Volvió el tiqui-tiqui

Goleada. Con su fórmula y fiel a ella, Carrasco condujo a River a una victoria histórica ante Peñarol

Con tres puntas en gran nivel, un mediocampo mixto con buen pie y un golero en una noche brillante, el River Plate de Juan Ramón Carrasco selló un triunfo histórico al ganarle por 4-0 al Peñarol de Pablo Bengoeceha y Diego Forlán.

Siguiendo el trámite del partido, la victoria darsenera puede comenzar a analizarse por la seguridad que Nicola Pérez brindó en el arco de su equipo, ya desde el inicio del partido. A los cuatro minuto le atajó un cabezazo a Ifrán y luego le tapó un gran remate de larga distancia a Forlán, como para tomar confianza en lo que se cerraría con una actuación perfecta gracias a varias intervenciones buenas para poner un candado en su valla.

La zaga también tuvo una actuación correcta, con más énfasis en la marca y dejando la labor ofensiva para los volantes y delanteros. La salida de Flores, por lesión, y el ingreso de Kily González podía trastocar la línea final, pero el experimentado zaguero se afianzó bien junto a Agustín Ale.

El medio darsenero rayó en gran altura. Ángel Rodríguez fue el encargado de la marca y fue un pacman, por arriba y por abajo, al tiempo que Montelongo y Gorriarán tuvieron pista libre para proyectarse. El gol de la apertura lo fabricaron ellos: el Morro García se la pasó al campeón panamericano y éste, con un toque sutil de primera, habilitó al ex Peñarol, quien esquivó a Guruceaga y definió con el arco vacío.

El 1-0 dejó abierto el juego para la velocidad del ataque del equipo de Carrasco. Alaniz, rápido y uno de los mejores en el mano a mano en el medio local, y Santos, otro velocista con llegada al gol, comenzaron a hacer estragos, principalmente por el sector del brasileño Diogo, ante una zaga aurinegra demasiado lenta que hasta perdió en velocidad con el Morro García.

Y así llegaron los goles en el segundo tiempo. Peñarol se fue con todo arriba, River aguantó y llegaron los contragolpes. JR dejaba a sus dos puntas al acecho y de esa forma llegaron el 2-0 y el 3-0, ambos tantos con los mismos protagonistas para culminar luego de varios toques: primero Santos y luego Alaniz.

En el cierre, el puntero izquierdo volvió a enganchar, le hicieron penal y el Morro, que había pivoteado en ataque, tuvo su gol en el regreso del tiqui-tiqui.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios