NBA

Wade lideró el triunfo de los Heat

El escolta fue la figura de los actuales bicampeones de liga en el triunfo ante Los Ángeles Clippers. También ganaron los Lakers

El escolta Dwyane Wade quiso por una noche ser la figura de los actuales bicampeones de liga y con su inspiración encestadora hizo posible que los Heat de Miami venciesen por 102-97 a Los Ángeles Clippers.

Wade lideró el ataque del equipo de Miami con 29 puntos (13-22, 0-1, 3-4), incluidos 11 en el cuarto periodo, que fue cuando los Heat aseguraron la victoria, tercera consecutiva que consiguen en lo que va de la nueva temporada.

El escolta estrella de los Heat también dio siete asistencias, capturó cuatro rebotes, recuperó tres balones, perdió cuatro, y puso un tapón.

El alero LeBron James esta vez no fue el líder encestador, pero cumplió con 18 puntos, seis asistencias, cinco rebotes, recuperó un balón y perdió cuatro.

Junto a Wade y James, otros tres jugadores tuvieron números de dos dígitos, con el ala-pívot Chris Bosh y el escolta reserva Ray Allen que aportaron 12 tantos cada uno y el ala-pívot Chris Andersen llegó a los 10 puntos.

Bosh jugó su primer partido con los Heat desde que su esposa dio a luz al comienzo de semana.

Como equipo los Heat (4-2) tuvieron un 54 (38-71) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 31 (5-16) de triples, comparados al 49 (36-73) y 33 (5-16), respectivamente, de los Clippers, que dominaron en el juego bajo los aros al capturar 38 rebotes por 30 de Miami.

Los Heat extendieron su marca de equipo de anotar al menos 100 puntos consecutivos en los seis primeros partidos de la nueva temporada.

El ala-pívot Blake Griffin fue el mejor jugador de los Clippers al conseguir un doble-doble de 27 puntos, 14 rebotes, dio dos asistencias y recuperó un balón, pero no pudo evitar que su equipo perdiese el segundo partido consecutivo en noche seguidas.

Griffin hizo un mate a falta de 31 segundos para que concluyese el tiempo reglamentario y colocó a los Clippers a sólo cuatro puntos de desventaja de los Heat (101-97).

Pero luego permitió que corriese el reloj 15 segundos sin que le hiciese falta a James cuando los Heat tuvieron la posesión del balón.

James fue a la línea de personal y anotó uno de los dos tiros para sentenciar el marcador final.

El escolta J.J.Redick anotó 15 puntos y fue el segundo máximo encestador de los Clippers, que tuvieron a cinco jugadores, incluidos cuatro titulares, con números de dos dígitos.

Jamal Crawford volvió a ser el sexto jugador de los Clippers al aportar 14 puntos, incluidos dos triples, mientras que el pívot DeAndre Jordan y el base Chris Paul anotaron 11 tantos cada uno.

Ambos jugadores también tuvieron un doble-doble con Jordan dominando en el juego bajo los aros al capturar 14 rebotes, incluidos 10 defensivos.

Mientras que Paul fue el líder en la dirección del juego al repartir 12 asistencias, capturó cinco rebotes, recuperó dos balones y perdió cinco.

Lakers por uno

El primer duelo de la era del pívot Dwight Howard con los Rockets de Houston y su exequipo de Los Ángeles Lakers dejó como gran protagonista al base Steve Blake que a falta de 1,3 segundos para que concluyese el tiempo reglamentario anotó el triple que le dio la victoria (98-99) a su equipo.

Antes de la canasta decisiva de Blake, que aportó 14 puntos, incluidos cuatro de seis triples, los Rockets tuvieron toda las opciones de conseguir la victoria, pero los fallos del escolta James Harden y la mala defensa que hicieron en la última jugada fue lo que les costó la derrota.

El base Patrick Beverley tuvo la última oportunidad de haber conseguido el triunfo para los Rockets, pero su intento de triple rebotó en el aro y los Lakers celebraron el triunfo como algo especial en el primer duelo contra el jugador que les rechazó el pasado verano para firmar por el equipo tejano.

Howard cumplió con un doble-doble de 15 puntos y 14 rebotes, incluidos 13 defensivos, pero volvió a fallar desde la línea de personal cuando los Rockets más necesitaron de sus puntos y el entrenador Mike D'Antoni, de los Lakers, conocedor de su deficiencia en esa faceta del juego, decidió la estrategia de provocarlas permanentemente.

El pívot estrella de los Rockets falló nada menos que 11 de 16 tiros de personal y ahí estuvo la clave principal de la derrota de su equipo, la segunda que sufren en lo que va de temporada.

Howard en los últimos 3,5 minutos del partido falló siete tiros de personal, que fueron los puntos que podrían haber sentenciado el marcador a favor de los Rockets.


Populares de la sección

Comentarios