Volvió Danubio

La historia manda. El franjeado pasó del temor al descenso a la alegría del título

Danubio arrancó esta historia con una clara consigna: sumar para salvarse del descenso. El hecho es que la palabra descenso no figura en el diccionario de la franja. Y aquel camino que se inició a puro nervio y temor, terminó como manda la tradición: con el título de campeón.

El fútbol tiene tantas vueltas que hace dos semanas el técnico Leonardo Ramos se fue insultado de Jardines tras perder con Rentistas. ¿Cómo se explica entonces el campeonato?

Danubio llegó a la última fecha con una unidad menos que River Plate y Nacional, por lo que las opciones de título no dependían de sí mismo, pero fue campeón.

El Danubio de Ramos, comenzó en Melo su camino al título con un empate sin goles ante Cerro Largo. Luego llegaron cinco triunfos seguidos incluidos el 2-0 ante Nacional en Jardines, en la cuarta fecha y el 2-1 de atrás frente a Peñarol, en el Centenario, en la fecha siguiente.

En la novena fecha, perdió el invicto ante Wanderers, con quien cayó 1-0 en Jardines. Fue curiosamente en su escenario donde perdió los tres partidos del torneo: 1-0 ante Wanderers, 2-1 con River Plate y 3-0 frente a Rentistas en la antepenúltima fecha.

En total Danubio sumó 32 puntos en 45 posibles, con una efectivadad de 71%.

La franja logró su duodécimo campeonato: tres Uruguayos, tres Apertura, tres Clausura y un Clasificatorio, sumado a un Liguilla y un Competencia. l


Populares de la sección

Comentarios