Uruguayos por el sueño de ser profesional

Varios ciclistas cruzaron el Atlántico para probar suerte en España, en busca de un salto de calidad en el deporte del pedal

En busca del sueño de ser profesional, varios ciclistas uruguayos armaron el bolso y partieron en los últimos días rumbo a España para sumarse a equipos de ese país, tener su oportunidad de competir en ellos y mostrar su potencial.

Siguiendo los pasos de Fabricio Ferrari –quien desde hace años pedalea en "la madre patria"- y de Brian Carro, ambos uruguayos en el equipo Caja Rural-Seguros RGA, un grupo de ciclistas, cada uno por su parte, cruzó el Atlántico en busca de un salto de calidad.

"Me vine por mi sueño que es llegar a ser profesional. En Uruguay es difícil lograr eso", dijo desde Oviedo a Referí Anderson Maldonado, quien se incorporó al equipo Team Kuota - C. Paulino la semana pasada.

Su hermano Ignacio, también ciclista, ya había estado en ese equipo. Luego, comenzaron a seguir la carrera de Anderson y acordaron que viajara a España luego de la pasada Vuelta Ciclista.

"Hay mucha diferencia con Uruguay, no hay comparación", contó al ser consultado por sus primeras sensaciones en España. "El nivel es muy bueno aunque todavía no corrí, pero mis compañeros están muy fuertes. Yo creo que es por la calidad de los equipos, aquí es muy profesional todo, hasta el peor equipo es bueno y es también donde está el mejor ciclismo mundial", comentó Maldonado, quien en el último Tour de San Luis, Argentina, se destacó defendiendo a la selección uruguaya al subir elevaciones junto a profesionales de la talla del colombiano Nairo Quintana.

Como él, otros dos ciclistas jóvenes que ya se han destacado en el primer nivel uruguayo y en carreras internacionales de la región, también están en equipos españoles: Mauricio Moreira, quien pasó a Caja Rural, y Pablo Troncoso, quien se incorporó al Club Ciclista Campo Claro.

El primero de ellos, hijo del varias veces campeón Federico Moreira, es ganador de etapas en Rutas de América y destacado en contrarreloj. En España ya tuvo sus primeras carreras en el equipo amateur de los de Navarra.

En tanto, Troncoso estará tres meses a prueba en el equipo de Terragona para competir en las categorías élite-sub 23. En Uruguay, fue segundo mejor sub 23 en la pasada Vuelta y a los pocos días se destacó en la Vuelta de Rio Grande do Sul, Brasil.

"En principio son tres meses, si todo sale bien, volveré a venir por más tiempo y con una manutención del equipo de aquí", contó a Referí. "En Europa están la mayoría de los ciclistas profesionales y mi objetivo es llegar a serlo".

Juveniles también

Además de esos tres ciclistas que ya compitieron en la principal categoría de Uruguay, otros pedalistas aún más jóvenes, o juniors, como se los llama en España, también se animaron a probar suerte en ese país europeo.

Uno de ellos, Jean Pierre Bordenave, de 17 años, contó a Referí que le surgió la posibilidad de ir a probarse al Club Ciclista Tafalles de Navarra a través de un conocido, como a la mayoría de los que fueron a probar suerte. "El contrato es de tres meses, me vuelvo en julio pero es muy probable que vuelva el año que viene a competir profesional", indicó.

El juvenil señaló que en España "hay futuro". "En Uruguay no le dan importancia a los chicos, de 6 años a 17, solo miran a los grandes que son los élites y no dan posibilidad a renovar los ciclistas", expresó. "Acá en España la organización es excelente. En mi categoría corremos 100 ciclistas, a veces somos 170, y es mucha cantidad. Sinceramente acá le dan mucha más importancia al ciclismo en general", comentó el joven que, como la mayoría de los uruguayos, se fue solo a probar suerte, sin su familia.

Como él, hay otros dos jóvenes celestes haciendo sus primeras armas en Europa. Federico Laguna, quien compite en Club Ciclista Besaya-Bathco Team, de Cantabría, y Diego Jamen, en Club Ciclista Colloto de Asturias.

El presidente de la Federación Ciclista Uruguaya (FCU), Federico Moreira, varias veces campeón y con experiencia compitiendo en Europa, señaló a Referí que no le llama la atención la ida de ciclista sa probar suerte a España. "Se da que el ciclismo uruguayo está creciendo y quizás los ojeadores que llevan a argentinos y brasileños se dieron cuenta que acá también hay buen nivel", comentó.

"Lo que sí puede llamar la atención es que sean tan jóvenes", agregó Moreira, quien destacó que el ciclismo uruguayo debe "capitalizar" la experiencia que obtengan quienes van a Europa. "Afuera hay otros medios que acá no tenemos", sostuvo.

"Adaptarse al medio".

Por Federico Moreira, ex ciclista y presidente de la Federación Ciclista Uruguaya

"Lo fundamental para los ciclistas uruguayos que van a España es la adaptación a un medio profesional. El que vaya con humos en la cabeza lo bajan enseguida. Después, el tema del terreno y las elevaciones son cosas a las que se adaptan. Hay ciclistas que son mejores para subir y otros mejores para los embalajes. Pero en general, la adaptación es al nuevo medio al que van y no tanto al terreno. No van a triunfar de primera, tienen que ir y pagar derecho de piso de entrada. Les digo porque a mí también me tocó vivirlo cuando fui. Hay que ganarse el lugar, cocinarse, lavarse la ropa, cuidar la bicicleta".

Seis que buscan su sueño:

Anderson Maldonado

Ya tenía acordado su pasaje al Team Kuota-Construcciones Paulino y confirmó su buen nivel al trepar montañas en el Tour de San Luis, lo que llevó a que lo bautizaran como "el primer escalador uruguayo". Viajó a España tras ser figura del Club San Antonio de Florida.

Mauricio Moreira

Fue uno de los protagonistas de la pasada Rutas de América al ganar dos etapas seguidas defendiendo los colores del Club Ciclista Fénix. Ya corrió en Caja Rural de España, donde tendrá a los uruguayos Fabricio Ferrari y Brian Carro como compañeros, si bien él es juvenil.

Pablo Troncoso

"Venía hablando hace tiempo de buscar la posibilidad de salir al exterior y pude contactar con un equipo español gracias a un amigo de mi padre que estaba allí, y luego de enviar el currículum llegaron las buenas noticias", contó a Referí el exciclista del Club Progreso.

Jean Bordenave

"En Uruguay hay buen nivel pero es diferente el terreno, acá hay puertos (elevaciones) duros y largos, de 6km a 8km siempre cuesta arriba, por eso es muy distinto a Uruguay, son diferentes carreras", dijo a Referí.

Diego Jamen

El ciclista formado en las categorías juveniles del Club ciclista Fénix, quien llegó a integrar el primer equipo en 2015, se fue a provar suerte a Oviedo, más precisamente en el Club Ciclista Colloto

Federico Laguna

Con 17 años, en febrero viajó a España para sumarse al equipo Besaya-Bathco Team. Ya corrió su primera Vuelta junior en Asturias, "una experiencia que suma para aprender", según expresó en su Facebook.



Acerca del autor