Uruguay rota ante los australianos

Los Teros tendrán cinco cambios; mantener a los jugadores frescos es vital ante un equipo veloz y dinámico
El DT de Los Teros, Pablo Lemoine, apostó fuerte y realizó cinco cambios en el equipo de cara al segundo partido del Mundial, mañana a la hora 8 de Uruguay ante Australia, N° 2 del mundo y actual campeón del Rugby Championship, que disputa ante Nueva Zelanda, Sudáfrica y Argentina.
Los cambios más importantes están en la primera línea, donde el cuerpo técnico apela a dos de los jugadores más jóvenes: Germán Kessler (21) el benjamín del plantel como hooker, y Mateo Sanguinetti (23) como pilar abierto, en lugar de Carlos Arboleya (va al banco) y Alejo Corral, quien no fue incluido en la convocatoria.

"Germán fue uno de los mejores jugadores del Mundial juvenil 2014. Es joven pero muy fuerte, y tiene mucha actitud en la cancha. El equipo necesita jugadores jóvenes y ellos necesitan estar en el equipo. Germán es un competidor nato y estoy seguro que hará un gran partido", dijo ayer Pablo Lemoine en conferencia de prensa, cuando fue consultado por el hecho de incluir al jugador más joven de los 31 que están en Inglaterra.

"Los cinco cambios se deben a que confiamos en los 31 jugadores que tenemos en la lista. No se puede jugar un Mundial con 15, necesitamos rotación. Si no traeríamos 23", respondió Lemoine consultado sobre los cambios, que también abarcan el ingreso de Franco Lamanna por Jorge Zerbino, Juan De Freitas como ala por Alejandro Nieto (pasando Juan Gaminara como octavo) y Leandro Leivas como wing en lugar de Santiago Gibernau, luego de recuperarse de la lesión muscular que sufrió en el segundo partido de la gira ante Japón.

Ante todo, Lemoine apunta a prevenir antes que tener que curar: los partidos del Mundial requieren una exigencia física extrema, y si bien tras el partido con Gales no hubo grandes lesiones, sí varios jugadores quedaron desgastados, y las acumulaciones de golpes y cansancio se sentirán más a medida que avancen los partidos. La mejor muestra la dieron Japón y Georgia: a pesar de que tuvieron muchos menos días de descanso tras su primeros partidos (los nipones 4 y los georgianos 6) ambos cayeron con claridad en su segundo encuentro luego de haber ganado en el primero.

Además, el equipo de mañana es un XV pronto para correr. Australia es diferente a Gales, y si el Dragón optaba por ir al contacto y hacer un juego en el que Uruguay puede sentirse relativamente cómodo, Australia es todo dinámica, pases en el contacto y juego a las espaldas de los backs, por lo que se necesita tacklear igual (quizás sin errar tantos tackles como en el partido pasado, cuando el salto fue 110-20) pero correr y reposicionarse con mucha mayor velocidad y sobre todo, ser muy apegado al sistema, sabiendo que el mínimo desorden es una oportunidad para que los australianos encuentren los espacios que saben leer muy bien.

Australia también realizará muchos cambios, en su caso 14, luego de haber debutado recién el
miércoles cuando le ganó con claridad a Fiyi por 28-13, aunque no le alcanzó para bonificar.

Captains run
Los Teros realizaron ayer el reconocimiento de terreno del Estadio Vila Park, un escenario moderno y puesto a punto de forma impecable, aunque con una cancha notoriamente más chica que el Millennium, algo que sin dudas puede favorecer a Uruguay para evitar lo más posible esa velocidad y juego de toda la cancha de los australianos.

Tras la novedad y la carga emotiva del debut, ahora se da un escenario diferente, con un partido tanto o mas difícil. Los Teros vieron en el primer encuentro que pueden luchar en el uno a uno de igual a igual, y hasta que el saldo físico puede ser peor para el rival que para ellos. Y sobre todo, que no tienen presión negativa ni nada por perder, y sí muchísimo por demostrar si mantienen la actitud y la entrega que generó aplausos en todo el mundo. Pero ahora necesitan corregir los errores (el scrum, el maul, algunos reposicionamientos defensivos) como para seguir probándose a sí mismos y demostrar al mundo que el rugby uruguayo tiene cuerda para seguir creciendo.

Acerca del autor