Vettel über alles

Con 25 años es el tricampeón más joven, sus colegas lo lograron con más de 30 años

La consagración de Sebastian Vettel como campeón de la Fórmula 1 en la temporada 2012 agiganta las marcas de precocidad. El rubio de Heppenheim logró su tercer título sucesivo, hito logrado únicamente por dos pilotos en más de seis décadas de historia de la F1: Juan Manuel Fangio, quien logró cuatro títulos sucesivos entre 1954 y 1957, y Michael Schumacher, que tiene cinco seguidos entre 2000 y 2004. La precocidad de Vettel, de 25 años, es tal que le permite estar por sobre todos  (über alles en alemán) los pilotos que lograron al menos tres títulos en la Fórmula 1, debido a que lo lograron con más de 30 años de edad.

En los comienzos de la Fórmula 1 en la década de 1950, el piloto argentino Juan Manuel Fangio logró cinco títulos de campeón del mundo, el primero en 1953 y los cuatro restantes en forma sucesiva entre 1954 y 1957. En tiempos de carreras extenuantes de duración superior a las tres horas y con más de 300 kilómetros, lo que ameritó inclusive a cambios de piloto, en un mismo coche, el piloto argentino logró ser tricampeón del mundo, en 1955 en su quinta temporada en la Fórmula 1 y con 44 años, un edad en la que por estos tiempos no hay ningún piloto activo (Schumacher tiene 43 años y se despidió de la categoría).

La marca de Fangio perduró en el tiempo por casi medio siglo, ya que en 2003, el alemán, Michael Schumacher, se transformó en el primer piloto en conseguir seis títulos mundiales, guarismo que incrementó el germano, cuando en 2004 logró el séptimo título, quinto en forma sucesiva, lo que le colocan al tope entre los pilotos más laureados. Para llegar al tricampeonato, el que logró en el año 2000 con Ferrari, Schumacher aguardó hasta lo que fue su décima temporada en la máxima y con 31 años de edad.

Brabham, Stewart y Lauda

Tras los éxitos de Fangio en la primera década de la F1 australiano Jack Brabham fue el primer piloto en adjudicarse tres títulos: 1959, 1960 y 1966, los dos primeros con Cooper y el tercero en la escudería de su propio nombre. Fue así que Jack logró a la madura edad de 40 años el tricampeonato mundial de la F1, en su duodécima temporada en la categoría.

El único piloto que, tras lograr el tercer título, se retiró fue Jackie Stewart. El escocés debutó en la F1 en 1965. En 1969 logró su primer cetro con Matra. Dos años después logro el bi, con los autos de Ken Tyrrell y en 1973 repitió el éxito, con la misma escudería. A Stewart le sentaron bien los años impares y tras el tricampeonato no compitió más. El tri le llegó a los 34 años, con 99 Grandes Premios disputados.

En 1984 se produjo la definición más ajustada en la historia de la Fórmula 1. En duelo entre ambos Mc Laren, Niki Lauda se quedó con el título mundial por medio punto de diferencia sobre Alain Prost. Fue el tercer título para el histórico Lauda de 35 años, que debutó en la F1 1971, que padeció un severísimo accidente que le ocasionó graves quemaduras (Nurburbring 1976) y estuvo dos años de ausencia en la máxima: en 1980 y 1981.

El pequeño francés

El francés Alain Prost fue el primer piloto francés campeón de la F1. Los galos fueron proveedores de un sinnúmero de grandes pilotos a la F1 y Prost fue el último eslabón de una larga cadena a los que el título mundial les fue esquivo. Lease: Trintignant, Cevert, Jabouille, Depailler, Arnoux, Pironi, Laffite, Tambay. Prost ganó con Mc Laren los títulos de 1985, 1986 y 1989. El tricampeonato lo festejó a los 34 años, con 153 Grandes Premios en sus alforjas y 10 temporadas en la máxima. Prost logró posteriormente su cuarto título, en 1993, a bordo de Williams.

Los brasileños

Nelson Piquet emuló los logros de Emerson Fittipaldi, primer brasileño campeón del mundo de la F1 (1972 y 1974). Piquet, que debutó en 1978, logró dos títulos en Brabaham en 1981 y 1983 y un tercero, en 1987, con Williams con 35 años  y una decena de temporadas piloteando autos de F1.

En 1984 un joven paulista de apellido Da Silva debutó en la F1 a bordo de un modesto Toleman. Ese año, en Mónaco, en una carrera que fue un diluvio, asistimos a la mejor demostración de conducción de un piloto bajo la lluvia. Con un auto muy difícil de gobernar, Ayrton Senna Da Silva, dio el máximo al motor Hart y llevó al Toleman, poco antes del ecuador de la carrera, al primer lugar en la competencia tras pasar al francés Alain Prost de Mc Laren, que solo vio un bólido que dejó una estela de agua. En la misma vuelta que Senna pasó a Prost, el comisario de la prueba el belga Jackie Ickx, decidió suspenderla, por la lluvia, por lo que se tomó el clasificador de la vuelta anterior y el ganador fue Prost. Esa demostración de Senna fue el comienzo de una brillante carrera. El paulista logró tres títulos, todos en Mc Laren en 1988, 1990 y 1991. Cuando el tri, Senna tenía 31 años y solo 8 temporadas en la máxima categoría del automovilismo mundial. En 1994, el año de su debut en Williams, falleció tras las lesiones sufridas en un accidente en el GP de San Marino en el circuito de Imola. La juventud de Vettel, su carácter, su buen manejo, hacen pensar en que su cosecha de títulos no se va a estancar en los tres ya logrados y que el joven teutón tiene en la mira rebasar los guarismos de Prost, Fangio y su compatriota Michael Schumacher.


Fuente: Gustavo Martin

Populares de la sección

Comentarios