Visita de riesgo con cambios

Fossati trabajó en Los Aromos con varios equipos alternativos y la misión de rotar el plantel

El almanaque es, por estas horas, el peor enemigo que tiene Peñarol. Si bien el equipo está invicto desde el inicio de la temporada, tanto a nivel local como internacional, el rendimiento mostrado en los últimos partidos dista mucho de ser el del inicio, con un propuesta ofensiva que parece asimilada por los rivales y jugadores que están cansados producto de la seguidilla de partidos.

Con Damián Macaluso y Carlos Núñez ya descartados para el juego del sábado ante El Tanque Sisley en Florida, Fossati entrenó con el objetivo de encontrar un once de similares características, con una estructura de equipo compacto, rápido y agresivo –rasgos que el DT defiende a ultranza–, mirando de reojo el partido del miércoles 24 en el Pascual Guerrero ante Deportivo Cali por la Copa Sudamericana.

La premisa es clara: dosificar un plantel largo que hasta el momento solo fue un equipo corto en cuanto a los nombres que se repiten.

Es por eso que, pensando en el objetivo máximo de la Sudamericana, el estratega mirasol apostará a la rotación de algunos nombres en sectores críticos del campo de juego.

Desde la sanidad se le dio luz verde a Jonathan Rodríguez y Juan Manuel Olivera, ya recuperados de sus dolencias, y se observan los casos de Jorge Rodríguez y Sebastián Píriz, con sobrecargas musculares debido al trajín de competencia.

El juvenil superó la gastroenteritis que lo marginó del partido ante Deportivo Cali y ensayó con los suplentes, pasaje en mano rumbo a la titularidad.

Es por eso que la visita a Florida será de riesgo, con un equipo alternativo y pensando en la Copa Sudamericana como obsesión.

La apuesta es arriesgada, ya que de no sumar los tres puntos, el aurinegro podría perder terreno ante equipos sólidos en el inicio del Apertura como Nacional y Racing ganan sus respectivos encuentros.

En el último ensayo el estratega mirasol buscó un revulsivo con la inclusión de siete cambios sin modificar el sistema táctico.

Fossati alineó a Pablo Migliore en el arco, Gonzalo Viera, Emilio MacEachen y Darío Rodríguez en el fondo, Andrés Rodales, Sergio Orteman, Marcel Novick y Pablo Lima en la medular, Alejandro Silva –aunque se lo puede reservar para el partido del miércoles y optar por Hernán Novick–, Fabián Estoyanoff y Juan Manuel Olivera.

De estos once, el candidato a salir del equipo es Estoyanoff para darle ingreso a Jonathan Rodríguez.

Si se toma como referencia el último equipo titular, tendrán descanso Carlos Valdez, Sebastián Píriz, Jorge Rodríguez, Diogo Silvestre, Antonio Pacheco, Carlos Núñez y Marcelo Zalayeta.

Toda una aventura para un equipo que repitió su columna vertebral durante todos los partidos de la temporada, con rendimientos destacados, lo que llevó a Peñarol estar invicto.

De confirmarse, el planteo de Fossati tendrá una doble lectura. Por un lado la ambición que genera la Sudamericana y la necesidad imperiosa de dosificar la clase del plantel con mayor promedio de edad del fútbol doméstico y, por el otro, apelar a suplentes con poco ritmo de competencia y minutos para volver a ganar en una visita de riesgo.


Populares de la sección

Comentarios