Volvió a ser Aguada

En el segundo tiempo despertó García Morales, reaccionó el equipo rojiverde y ganó con autoridad a Defensor Sporting 69-61; la serie final quedó 2-1 para el aguatero

Al ritmo que estableció Leandro García Morales en la defensa y el sacrificio defensivo que realizó todo el equipo, Aguada despertó en el segundo tiempo y le ganó con autoridad a Defensor Sporting 69-61 la tercera final de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

Con el triunfo de anoche en el Palacio Peñarol, la serie quedó 2-1 a favor de los rojiverdes. La final se define al mejor de siete y el viernes juegan el cuarto partido.

Defensor Sporting hizo gala de su gran despliegue defensivo y de la regularidad de su producción, situación que le permitió manejar el movimiento del tanteador durante el primer tiempo, incluso en algunos pasajes con luz en el marcador. Porque los fusionados sabían a qué jugar.

Los rojiverdes anduvieron de a ratos y con esos arrebatos individuales (de Smith en el arranque, de Arbildi después) pelearon su posibilidad de mantenerse en partido, pero les costó una enormidad. Los fusionados abrieron brechas: 6-2, 17-11 y 35-30 en diferentes pasajes. Salvo en el cierre del segundo cuarto, el rojiverde siempre se acercó y pasó por única vez en ese lapso 21-19.

Los dirigidos por Jauri defendieron muy bien. Le rotaron la marcación a García Morales (empezó Baxely, siguió Cabot, continuó Álvarez y terminó Vázquez) y maniataron a un equipo rojiverde que no encontró soluciones ofensivas.

En el segundo cuarto, que se jugó a ritmo de doma, Defensor Sporting probó sorpresivamente con una defensa en zona 2-3 que le dio resultados porque los jugadores de Aguada tuvieron un porcentaje nefasto, pero no por la presión del rival porque siempre se enfrentaron al aro sin ningún tipo de resistencia. Eso sucedió durante 4’. Luego volvió al hombre.

Volvió Aguada
El tercer cuarto marcó la reacción de los rojiverdes, ya no solo porque despertó el ataque con dos triples de García Morales y uno de Diego González, sino porque la actitud defensiva de los rojiverdes fue diferente. Defensor Sporting logró la máxima en el partido (38-30), en el arranque de ese período y a los dirigidos por Espíndola le costó más de dos minutos llegar a su primera conversión, pero de allí en más, inició una remontada que fue decisiva. Igualó en 46 puntos y pasó 51-49 en el cierre mismo de ese período.

Aguada extendió su dominio en el último cuarto, porque García Morales mostró lo que mejor sabe hacer: tomar el protagonismo en ofensiva. Así, fueron entrando una a una las pelotas que establecieron diferencias que llegaron a ser de hasta siete puntos (56-49), cuando se jugaba dos minutos del último período.

García Morales aportó cinco puntos en el primer cuarto, ninguno en el segundo y el resto en el tercer y último cuarto para completar los 24.

Ofuscado, sin la calma, la concentración ni el orden que tuvo en las dos primeras finales, el fusionado sufrió ese último cuarto, terminó sin Baxley (que se fue por quinta) y le dio libertades en la defensa que Aguada supo aprovechar muy bien. Por esa razón se llevó un triunfo que lo acercó a su sueño de conquistar el título de la Liga Uruguaya. Sigue el viernes.

Estos son los detalles de la tercera final.


Populares de la sección

Comentarios