Wanderers tiene un sueño

En seis minutos el bohemio sentenció el partido en el difícil complejo rentistas y alcanzó el primer lugar del torneo para ilusionar a su gente

La barra de Wanderers invade el camarín. Un abrazo, dos, decenas. La alegría desborda. El bombo empuja a cantar: “estuvimos en las malas y vamo a estar, no tengan duda....esta banda es diferente a las demás, no hay amargura....con los bombo y las banderas vamo a estar, mira que fiesta.....como siempre los vagabundos acá están de la cabezaaa......vamos el bohe....vamo vamo vamo vamos el bohe ..... vamo vamo vamo vamos el bohe....vamos el boheee”.

Acá está Wanderers, montado en esta ilusión que llevan a cuesta jugadores e hinchas.

Acá está Wanderers, marcando la cancha en la compleja cancha de Rentistas para decir presente en la pelea por el campeonato cuando el final está a la vista.

Como pocas veces en los últimos años, Wanderers tiene un sueño. Lo añora desde lo más profundo de su historia. Lo cristaliza desde el convencimiento de su entrenador Alfredo Arias, cultor de una forma de jugar que se respeta a límites extremos.

Lo visualiza desde el momento en que entró al Complejo Rentistas. Ahí, donde muchos mordieron el polvo de la derrota, el bohemio terminó saldando el triunfo en seis minutos.

Lo hizo desde la concentración de un grupo de jugadores jóvenes pero con las cuentas claras: “Como la cancha no favorecía mucho nuestro juego la idea era entrar concentrados a matar de entrada. Y fue lo que marcó la diferencia”, reveló el golero Federico Cristóforo.

Y el bohemio fue una tromba. A los cinco minutos Maximiliano Gómez perforó la barrera, el arco y el alma de Rentistas con un tiro libre que fue un misil que dejó sin reacción al golero Reyes, para poner el 1 a 0.

Movieron, la pelota fue dividida, y derivó a Martínez que le metió un pase largo a Sergio Blanco. Cuando los defensas del rojo despertaron, Blanco tocaba de cabeza por arriba del golero Reyes. Seis minutos y Wanderers ya ganaba 2 a 0.

El resultado le permitió manejar el trámite del juego. Si el equipo de Arias te saca la pelota, olvidate. No te la presta. Y fue lo que sucedió.

El bohemio, al margen de una jugada individual de Fernández que salvó Cristóforo, fue dueño y señor del primer tiempo.

El equipo del Prado tiene una particularidad: impone desde el medio. Guzmán Pereira y Santiago Martínez se reparten bien la tarea. Son líderes a la hora de presionar y recuperar la pelota. Entonces ese muro es difícil de superar. A partir de ahí construye. Juega con la soltura de sus volantes y el buen pie de todos sus hombres de ofensiva. Nadie revienta la pelota salvo casos extremos.

En el primer tiempo el bohemio contó con tres situaciones más como para terminar de sellar su triunfo, pero marró en la definición.

En el segundo se complicó.

El complemento fue diferente. Rentistas, con Rivero acusando problemas estomacales, se jugó a Maidana. Y Guillermo comenzó a complicar a la defensa bohemia que en muchas oportunidades perdió pie ante la insistencia de los rojos.

Rentistas, con más rebeldía que juego, empujó a los bohemios contra su arco encontrando facilidades por la zona izquierda de la defensa del visitante donde Maxi Olivera sufrió con el uno-dos que le hicieron Silva y Fernández. Cristóforo debió transformarse en figura salvando tres goles ante Maidana, pero Wanderers no perdió jamás la calma.

Y no deja de ser otra prueba de maduración. Los equipos también deben saber pasar por momentos complicados en un partido. Ahí debe aparecer el temple, la rebeldía para aguante el temporal.

A diferencia de campeonatos anteriores, esta temporada el bohemio encontró tranquilidad desde el arco. Cristóforo transmitió ayer sensación de invulnerabilidad. Atajó todo y salvó no menos de cuatro cara a cara con los delanteros rivales.

A los 24 minutos el equipo de Arias salió del ahogo al que lo sometió el rojo cuando Riolfo le metió una pelota profunda a Pastorini. El golero Reyes lo derribó y el penal lo facturó Blanco para terminar con el partido.

Rentistas encontró premio a su insistencia a dos minutos del final en un tiro de esquina que pudo conectar Cabaco.

El final encontró a los jugadores de Wanderers levantando los brazos en la mitad de la cancha de cara a su emocionada tribuna. El bohemio se puso la cabeza en la almohada como líder del Clausura. La gente fue a agradecer el gesto e invadió el vestuario.

Wanderers tiene un sueño. Lo traslada su gente desde la tribuna, lo alimenta el equipo desde el fútbol que practica en la cancha y lo anhelan todos desde lo más profundo de su historia.

Detalles

Rentistas 1 – Wanderers 3

Cancha: Complejo Rentistas

Juez: Roberto Silvera

Rentistas: Guillermo Reyes; Facundo Moreira, Erick Cabaco, Nicolás Barán, Sebastián Ramírez, Bruno Piñatares, Gonzalo Bazallo, Andrés Silva, Marcelo Fernández, David Terans y Octavio Rivero. DT Adolfo Barán

Wanderers: Federico Cristóforo; Mauricio Gómez, Gastón Bueno, Emiliano Díaz, Maximiliano Olivera, Guzmán Pereira, Santiago Martínez, Gastón Rodríguez, Matías Santos, Rodrigo Pastorini y Sergio Blanco. DT Alfredo Arias

Cambios en Rentistas: 30’ Guillermo Maidana x B. Piñatares, 73’ Miguel Mázquez x F. Moreira y 81’ Paulos Salas x O. Rivero

Cambios en Wanderers: 30’ Adrián Colombino x M. Santos, 54’ Diego Riolfo x G. Rodríguez y 70’ Kevin Ramírez x R. Pastorini

Goles: 5’ M. Gómez (W), 6’ S. Blanco (W), 69’ S. Blanco (W) de penal y 88’ Cabaco (R)


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios