Vuelve Tiger, vuelven los flashes

Después de su operación de espalda, el golfista más famoso del mundo disputará desde este jueves su primer Major de la temporada: el British Open

Vuelve Tiger Woods. Renace el golf. Este jueves comienza The Open Championship, el British Open, tercer Major de la temporada, y la presencia del estadounidense por primera vez en lo que va del año en esta clase de torneos determina que este deporte vuelva a estar en los primeros planos.

Sí. El Master de Augusta y el US Open pasaron casi desapercibidos sin la presencia de Tiger que en marzo fue sometido a una operación de espalda.

A los 38 años y ahora séptimo en el ranking mundial (hasta junio estuvo primero), el californiano sigue siendo un imán para las marcas, el público y la audiencia televisiva. Y eso que hace seis años que no gana un Major.

“Tiger Woods hizo del golf un deporte atractivo y no hay nadie, por ahora, que pueda reemplazarlo”, le dijo a BBC Jaz Athwal, el presidente de la Sociedad Asiática de Golf en Reino Unido.

¿Rory McIlroy? Es el novio de Caroline Wozniacky. Pero no es lo mismo. Tampoco el actual líder del ranking, Adam Scott.

Hasta el propio McIlroy lo reconoció el miércoles: “Es importante. Tiger Woods ha sido la cara visible de nuestro juego en los últimos 15 o 20 años, creo”,

BBC informó que, sin la presencia de Woods, el rating televisivo de los primeros Majors del año cayó considerablemente en comparación al año pasado.

En 2006, cuando Tiger ganó el British Open la friolera de 230 mil personas lo siguieron por los links de Royal Liverpool.

En ese mismo campo, también conocido como Hoylake, se jugará el torneo a partir de hoy. “Aquello fue hace ocho años, mi vida cambió desde entonces, evidentemente. Pero además es un recorrido de golf diferente al que había jugado en 2006”, declaró ayer Tiger en conferencia de prensa.

El estadounidense compartía la salida, prevista para este jueves a la hora 5.04 de Uruguay, con el argentino Ángel Cabrera y el sueco Henrik Stenson, número dos del ranking mundial y uno de los candidatos al título. El viernes lo hará a las 10.05.

Stenson aspira junto a Justin Rose, Bubba Watson y Jason Day intentar desplazar a Scott en la cima de la clasificación mundial.

Mientras, el estadounidense Phil Mickelson defenderá su título  alcanzado el año pasado en la sede de Muirfield en una temporada donde estuvo cerquita del US Open y donde también se quedó con el Open de Escocia.  

En su regreso a los links, Woods no superó el corte en el Quicken Loans National, torneo del PGA Tour disputado en Congressional.

Tiger fue sometido a una microdiscectomía lumbar una semana antes del Masters de Augusta, en abril, y había expresado que no sabía cuánto tiempo le tomaría recuperarse para volver a la actividad.

Un artículo de ESPN advirtió sobre el Tiger que se podrá ver en The Open: “Ahora tiene más cirugías (cinco) que chaquetas verdes (cuatro). Y en cuanto a todo lo que se dice respecto a que su swing es ligeramente más corto o sobre cualquier otro aspecto técnico de su juego, lo que no se puede pasar por alto es que ya no acierta tantos putts como lo hizo alguna vez. Nadie lo puede hacer por siempre”.

Y sin embargo, Tiger sigue siendo Tiger. A pesar de que la última vez que ganó un Major fue en el US Open de 2008.

Como si fuera poco el British Open es junto al Bridgestone Invitational y el Campeonato PGA una de las tres últimas instancias que tiene Woods para clasificarse a los playoffs de la Copa FedEx.

Él mismo se niega a afrontar el paso del tiempo: “Terminar primero. Esa es la meta”, dijo el miércoles.
 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios