Vivir entre los búnkers y el paraíso

Ignacio Nicolini jugó en Vlorë, un lugar similar a Punta del Este, pero que también padeció la guerra
Se fue a Albania y los dos primeros meses estuvo solo hasta que llegó su esposa Jéssica. Fue a Vlore, una ciudad al sur de uno de los países que sufrió muy de cerca hace 25 años la guerra por la desintegración de Yugoslavia.

"Se trata de una ciudad parecida a Punta del Este de solo 50 mil habitantes, pero que recibe nada menos que 5 millones de turistas en verano, con playas hermosas que dan al Mar Adriático. Nosotros vivíamos enfrente al mar", recuerda Ignacio Nicolini para Referí.

Claro que en invierno no hay nadie y el frío se aguanta porque la mínima que sufrió fue de 2 grados. Pablo Lacoste, otro uruguayo, fue a jugar con él y compartínan las horas libres.

Ignacio se anima en la cocina y cuando no estuvo Jéssica, hacía de todo un poco: guisos de lentejas, churrascos de pollo, arroz, pasta y hasta bizcochuelo. "Hasta que vino la esposa, a Pablo lo salvaba yo", cuenta entre risas.

La guerra civil de aquella época, dejó sus huellas pese a que Albania no fue de las más perjudicadas.

"Hay búnkers en todos lados, hasta en la playa. Era impactante verlos. Además, hay construcciones rotas, balazos en las paredes de varias casas que aún hoy se pueden ver, camiones policías tirados en la calle. Eso hace que los albaneses sean desconfiados. Los mirabas y pensabas que te iban a matar con la mirada, pero cuando hablabas con ellos –en italiano, porque su idioma es imposible–, eran muy amables y hospitalarios", explica.

Los búnkers "son como un iglú de material con una ventanita y están situados en puntos estratégicos. Mi esposa y mi madre entraron a uno para ver cómo eran. Pero la verdad es que dan escalofríos".

Recuerda que un día iban a jugar a Puke y llegaron a una zona montañosa con el ómnibus. "Mirabas la curva y pasábamos justito. Había un precipicio y no existían barreras de protección. Yo tenía un susto bárbaro, pero por suerte, pudimos pasar".

Albania "es un país en el que se vive con muy poca plata. Con € 1.000 por mes, vivís con todos los gustos y podés ahorrar mucho más que en Italia".

En el club Flamurtari Vlorë que él jugaba, iba todo bien hasta el último partido. "Entró el presidente al vestuario y nos dijo a todos los jugadores que estábamos echados porque nos dejamos ganar. Yo no entendía nada. Algunos creyeron que nos hablaba de la licencia, pero no. Pasamos muy mal. Supuestamente, el alcalde de la ciudad les había dicho que le había llegado esa información. Era un disparate. Al final, nos despidieron a todos con una cena de gala, con toda la prensa, las cámaras y terminaron diciendo que éramos los mejores extranjeros. Una experiencia fea", recuerda.

Entonces pasó a defender a Monopoli de la Lega Pro de Italia, lo que sería la Serie C.

"Fue como cruzar el charco, porque estoy en Italia, y también en una ciudad turística que a su vez da al Adriático. El agua es turquesa. A diferencia de Albania, los comercios están abiertos todo el año", dice Nicolini.

Jugaron entre Navidad y Año Nuevo, el 29 de diciembre, con con su equipo.

El fin de año lo pasó con sus suegros en Roma. Fueron a pasear y cenaron en un restorán en el que se tuvo que poner con la cuenta. "Sí, no había otra", dice sonriendo. "Pero no se festeja como en Uruguay. Cenás, brindás y te vas. Las fiestas se viven de manera muy distinta".

Ignacio Nicolini

EL MIEDO AL ESTADO ISLÁMICO EN ROMA

El asombro por la Fontana di Trevi

Durante algunos días libres, fue a pasear con su esposa Jéssica a Roma y recorrió varios lugares icónicos de la capital italiana. "Estuvimos en el coliseo romano, en el Vaticano, en el panteón, en la Plaza España y en la Fontana di Trevi", recuerda Nicolini. De ese paseo, esta fuente referente de esa ciudad fue la que más le sorprendió. "Me llamó la atención por la arquitectura que tiene. Es impresionante", añadió el futbolista. Pero más allá de ello, lo que lo sorprendió fue el dispositivo de seguridad que vio en ese lugar. "Me dio miedo el hecho de ver militares por todos lados. Existe mucho temor por un atentado del Estado Islámico", dijo.


Populares de la sección

Acerca del autor