Vayan preparando esa copa para Jano

Lesionado en la espalda desde el 31 de marzo, Alejandro Foglia volvió el sábado a Uruguay y es el principal candidato a ganar el premio al Mejor Deportista del Año que otorgará mañana el Comité Olímpico Uruguayo

En el período de los 12 últimos meses, Jano fue el deportista nacional más destacado. En los Juegos Olímpicos del año pasado –el evento deportivo más importante disputado en ese lapso– Foglia fue octavo en la clase laser standard de yachting obteniendo un diploma olímpico.

¿Qué ha sido de su vida desde entonces? En diciembre del año pasado realizó una travesía en su laser desde el Puerto de Buceo a Punta del Este, en 17 horas y 43 minutos.

Fue su despedida del laser ya que de cara a la campaña olímpica, el velerista ya había decidido pasarse a la clase finn.

Sus primeras pruebas las hizo en octubre, en Valencia. Jano retornó desde 2009 en Barcelona donde termina los estudios de Educación Física y trabaja dando clases de laser a un grupo de niños y adolescentes.

El 30 de enero cumplió 29 años. Desde entonces comenzó a percibir una beca mensual del COU de cara a Rio 2016.

DirecTV también se sumó a los apoyos de financiación de la campaña olímpica.

“Estos apoyos son muy importantes porque los materiales para el barco son más caros que en laser y a todos los torneos que vaya voy a tener que competir con mi barco y ahí los traslados se encarecen”, contó a El Observador

 En abril le llegó el barco nuevo, comprado por la Dirección Nacional de Deportes a un costo de € 20 mil. “Sirve para toda la campaña olímpica”, afirmó.

Una lesión complicada
El 31 de marzo, el día previo a disputar su primer torneo en la clase finn, en Palma de Mallorca, Foglia se lesionó en la espalda.

“En este barco las posturas son más complicados, es más pesado, y tuve que subir de peso. Pero todavía me faltaban kilos. Cuando llegué a tierra el dolor se intensificó y de noche no pude dormir. El alto rendimiento es así, siempre estás al borde exigiendo al físico para intentar ser competitivo”, dijo Foglia, quien el sábado de mañana retornó a Uruguay.

Pasará unos días con su familia y estará presente en la ceremonia del COU. “Calculo que puedo estar entre los nominados pero no sé quién va a ganar”, afirmó.

“Hace tres meses que la lesión me tiene parado, pero no tengo apuro, prefiero curarme bien y después retomar los entrenamientos”, agregó.

Foglia, quien pesaba 84 kilos cuando compitió en laser debe llegar a los 94 k para correr en finn. Cuando se lesionó aún no había llegado a los 90 k.

“El barco es bastante más duro que el laser y el peso es clave para poder navegar más cómodo y estar más parejo con toda la flota”, dijo Jano que por la lesión aún no pudo debutar en la clase. Por la misma razón cortó sus trabajos como entrenador.

Lo que viene
El próximo lunes 17 será un día muy importante en la vida de Foglia. “Si sale todo bien, doy mi último examen y me recibo tras empezar la carrera en el ISEF en 2004”, contó.

Si se convierte en profesor de Educación Física, en julio se mudará a Valencia, “donde hay un buen grupo de entrenamiento de esta clase”.

“Si logro recuperarme de la lesión tal vez pueda navegar a finales de julio en el Europeo en Alemania”, expresó.

“Si no, a fines de agosto está el Campeonato Mundial en Estonia y a mitad de setiembre un campeonato en Santander, en donde el año que viene se disputarán las primeras plazas para los Juegos Olímpicos”, agregó. Como siempre, Foglia tiene todo bien planificado. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios