Vuelta a la realidad: lo que le espera a Forlán en Uruguay

Zagueros con mala cara dispuestos a pegarle, vestuarios chicos y canchas en mal estado, el nuevo escenario del delantero

Diego viene a Uruguay. Cuando salga a la cancha por primera vez encontrará rivales dispuestos a sacarse una foto para el mejor de los recuerdos. Otros que lo tratarán como un duque por su condición de ídolo. La mayor parte de los jugadores andará detrás de él para cambiarle la camiseta.

Pero, por un instante, ¿se puso a pensar todo lo que espera a Forlán en las rudas canchas del fútbol uruguayo? En el particular mundo local de este deporte, pocas cosas son color de rosa y Diego será "sometido" a la extraña forma de vivir el fútbol que tienen los uruguayos.

No en vano, cambiará el confort de Old Trafford, en aquellos viejos tiempos de Manchester United, por la cancha de Cerro.

Estas son las realidades con las que se encontrará Forlán en Uruguay. Lo que te espera Diego...

Las canchas

Está claro que Diego tendrá un imán especial en Uruguay. Entonces vale preguntase cuál será el primer club que intentará por todos los medios llevarlo a su cancha. No es un detalle menor que el mejor jugador del Mundial de 2010 visite un escenario chico. ¿Qué clubes pueden llevar a los grandes a su cancha? Cerro, Danubio, Defensor Sporting, Wanderers y Liverpool, si se lo proponen.

Pero eso no es todo. El interior querrá vivir su fiesta. Así que vaya a saber a que pueblo tendrá que ir a jugar Forlán.

Así fue la despedida de Forlán


¿Y si llueve?

Supongamos que Diego llega a Uruguay, va a Los Aromos y, de cara a su primer entrenamiento, se encuentra con el viejo problema de siempre. Llueve en la capital y no hay cancha para entrenar. ¿Recuerda que protestaba cuando estaba en la selección y debían salir del Complejo obligado por esas circunstancias?

Concentraciones

Los entrenamientos pueden cambiar en algo con relación a lo que se hace en Europa, pero no marcarían la gran diferencia. Como dijo el propio entrenador de Peñarol, Pablo Bengoechea, "la diferencia ya no la hace el tema físico, sino la técnica". Pero a la hora de concentrar sí encontrará diferencias. Pasará de hoteles y lugares cinco estrellas a las "comodidades uruguayas".

Redes sociales

Otro detalle. Forlán es un adicto a las redes sociales. De hecho, hasta anunció hasta su casamiento por Twitter. En Peñarol son pocos los que utilizan esa vía de comunicación. Por estas horas el club anda desesperado aclarando que Marcelo Zalayeta no tiene cuenta en esa red social. Es cierto que los tiempos cambiaron, pero Peñarol tiene viejos aspectos de su vida que se conservan.

¿Y si le toca el Gladiador?

Diego se encontrará con un técnico mesurado a la hora de hablar, que prefiere el perfil bajo. Para Forlán no sería una personalidad desconocida. Fue conducido por Sir Alex Ferguson y el Maestro Tabárez, con estilos similares. Pero como todos los entrenadores, Bengoechea es rehén de los resultados. Supongamos que le va mal y la directiva decide el regreso de Julio Ribas. ¡Se imaginan a Diego con el Gladiador! O si le toca el carismático Carlitos Manta preguntándole cómo hizo con los nigerianos de Tacuarembó: "¿A quién querés más? ¡A mí o a tu novia! ¡Contestá, me tenés que querer a mí!".

La primer patada

Uruguay es el país de los vivos. Es común que los defensas hablen, provoquen, intenten sacar ventaja. Alguno tranca y mira con cara fea. Evidentemente que a la hora de marcarlo sería a muerte: no dispondría de la libertad que tuvo en otros mercados. En Uruguay, por ejemplo, existe la vieja viveza criolla. Meterle la pesada al delantero o pegarle una buena patada para amedrentarlo es un clásico. ¿Qué zaguero no quisiera entrar en la historia como el primero en pegarle a Forlán en la liga uruguaya?

La lagarta

Diego viene de jugar en canchas que poco menos que son mesas de billar porque reina el verde. La pelota le llegaba redondita. En Uruguay se encontrará con el eterno mal estado del campo de juego del Estadio Centenario, que cuando no es la lagarta (único país que sufre sus ataques), es la lluvia o la cantidad de partidos que soporta el césped. Ni se podrá imaginar si lo llevan al Tróccoli, donde la pelota no rueda, va saltando como un conejo.

Los vestuarios

Forlán se cambió en el Campo Nou, en el Calderón, en Old Trafford, donde tiene locker con su nombre, sus zapatos esperando y donde no falta absolutamente nada. Acá le tocará ducharse en canchas donde de pronto tendría que esperar a que se duche algún compañero, porque no alcanzan las duchas para todos.

La estrella

Empieza el partido. En España Forlán es goleador pero hay otras estrellas a las que mirar. Acá sería el centro de atención total. Deberá absorber toda la presión. Se sabe que Diego tuvo compañeros de primer nivel. Se sabe que en Uruguay hay determinado nivel futbolístico. ¿Cómo actuará al sumarse al medio?


Populares de la sección

Acerca del autor