Volvió el Cavani del sacrificio

El delantero jugó de lateral bis por delante de martín cáceres para dar una mano en mitad de cancha y atrás; cuando incursionó arriba, fue importante

El 12 de octubre de 2012 Uruguay visitaba a Argentina en Mendoza. Más allá de ser el clásico de selecciones más antiguo después de Inglaterra-Escocia, era un encuentro muy importante para ambos.

En esa ocasión, el Maestro Óscar Tabárez sorprendió con la inclusión de Edinson Cavani jugando prácticamente como un lateral bis apenas por delante de Martín Cáceres.

Es más: el planteamiento de Uruguay fue prácticamente igual al del jueves en la altura de Quito ante Ecuador. Aquella vez, la zaga fue casi la misma que la que entró en el Atahualpa con la única diferencia que aquella noche en lugar de Sebastián Coates jugó Diego Lugano. Además, en el medio también estuvieron el Tata González con Egidio Arévalo Ríos. Claro que esto sucedió en otros tantos partidos, pero no fue tan clara la posición de Cavani.

El delantero es uno de los futbolistas más completos tácticamente que tiene el técnico uruguayo y entonces así lo utiliza. Le saca provecho, como el jueves en Quito.

El jueves no tuvo aire para llegar a cerrar a Juan Carlos Paredes en la jugada del primer gol ecuatoriano, aunque quien se quedó más en esa jugada fue el Pelado Martín Cáceres de pobre partido.

"A nadie le gusta perder y cuando las circunstancias se dan como se dan, uno se va un poco enojado. Me molesta el hecho de que el árbitro haya dado nada más que 5 minutos de adición cuando el partido estuvo parado prácticamente eso cuando amonestó a dos de ellos y hubo varios cambios", indicó el delantero luego del encuentro.

Cavani cruzó muy poco la mitad de la cancha en la primera mitad. Se limitó a tratar de ayudar a Cáceres por el sector izquierdo y no pensó tanto en el arco de enfrente.

Cuando por fin pudo hacer las veces de delantero, se vio inconexo, casi se cae en una jugada en la cual prácticamente quedaba de cara al gol.

Claro, esas son cosas que al hincha uruguayo no le gustan y reprueban.

Lo que no ven es el sacrificio que hace este futbolista en la posición que juega, ya que no se mantiene estático ni mucho menos, sino que es de los que más corre y ayuda.

Cavani no tiene chapa con el hincha, esa llegada que puede tener el Cacha o que tenían, por ejemplo, Diego Lugano y el Ruso Pérez. A estos tres siempre se les aplaudió el aporte al colectivo por su tesón, su garra, sus ganas de marcar hasta con los dientes si es necesario. Algo así también pasa cuando juega Josema Giménez.

Pero cuando se trata de Cavani quien realiza ese esfuerzo, no se ve retribuido desde la tribuna o vinéndolo por TV.

Quizás no pasa por un tema de química, sino que la gente normalmente no repara en el ida y vuelta constante de un futbolista que es nacido para otra función, aunque sin embargo, sabe cumplir la otra.

"Cavani es el único delantero de todos los que tenemos en el plantel que puede cumplir una función que requiere el equipo", dijo Tabárez en 2012 cuando tenía entre otros a Diego Forlán, más allá de Luis Suárez.

El del jueves era un partido especial para el Matador porque volvía luego de su suspensión de dos encuentros por el incidente con Gonzalo Jara en la pasada Copa América.

Cavani volvió y Tabárez lo colocó allí. Regresó y el equipo en algunos pasajes jugó diferente a lo que lo había hecho en los dos compromisos anteriores en los que él no estuvo.

Por supuesto que por algo Ecuador es uno de los líderes de estas Eliminatorias sudamericanas y a muchos combinados los va a complicar. El rival también juega y el jueves eso quedó muy claro más allá de la altura.

Todos los uruguayos que seguramente se enojaron con él porque apenas apareció en ofensiva en el primer tiempo, gritaron con todo su gol para el empate tras un gran tiro libre de Nicolás Lodeiro que lo dejó solo ante el arquero Domínguez. Era su retorno soñado, con gol y todo. Pero el final del encuentro fue con derrota y todo cambió.

"El partido podía haber terminado de otra manera y terminar más felices, pero el gol no sirvió para ganar. Es un gol más que seguramente me da confianza porque nosotros los delanteros vivimos del gol y ojalá siga marcando", indicó el futbolista de Paris Saint-Germain quien el jueves llegó a 28 tantos con la celeste y ocupa el cuarto lugar con Ángel Romano, solo superado por Suárez, Forlán y Héctor Scarone.

Al final, le volvió a bajar los decibeles al tema Jara y Chile: "A Chile le quiero ganar porque siempre le queremos ganar a todos los equipos en las Eliminatorias. No hay otro significado que ese y el de defender nuestra camiseta".

Cavani no fue figura, pero el jueves volvió al sacrificio.


CORUJO ESTÁ HABILITADO PARA VOLVER

El volante Mathías Corujo cumplió el jueves ante Ecuador el partido de suspensión por lo que podrá estar a la orden en el trascendente partido del próximo martes a la hora 20 en el Estadio Centenario contra Chile por las Eliminatorias para Rusia 2018. El jugador de Universidad de Chile había recibido dos amarillas en los encuentros ante Bolivia y Colombia.