñarol, como consecuencia del bajón futbolístico –que es lo único que regula los ánimos en torno a un club de fútbol en Uruguay–, el presidente Juan Pedro Damiani expresó a El Observador que en estos momentos su institución “necesita tranquilidad y paz, y resolver todos los problemas puertas adentro”. Unas horas antes, el vicepresidente de Peñarol, Edgar Welker, manifestó que debido a que no fue consultado sobre las últimas decisiones adoptadas en la institución, a partir de ahora se considera fuera del oficialismo y procederá en forma independiente.

En contacto telefónico con El Observador, Damiani prefirió no profundizar en detalles y subrayó la importancia de transitar por un camino de tranquilidad y paz. “Aprendí que cuando en Peñarol hay problemas, los mismos se deben resolver puertas para adentro”, explicó el presidente, que luego agregó: “Hoy el club necesita que trabajemos, trabajemos y solo que trabajemos”.

Damiani se encuentra en San Pablo participando, junto al delegado Jorge Barrera, en un encuentro con otros clubes grandes del continente, en el que analizan la posibilidad de unificar fuerzas para generar mejores recursos para las instituciones y, entre otros asuntos, forzar que sean los clubes los que negocien los contratos de televisión, por ejemplo. Además de los aurinegros, se encuentra Nacional, representado por Eduardo Ache y José Fuentes.

Welker independiente
El vicepresidente de Peñarol expresó que se aparta del oficialismo y que procederá en forma independiente en el club.

En declaraciones a la radio AM 1010, expresó ayer de mañana que participó en “muchas votaciones por acuerdo político, pese a discrepar con algunas visiones”, y agregó: “Yo las acompañaba, y ahora al estar excluido del oficialismo, al que suponía que pertenecía, me considero absolutamente independiente y votaré de acuerdo a mi saber y entender”, agregó.
El malestar de Welker surgió luego de que el domingo, tras la derrota del sábado ante Rentistas y la polémica por las salidas de tres jugadores que fueron separados del plantel, Damiani organizó una reunión con dirigentes, el DT Diego Alonso y el gerente deportico Carlos Sánchez, y no invitó a su compañero de fórmula.

Welker señaló que durante mucho tiempo negó tener diferencias con Damiani porque consideraba que era lo mejor para Peñarol.

Pero agregó: “Cuando toman estado público en situaciones en la que el vicepresidente del club –en una reunión como la del otro día, para mí importante– no es citado y sale públicamente… A mí no me gusta que me manoseen y me gusta que me respeten, como yo respeto”.

“Desconozco realmente cuáles pueden ser aquellos hechos que hayan modificado a Juan Pedro”, dijo el vice mirasol. “Cuando me tuvo al lado en el peor momento, él me lo decía: ‘Es el peor momento de mi vida estando en Peñarol’, cuando era un caos verdadero lo que agarramos en Peñarol. Él me pidió la ayuda, estuve a muerte con él, lo acompañé, salíamos del estadio con Guardia Republicana porque nos querían pegar, no había un peso y hubo que poner mucho dinero, para mí fue muchísimo dinero”, comentó Welker.

“Sinceramente no comprendo las actitudes que ha tomado de mucho tiempo a esta parte y ayer (lunes) lamentablemente surge todo esto a la prensa”, agregó el dirigente.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios