Uruguay perdió ante México 2-1

El próximo sábado el equipo de Fabián Coito deberá enfrentarse a Mali

Con un gol en la hora, Uruguay perdió este miércoles 2-1 contra México en la segunda fecha del Grupo D del Mundial Sub 20 de Nueva Zelanada y ahora deberá ir en busca de un buen resultado ante Malí para avanzar a octavos de final.

El primer tanto del partido, para los aztecas, llegó en el segundo tiempo, en el minuto 70, con una jugada de Hirving Lozano, quien encontró la pelota tras una mala salida del zaguero uruguayo Mauricio Lemos.

Luego, a siete minutos del que terminara el tiempo reglamentario, el uruguayo Mathías Suárez puso el gol del empate en una jugada de pelota quieta, tras un rebote del golero mexicano.

Cuando parecía que Uruguay sacaba un empate, que era un buen resultado para el poco juego mostrado, llegó el segundo de México. A los 90+2, Erick Cabaco cometió una falta al borde del área, que le costó la segunda amarilla y su expulsión, y Kevin Gutiérrez logró anotar 2-1 con un golazo de tiro libre.

El próximo sábado el equipo de Fabián Coito deberá enfrentarse a Mali a la 01.00 de la madrugada de Uruguay.

"El resultado es negativo porque con el empate teníamos asegurado un punto y al final lo perdimos en una jugada puntual. Ahora tenemos que reponernos para nuestro siguiente juego contra Mali", comentó el entrenador uruguayo Fabián Coito.

Con este resultado, Uruguay, que ganó en el debut ante Serbia (1-0), y México suman tres unidades, al igual que Serbia y Mali, tras la victoria 2-0 de los europeos sobre los africanos en el cierre de la segunda fecha de la zona.

Después del triunfo de Uruguay ante los serbios y la derrota del Tri contra los malienses, la Celeste jugaba con una ventaja táctica ante los mexicanos, que estaban más necesitados de triunfo para volver a meterse en la pelea por la clasificación a octavos de final. Por eso, el partido tuvo un trámite que se mantuvo a lo largo de casi todo el encuentro, con los celestes presionando y mordiendo en todo el campo y a la espera de un error del tricampeón de la Concancaf, que dominó en posición de balón, pero su falta de ideas lo hizo chocar permanentemente contra la zaga uruguaya.


Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección