Venía todo tan bien...

Liverpool perdió con Chelsea y quedó al alcance del City, Suárez volvió a meterse en líos al pelearse con un compañero, aunque recibió la alegría de ser nombrado el jugador de la temporada

El panorama hace una semana era ideal: Liverpool ganaba y gustaba. Suárez era el líder, goleador, pero también asistidor y encargado de sacarle lustre al juego de sus compañeros. Y el equipo de Anfield estaba apenas a pasitos de ser campeón, aprovechando que Chelsea y el City perdían puntos y encima Mourinho anunciaba suplentes para el duelo del fin de semana, ya que tenía la cabeza en la Champions.

No es que una semana después todo eso haya desaparecido, pero sí que la felicidad suele ser efímera. Entonces, lo que hace siete días parecía garantizado, ahora al menos se pone en duda: Liverpool perdió 2-0 con Chelsea, que se puso apenas a dos puntos, el City también le ganó 2-0 a Crystal Palace y quedó a tres con un partido menos. Suárez volvió a irse sin goles en un partido contra los candidatos –no sumó ninguno en la temporada contra los grandes–. Y encima tuvo que enfrentar otra vez a los medios ingleses, que destacaron una insólita pelea que mantuvo con el zaguero Skrtel, el sábado tras una discusión en un partido de fútbol tenis.

Al menos, Suárez se llevó una alegría en la tarde, cuando fue elegido como el mejor jugador de la temporada por la Asociación de jugadores ingleses.

Flojo partido
Suárez completó un discreto partido en la derrota del Liverpool en Anfield frente al Chelsea (0-2). El Pistolero, máximo realizador de la Premier League, eligió el día menos apropiado para no anotar, ya que, con la derrrota, los Reds dejaron de depender de sí mismos para conquistar el campeonato.

Chelsea derrotó a Liverpool con un gol del senegalés Demba Ba y otro del brasileño Willian, mermando opciones de los Reds en una liga que ya tocaban con la punta de los dedos. Un Liverpool nervioso al que le pudo la presión, vio cómo su capitán, el inglés Steven Gerrard perdía en defensa un balón que les costaría un gol, y cómo Suárez, futbolista más valioso de la temporada, con 30 goles anotados y multitud de asistencias, apenas creaba peligro.

Los mejores minutos del delantero coincidieron con el buen inicio del Liverpool. Suárez dio una buena asistencia en el primer cuarto de hora desperdiciada por el brasileño Philippe Coutinho. Ya en el tiempo añadido, antes del definitivo 0-2, tuvo en sus botas el empate con una potente volea a la salida de un córner, pero muy centrada, siendo despejada por el arquero australiano Mark Schwarzer.


Populares de la sección

Comentarios