Uruguay tendrá la delegación más grande en 64 años

Uruguay ya tiene asegurada la presencia de 129 deportistas para Toronto 2015, lo que conforma la representación más grande desde la primera edición del evento que fue en Buenos Aires en 1951

La 17ª edición de los Juegos Panamericanos están a la vuelta de la esquina y Uruguay marcará una fuerte presencia, la segunda más grande de su historia.

El evento multideportivo, que se llevará a cabo en la ciudad canadiense de Toronto entre el 10 y 26 de julio, ya tiene clasificados a 129 deportistas uruguayos.

Esa cifra supera los 123 competidores que participaron en Winnipeg 1999 y se transformará en la segunda delegación uruguaya más grande de la historia por detrás de la que participó en la primera edición del evento, Buenos Aires 1951, donde 188 deportistas representaron a Uruguay.

En los dos últimos eventos, Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011, Uruguay superó la centena de clasificados.

Lo curioso del caso es que con la delegación histórica más grande, en 1951, Uruguay no ganó una sola medalla, un hecho que solo se repitió en San Juan de Puerto Rico, en 1979, cuando asistió con apenas 19 atletas.

Los clasificados
Uruguay ya aseguró su presencia en 18 deportes: atletismo, beach volley, canotaje, ciclismo mountain bike, deportes ecuestres, fútbol, gimnasia, hándbol, hockey sobre césped, karate, levantamiento de pesas, natación, pentatlón moderno, remo, rugby, taekwondo, tiro y yachting.  

En Toronto se competirá en 36 deportes.

El deporte individual que tiene más clasificados es el atletismo donde ya clasificaron nueve atletas. En una misma prueba (10.000 m) hay tres deportistas con marca, los mellizos Cuestas y Pablo Gardiol, pero solo pueden competir dos atletas de la misma nacionalidad en una prueba. Además, se aspira clasificar, por lo menos, a un maratonista.

La nutrida delegación revela el éxito de un deporte que ha crecido exponencialmente en los últimos años.

En los Juegos Odesur de Santiago 2014, los atletas fueron los mejores en Uruguay, cosechando sus únicas tres medallas de oro (dos de Déborah Rodríguez y una de Andrés Silva).

También es muy destacable la buena cantidad de deportes colectivos en los que Uruguay tendrá presencia. En tal sentido, el hándbol fue el deporte que dio la nota al clasificar la semana pasada a sus dos selecciones en un mano a mano contra Estados Unidos.

Por el contrario, la presencia del fútbol tiene un dejo agridulce ya que se metió en Toronto como consuelo por no haber podido clasificar a los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el Sudamericano sub 20 disputado en Uruguay entre enero y febrero.

Las ausencias
Después de varios Panamericanos, Uruguay no tendrá presencia en básquetbol luego de la eliminación en el Sudamericano de Isla Margarita disputado el año pasado con el debut del argentino Adrián Capelli como entrenador.

Tampoco tendrá Uruguay representantes de ciclismo ya que al torneo clasificatorio se mandaron solamente ciclistas en pista, una modalidad en la que solo hubo siete competidores en el último torneo nacional.

Otra ausencia significativa será la de Alejandro Foglia, octavo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en clase laser standard de yachting. Posteriormente, Foglia se cambió a clase finn, una modalidad en la que no se compite en Juegos Panamericanos.

Dolores Moreira y Federico Yandian toman la posta en laser. Federico Rodríguez se quiere meter en sunfish.  

¿Qué chances existen?
Los objetivos de cada Juego Panamericano parten de lo que se hizo en la edición anterior. En Guadalajara 2011, Uruguay ganó tres medallas de plata (todas en pelota vasca) y dos de bronce (fútbol y clase snipe de yachting).

En esta edición no hay pelota vasca y el fútbol –tal como ocurrió hace cuatro años– es una incógnita porque se conformará una selección que no tendrá tiempo de trabajo previo en conjunto.

En snipe, una clase donde Uruguay es muy fuerte, no se buscó plaza el año pasado cuando la principal dupla, Pablo Defazio-Mariana Foglia, estaba compitiendo en clase Nacra 17 en busca de clasificar a Río 2016.  Eso reduce las chances de pelear por un podio. Algunos atletas (Silva, Rodríguez o Lasa) parecen ser los más fuertes. Pero un nivel de Panamericanos es elevadísimo en las pruebas de velocidad y saltos donde hay caribeños además de norteamericanos. El rugby peleará por una.

Para el hándbol y el hockey la parada también es muy complicada. En ambos deportes los campeones se clasifican a los Juegos Olímpicos.

En el resto de las disciplinas no hay figuras de peso que hagan presagiar medallas. Pero, como en toda actividad deportiva, la realidad se verá en la cancha. 

Los candidatos celestes
Atletismo
Andrés Silva disputará sus terceros Juegos Panamericanos precedido de un impresionante 2014 donde terminó octavo en el ranking mundial de 400 vallas. Déborah Rodríguez también tuvo un excelente 2014 con doble medalla de oro en los Odesur. Son los deportistas uruguayos más competitivos. Pero el nivel de competencia será de mundial.  

Hockey sobre césped
Solo se clasificó la selección femenina que viene en ascenso a nivel mundial. En los Panamericanos tendrá un grupo muy duro: Estados Unidos (vigente campeón), Chile y Cuba. Los dos primeros pasan a semis y solo el campeón clasifica a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Beach volley
Uruguay vuelve a tener asegurada su presencia con una dupla femenina y otra masculina en un deporte que viene en crecimiento y que acaba de clasificarse al Mundial. En Panamericanos nunca se pudo acceder a semifinales para pelear por un podio. ¿Se dará en Toronto?

Deportes ecuestres
Uruguay tendrá nutrida presencia con tres competidores en la prueba de saltos y cuatro en la prueba completa. En el primer grupo figuran Marcelo Chirico y Martín Rodríguez (foto) quien estuvo muy cerca de clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres en Guadalajara 2011.

Los que buscan su lugar en Toronto
Tenis de mesa
Tras disputar la semana pasada el Torneo Latinoamericano en Buenos Aires, Pía y Gonzalo Lorenzotti buscarán entre hoy y mañana su lugar en los Juegos Panamericanos. “Es complicado, pero se puede”, dijo Gonzalo a El Observador.

Seis disciplinas
Ya hay ocho nadadores con marcas B (la única que tiene marca A es Inés Remersaro en 200 m espalda) y hay tiempo hasta el 15 de abril para lograr guarismos clasificatorios. En el atletismo, los plazos son más largos para obtener marcas: 28 de junio. También falta que disputen sus torneos clasificatorios el boxeo, esgrima, golf, judo (foto), lucha y triatlón. En tenis, el ranking cierra el 1º de junio. Difícilmente concurra Pablo Cuevas, quien en julio debe defender importantes puntos en el ranking ATP.  


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios