Vieri: El goleador que cayó en desgracia y está en bancarrota

El italiano Christian Vieri, en su momento goleador del fútbol italiano y español, se declaró en bancarrota luego de que la empresa de su propiedad, BFC, perdiera U$S 16 millones

El ex Juventus, club con el que obtuvo la Copa Intercontinental en 1996, reconoció que su afición por la bebida, las mujeres y el póker acabaron con su fortuna.

Vieri, quien debutó en Torino y luego jugó en Pisa, Ravenna, Venecia, Atalanta, Juventus, Atlético de Madrid, Lazio, Inter de Milán, AC Milan, Monaco y Florentina, hizo público su deseo de convertirse en entrenador para volver al fútbol y poder resurgir económicamente.

La trayectoria del italiano estuvo marcada por los éxitos y los goles, ya que anotó, según FIFA, 236 goles en su carrera profesional y ganó dos ligas italianas, una Recopa, una Copa, una Supercopa y la Intercontinental con Juventus.

Vieri llegó a ser, en 1999, el futbolista mejor pago del mundo con un salario anual de U$S 6.664.000 en Inter de Milán, aparte de una bonificación especial de 1,4 millones. Además la marca Nike le abonó un millón más al año en concepto de patrocinio.

Dentro de sus propiedades, se encon traban un Ferrari 550 Maranello, un Volkswagen Maggiolone, un Mini Cooper y un BMW 523 Touring, sumado a varios apartamentos de lujos en Costa Azul, París, Milán y Prato, su ciudad natal. Aficionado a la comida, tuvo también dos restaurantes de prestigio en Sidney y una tienda de ropa en Madrid.

Vieri se retiró jugando para Botafogo de San Pablo, equipo que disputó el Campeonato Paulista. En 2010, su nombre sonó para reforzar a Peñarol lo que desencadenó un desencuentro mediático entre los directivos Edgar Welker y Sergio Perrone.

“Es real, fue ofrecido a Peñarol y existe la real posibilidad de que pueda venir. Lo estuvimos hablando, él está en Brasil. Se hizo algún contacto telefónico con algún amigo de él. Estamos viendo como está. Ya avanzamos un poco en las condiciones económicas. Es factible”, aseguró Perrone en diálogo con Sport 890.

Minutos más tarde, y a la misma emisora, Welker cerró: “No vamos a traer un jubilado para hacer marketing, porque Peñarol no lo necesita, Peñarol necesita ganar, y no estamos en condiciones de hacer esfuerzos con gente que ya está amortizada”.


Populares de la sección

Comentarios