Wanderers país

El bohemio venció 3-0 a Zamora y es el único equipo uruguayo que sigue en competencia

Misión cumplida. Wanderers le ganó 3-0 de visitante a Zamora de Venezuela y se clasificó a octavos de final de la Copa Libertadores. Los goles fueron convertidos por Matías Santos en el primer tiempo, Nicolás Albarracín y Gastón Rodríguez en el segundo.

El bohemio se clasificó como segundo del grupo 5 y tiene que esperar que terminen todos los grupos para saber cuál será su rival en la próxima fase.

Wanderers es el único conjunto uruguayo que sigue en competencia a nivel internacional. Nacional quedó eliminado en la primera fase por Palestino y a Danubio le falta participar en la última jornada del grupo 2, pero ya está afuera.

Si bien el bohemio le ganó con facilidad a un débil conjunto venezolano, tuvo que esperar a que terminara el encuentro entre Boca y Palestino en La Bombonera para festejar la clasificación. 

Al cabo del primer tiempo Wanderers ya estaba clasificando a octavos de final. Le ganaba 1 a0 a Zamora y Palestino empataba sin goles frente a Boca en La Bombonera.

Mientras Wanderers se jugaba la clasificación, Zamora lo hacía por orgullo. Último y sin ganar un solo partido, el conjunto venezolano quería retirarse de la Copa con una alegría.

Estos dos polos dentro de la cancha pronto se notaron en los movimientos de los futbolistas. Wanderers atacaba con muchos hombres, tal cual es la característica del técnico Alfredo Arias, y Zamora esperaba para contragolpear.

Pese a todo, le costó al bohemio encontrar el juego para aproximarse al arco de Ibarbo. En los primeros minutos eran intentos individuales de Albarracín, de Vergés y la pelea de Mascia contra los defensores.

Llegaba con gente al área, pero no resolvían bien o eran víctimas de la rudeza de los venezolanos. Esto generó contragolpes de los locales y la primera ocasión clara del partido por intermedio de Clarke, que le ganó a los defensores a toda velocidad y remató afuera.

Enseguida se lesionó Emiliano Díaz y Arias, que ya había tenido inconvenientes para armar el equipo, tuvo que hacer un cambio obligado: entró Colombino para jugar en el mediocampo y pasó Quagliotti al fondo.

Pero, la eficacia del bohemio fue letal. La primera vez que rompió el cerco defensivo marcó la apertura. Vergés recibió un pase largo en el área, la bajó maravillosamente con el empeine y se la dejó servida a Matías Santos en la boca del arco.

Corrían 33 minutos de juego y Wanderers se puso en ventaja. Antes de que terminara el primer tiempo se aproximó por segunda vez. Nuevamente Vergés recibió en el área y su remate fue desviado por Ibarbo.

En definitiva, durante los primeros 45 minutos, el del Prado llegó dos veces y anotó un gol.

La efectividad la mantuvo en el complemento, porque en las primeras de cambio llegó al segundo gol por intermedio de Albarracín.

La torpeza de Mascia para maniobrar en el uno contra uno le hizo perder una pelota en el área, pero el carisma que tuvo para seguir al rival hizo que la recuperara y le quedara a Martínez, quien envió un centro medido para el control y posterior remate de Albarracín.

A esa altura y con ese segundo gol, el partido ya estaba liquidado. Zamora no se presentaba como un rival a temer. Por algo terminó último, sin sumar un punto, con tres goles a favor y 21 en contra. La velocidad de Murillo complicó en alguna oportunidad, pero nada más.

Wanderers terminó a lo Wanderers. Tras una gran jugada entre Albarracín y Gastón Rodríguez, éste marcó el tercero y definitivo.

Pero tuvo que esperar hasta que terminara el encuentro en La Bombonera para saborear la clasificación. En realidad, cuando Boca marcó el gol sobre el final, los bohemios ya empezaron a festejar.

Wanderers es Uruguay. Sacó la cara por el país.


Populares de la sección

Comentarios