Vettel ganó tranquilidad

El piloto alemán, tri-campeón mundial, venció por primera vez en su casa y amplió su ventaja en el torneo.

La de ayer no fue una victoria más para Sebastian Vettel, actual campeón y claro dominador de las últimas tres temporadas. Llegaba a esta 9ª. fecha en el circuito alemán de Nürburgring con el estigma de no haber ganado en su casa y con la amenaza del español Fernando Alonso que le había recortado puntos importantes en el torneo. Tampoco fue una victoria cómoda ya que sobre el final debió sostener la presión que ejerció el Lotus de Kimi Raikkonen.

Dime con qué largas

La estrategia de neumáticos dominó la atención. Los primeros clasificados, el Mercedes de Hamilton, los Red Bull de Vettel y Webber, y el Lotus de Raikkonen largaban con el compuesto más blando, en tanto Massa y Alonso (Ferrari) habían optado por el más resistente. Pirelli anticipaba una duración de apenas 5 vueltas para los blandos (amarillos) en tanto estimaba que los medios (blancos) durarían unos 25 giros. 

Vettel y Webber se apoderaron de las primeras posiciones ni bien el semáforo de largada se apaga. Massa, que también había movido bien, se transformó en la primera baja de la carrera a poco del comienzo. Raikkonen y Grosjean se iban perfilando como protagonistas, con Alonso a menor ritmo.

Las preocupaciones que los equipos transmitían a sus pilotos pasaban nuevamente por mantener bajo control la temperatura de los neumáticos, especialmente Mercedes Benz, que veía como Lewis Hamilton se iba alejando de la punta.

Tras el incidente de Webber en boxes (se salió una rueda en boxes) Vettel, Grosjean, Raikkonen y Alonso se transformaban en favoritos, traspasando parte de la responsabilidad por el resultado final a sus equipos por la estrategia elegida y por la limpieza de las detenciones en boxes que aún restaban.

Emotivo final

Pero lo mejor estaba por venir. Grosjean primero y Raikkonen después -pusieron la cuota de emoción- y en aprietos a Sebastian Vettel, quien trataba de mantenerlos a más de 1 segundo de distancia para evitar que accionaran el DRS, el mecanismo que aplana el ala trasera del auto permitiendo mayor velocidad final. 

La tarea no era fácil para el campeón quien ahora calzaba el compuesto medio, en tanto Kimi Raikkonen -segundo tras que Grosjean le cediera a disgusto la posición- bajaba todos sus tiempos con el caucho más blando. Así se mantuvieron hasta la última curva, en final ajustado como esa diferencia de apenas un segundo lo atestigua. Alonso no pudo pelear el tercer escalón del podio, que fue finalmente para Grosjean de gran desempeño.

Párrafo aparte para Webber, que finalizó séptimo tras quedar relegado a la última posición por el incidente relatado, y para Jenson Button quien a puro tesón puso a un McLaren poco competitivo en la sexta posición detrás del Mercedes de Hamilton.En tres semanas el escenario será Hungría, y a pesar de que aún restan 10 fechas para el final del campeonato, Vettel se va perfilando como favorito para revalidar el título. Ayer se quitó un gran peso de encima y saldó su deuda con el público local. Una asignatura pendiente en el palmarés del joven alemán.

Resultado del Gran Premio de Alemania

Posición / Piloto / Equipo  

1. Vettel Red Bull-Renault 

2. Raikkonen Lotus-Renault  

3. Grosjean Lotus-Renault  

4. Alonso Ferrari  

5. Hamilton Mercedes  

6. Button McLaren-Mercedes  

7. Webber Red Bull-Renault 

8. Perez McLaren-Mercedes  

9. Rosberg Mercedes 

10. Hulkenberg Sauber-Ferrari 


Fuente: Rafael Fernández @rafauy

Populares de la sección

Comentarios