Volvieron en un taxi aéreo

Los jugadores de la selección que actúan en equipos europeos pasaron el día en Montevideo e iniciaron el regreso a sus clubes a la hora 18.30 en un vuelo contratado

“Nos vemos en marzo”, le dice Sebastián Coates a El Observador, unos minutos después de ingresar a la sala vip del aeropuerto y cuando se apronta para iniciar el regreso a Inglaterra. “¡Otra vez Navidad en Liverpool!”, le expresa el periodista y Coates, resignado, baja la cabeza y afirma: “Sí, hasta marzo no vuelvo. Esta vez el tirón va a ser largo”, agrega.

Su compromiso con Liverpool inglés, el calendario sin pausas que propone el fútbol británico y las competenciones europeas, no le dan pausas y la única que tendrá será en noviembre para jugar por la selección en el amistoso previsto en Polonia ante los dueños de casa. Coates, Luis Suárez, Edinson Cavani y Maximiliano Pereira viajaron ayer junto a sus familias en un taxi aéreo desde Carrasco hasta Buenos Aires, donde tomaron el vuelo que les llevaría hoy a Inglaterra, Italia y Portugal.

Trasladarse a Buenos Aires en un vuelo privado les permitió disfrutar de un día en Montevideo, adonde llegaron ayer a la hora 5.30 después del partido ante Bolivia por las Eliminatorias.

La selección jugó el martes de noche en La Paz y dos horas después del partido estaba bajando a Santa Cruz. Allí cenaron y luego volvieron a abordar el mismo chárter que depositó a la delegación en Carrasco en la madrugada del miércoles.

Algunos jugadores partieron en la mañana, otros a primera hora de la tarde y los mencionados, en un taxi aéreo, a la hora 18.30, que les permitió permanecer 13 horas en Montevideo para compartir con sus familias y amigos hasta el próximo año, porque los calendarios europeos no le brindarán la oportunidad de regresar a Uruguay hasta marzo.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios