"Vi un cambio de actitud"

El técnico aurinegro dijo que lo dejó tranquilo el desempeño del equipo y el vestuario después del empate

Jorge Goncálvez acudió a su primera conferencia de prensa pos partido como técnico del plantel principal de Peñarol y mostró, al menos públicamente, su conformidad con el equipo, porque dijo que notó un cambio de actitud en los jugadores: “Fue una lástima el empate porque el equipo tuvo velocidad, abrimos la cancha; no pudimos liquidarlos adentro del área. El Tony casi hizo el mejor gol del campeonato y en el segundo tiempo, una muy buena jugada le quedó a Aguiar solo abajo del arco y casi la saca del estadio, son cosas del fútbol. No hay que buscarle fantasmas a esto”.

¿Le faltó tiempo para trabajar? ¿Eso lo tiene en cuenta el hincha?
El hincha quiere resultados hoy. Es algo positivo el cero en el arco, muy positivo, para que agarre confianza la defensa y todo el equipo, después falta fineza. Uno se dio cuenta que algo falta porque cuando lo tuvimos para matar se la dejamos al de El Tanque. Hay que seguir trabajando, en líneas generales hubo un cambio actitud, muy bueno de los jugadores; me dejó tranquilo el vestuario y ya laburamos para el partido con Cerro.

La sensación general es que Peñarol jugó mal, ¿cuál es la suya?
La misma sensación. Jugar un buen partido es ganar. Y dejamos dos puntos.

¿Los nervios les jugaron una mala pasada?
No se si estaban nerviosos, si ansiosos. Es bravo cuando se va un entrenadores que hizo las cosas bien, un loco querido para el plantel, es un choque anímico para el equipo. Pero lo vi bien en las dos semanas que laburamos y hay que seguir encontrando el equipo. No me dejó disconforme ninguno de los equipos, ni el que empezó ni el que terminó.

¿Qué le dejó el saludo de la gente y por qué salió Pacheco?
La gente fue increíble, el agradecimiento total, eso se siente. Soy consciente que si no se gana te respetan pero a la larga van a pedir el cambio de entrenador. El cambio del Tony fue para buscar darle mas aire a Píriz que estaba haciendo un gran partido, ganando de arriba, sin desorden, pero llegó un momento que se desgastó y necesitaba compañía en la mitad. Por el lado derecho complicaban; tenía en mente otro cambio para el segundo tiempo, pero las dos amarillas por derecha me complicaron. No quería quedarme con 10 jugadores.

 

 

 


Populares de la sección

Comentarios