Violentos incidentes en el derbi de Tel-Aviv

Una decena de detenidos fue el saldo de la trifulca luego de que varios hinchas saltaran al campo de juego

La policía israelí anunció este martes la detención una decena de seguidores por su implicación en los violentos incidentes ocurridos el lunes por la noche durante el derbi que enfrentó a los dos principales equipos de Tel-Aviv, Hapoel y Maccabi.

Esos incidentes aparecen este martes en todas las portadas de los medios israelíes y han conmocionado a la opinión pública del país.

Los incidentes comenzaron cuando un seguidor de Hapoel saltó a la cancha con el torno desnudo y agredió a Eran Zahavi, número 7 de Maccabi, quien se defendió vigorosamente antes de que interviniese la policía.

Los jugadores de los dos equipos comenzaron a golpearse, pero la situación quedó fuera de control cuando el árbitro expulsó a Zahavi, que trató de que todo su equipo abandonase el terreno de juego como gesto de solidaridad.

Cuando el jugador expulsado abandonó la cancha bajo una lluvia de objetos lanzados por los hinchas locales, fueron los seguidores de Maccabi los que saltaron al terreno de juego, lo que motivó la suspensión definitiva del partido.

"Diez personas sospechosas de haber tomado para el lunes por la noche en estos incidentes y de haber invadido la cancha para actos de violencia fueron detenidos y serán presentados el martes ante un juez para una eventual prolongación de su detención", informó a AFP la portavoz de la policía, Luba Samri.

Este episodio fue calificado como "una vergüenza" por varios periódicos israelíes, mientras que el Yedioth Ahronoth no dudó en afirmar que era "una jornada negra para el fútbol".

La Federación israelí debería reunirse esta semana para decidir posibles sanciones para ambos clubes, mientras que la ministra de justicia Tzipi Livni, anunció que los incidentes serán tratados como "un delito criminal" con "sanciones ejemplares".


Fuente: afp

Populares de la sección

Comentarios